Se ‘invita’ a un profesor de la Universidad de Lleida a coger una excedencia por comentarios sexistas

 940
Por Editorial abril 16, 2019  más artículos

 

Un profesor del doble grado de Fisioterapia y Nutrición Humana y Dietética del campus de Igualada de la Universidad de Lleida ha dejado de dar clase después de recibir la UdL quejas de alumnas por comentarios sexistas. 

La Universidad de Lleida (UdL) "invitó" a un profesor del doble grado de Fisioterapia y Nutrición Humana y Dietética del campus de Igualada a tomarse una excedencia tras recibir a finales de enero quejas por escrito de alumnos por haber efectuado comentarios sexistas. La UdL asegura que le propuso que pidiera una excedencia o abriría un expediente, ante lo que la solicitó por cuatro años. 

Las estudiantes que han denunciado esta situación de sexismo están indignadas por las formas en las que la Universidad se lava las manos e intenta maquillar el hecho con un tirón de orejas al profesor que no podrá volver a ejercer hasta que pasen 4 años, que es el tiempo que tarda una promoción en salir al mundo laboral y abandonar las clases.

Si esta es la forma en la que se "solucionan" este tipo de comportamientos, no nos extraña que sigan dándose, pues ni los medios de comunicación se hacen eco de ello. Para que se frenen estas actuaciones que pueden llegar a más (y llegan en muchas ocasioes y en muchas otras universidades) deberían ser sancionados de forma más dura.

Pero, para colmo, dicho profesor ocupa el cargo más importante dentro del colegio de profesionales de Cataluña. 

 

En el caso de la Universidad, argumenta que optó el pasado viernes por que se marchara "un tiempo" para preservar el anonimato de las alumnas en lugar de investigar más a fondo e imponer mediante expediente la correspondiente falta grave o muy grave, que podría ir hasta a dos años de suspensión de empleo y sueldo. El vicerrector de Personal Académico, Carles Capdevila manifestó que "actitudes como estas no se pueden dejar pasar" y que "si volviera y se insinuara algo, no lo pensaríamos dos vecesy abriríamos expediente".
 
En el caso del docente, este asegura que en más de 25 años no ha tenido ninguna queja por lenguaje sexista.

 

Estas noticias tendrían que llegar a todo el mundo y hacer eco por el hecho de que es un tema muy grave. Y que el profesor sea un pez gordo o no, no debería ser motivo para "archivar" el caso y hacer oídos sordos. Con una "invitación" no se arreglan las cosas ni se acaba con el sexismo. 

 
 

 

Fuente: segre.com

Foto de portada: segre.com