El juguete para niñas que llega a España: fetos a los que mantener con vida

 1870
Por Editorial noviembre 3, 2018  más artículos

 

El nuevo juguete para niñas: fetos extraterrestres a los que adoptar... Sí, sí, hiper heavy e hiper real

Pero, ¿qué mierda es esto? Os preguntaréis. Nosotras seguimos en ese punto. Han causado furor en México y ahora en España lo anuncian en la tele con la intención de petarlo. ¿Nos estamos perdiendo algo?

Y, es que estos muñecos tan completitos con todas sus cositas y tan poco poco estereotipados (quien no lo vea ya es que está cegarruto perdido), vienen con su cordón umbilical y su incubadora, y todo, ¡oye! Y, para niñas, porque claro, quienes los adoptan son ellas. 

Estas horripilantes figuras infantiles tienen un sospechoso parecido con fetos o con células embrionarias, lo que ha generado una serie de comentarios y críticas más que evidentes.

De hecho, si indagas un poco más, los describen como neonatos, células embrionarias, cigotos, o fetos... Horror es poco. A lo mejor nos llevamos las manos a la cabeza por nada, pero puede que solo a nosotras nos parezca que, ¿es una forma de influenciar a las niñas para que no aborten? Ahí lo dejamos, y lo seguimos flipando... 

Amparo Serrano (Ciudad de México) es la fundadora de la empresa Distroller, encargada de manufacturar y distribuir la serie de muñecos Neonatos (que incluyen los modelos de Ksimeritos, Sigotos, Prematuros y Mikromeritos). 

La serie de juguetes Neonatos fue lanzada al mercado en 2012 y que estos figuran como los productos estrella de su firma. Sus declaraciones son tan escalofriantes como el vídeo de promoción en cuestión: “Los Neonatos son seres vivos que vienen de Neonatitlán, un planeta imaginario donde nacen estos personajes que están dispuestos a ser adoptados por los niños”“Se me ocurrió crearlos con el nombre de Neonatos porque cuando mis hijas eran pequeñas noté que les faltaba conciencia al tratar a sus mascotas y estas figuras buscan fomentar el cuidado a un ser vivo”.

Todo es muy perverso, desde los cuidados de estos juguetes anti aborto, por ejemplo: necesitan un compromiso tipo Tamagotchi: hay que alimentarlos, bañarlos, vacunarlos. Lo más “curioso” es que estos cigotos requieren, según la propia dinámica del juguete, unos cuidados similares al que necesita un feto para vivir en el útero y llegar a ser un bebé.

Tienen que ser alimentados por una sonda, llamada sin rodeos cordón umbilical, mientras permanecen en una incubadora antes de poder sacarlos de ahí. Lo más espeluznante es que también les llaman bebés, solo que a diferencia de otros juguetes parecidos como nenucos, estos cigotos-bebés no han nacido y además ¡ya tienen una identidad propia!

Con ello, además, están implementando en las nuevas generaciones el racismo y sexismo, pues los personajes ya tienen una vida marcada y sus descripciones son absurdas, intolerantes y sobre todo crueles. Como una historia de una reunión en la que los personajes de piel grisasea no eran bienvenidos. Cuando una niña vea esto es obvio que aprenderá que las personas con piel distinta a la suya pueden ser rechazadas...

¡PEDAZO DE EJEMPLO Y PEDAZO DE MIERDA DE JUGUETE!  

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Fuente: elpaís.com

Foto de portada: soycarmin.com