Pablo Alborán: ‘Quiero ser libre al igual que mis canciones’

 2313
Por Q junio 17, 2020  más artículos

 

Pablo Alborán 'ha salido del armario' y se ha convertido en el notición del día.

Porque seguimos siendo unos cotillas.

Porque 'qué fuerte, que Alborán es gay'.

Porque 'todos los guapos lo son'.

Porque 'tierra trágame, mi Alborán no' (como si fuera a ser tuyo alguna vez).

Y así muchos más porqués que nos hacen hablar sin parar de la intimidad sexual de un personaje famoso. Como si fuera todo un descubrimiento.

Porque ser gay es noticia.

Ser hetero no.

Es la norma, es lo que se espera de ti.

Y, claro, pues Alborán ha tenido que dar el paso y contarlo para poder caminar por la calle tranquilo con quien le dé la gana, para poder besar a un hombre en público, para poder amar sin atraer miradas confundidas (y cotillas).

Como si la sociedad tuviera que darle permiso.

Como si nos debiera algo por salirse de la norma.

Es una pena que estos temas sigan siendo noticia, pero es una alegría que Pablo se haya liberado al fin, que sea feliz, que haya dejado atrás los prejuicios de tener que callarse su condición sexual por vender más discos (porque 'está mal visto que un gay haga canciones dedicadas a mujeres', porque sus fans pierden la ilusión de llevárselo a la cama algún día).

Te amaremos siempre, Alborán, independientemente de con quién te acuestes o a quién ames.

Tú haces magia, haces arte.

Tú eres magia, eres arte.

Y así seguirá siendo.

Eso sí, el Orgullo ha ganado otro maravilloso embajador.

Y así lo ha dicho: “Quiero ser libre al igual que mis canciones. Espero ayudar a alguien en el camino".

 

 

Foto de portada: Pablo Alborán