María de OT no tiene la culpa de que su novio sea un impresentable

 2910
Por Q noviembre 29, 2018  más artículos

 

Anoche, día de Gala en Operación Triunfo, una edición que está pasando casi sin pena ni gloria (suele ocurrir después de una anterior tan potente), se vivió en plató un hecho memorable que hizo arder las redes. El novio de María Villar fue a verla en directo para desearle toda la suerte del mundo antes de conocer la fatídica noticia de su expulsión de la Academia. 

Su novio, Pablo Amores, al que no paran de subirle los seguidores gracias a la publicidad que le estamos haciendo los medios, apareció en plató al finalizar la actuación de María. El encuentro sorprendió por su efusividad, y generó un gran polémica por los comentarios de Pablo hacia María: "Lo que más echo de menos es su culo" y "lo primero que haremos será follar". 

Las redes se llenaron de valoraciones sobre si María, considerada una de las chicas más feministas de la Academia, merecía estos calificativos y si eran machistas. El día siguiente a su expulsión, la ya exconcursante de OT 2018 ha hablado con los medios para valorar su paso por el programa y cómo vivió ella este momento.

María Villar sobre su novio: "Es la persona menos machista que conozco"

Y si lo dice María, no dudamos de ello. Pero qué putada que anoche viésemos todo lo contrario. Y lo que parece indudable es que impresentable lo es un rato. Que el chico solo haga referencia a su físico ha molestado y, con razón, porque María es mucho más. Pero, si ella no quiere verlo, ¿quiénes somos el resto del mundo para hacerle ver la obviedad? 

"Que a mi novio le guste mi culo no me parece machista. Me parece guay, a mí me hace ilusión", ha afirmado María.

A mí me haría más ilusión que valorara otras muchas cosas, pero bueno, "pa" gustos, los colores. Al menos, el momentazo dejó grandes tuits para el recuerdo. 

Ahora, lo que está claro es que ni son formas de entrar en televisión ni pareció muy coherente lo que vivimos anoche en OT. Aunque, tampoco se puede pedir más donde no hay...

"A mí que le conozco, lo que pasó me pareció natural", ha añadido. 

María protagonizó otra polémica al negarse a interpretar una canción de Mecano en la que aparece la palabra "mariconez" y propuso cambiarla por el término "gilipollez" porque "yo no voy a decir la palabra mariconez porque es un insulto muy homófobo y nos han dicho que nos dejan que lo cambiemos y digamos gilipollez", a lo que Ana Torroja respondió en Twitter.

Estas palabras también se le han recordado a la triunfita más feminista. 

Tampoco hubiera pasado nada si le hubiera echado ovarios María y le hubiera cerrado el pico, porque ganas parece que no le faltaban. No tiene por qué tapar a un capullo integral y seguro la hubieran aplaudido, también, con razón.

Al final, la mierda va para María. Aunque, no debemos dejar de ver dónde está el problema. Ni más ni menos que en su novio. A ver si ahora que va a triunfar fuera de la Academia (le deseamos muchísimo éxito) se da cuenta y lo manda a paseo. 

 

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: OT18Gala10