El succionador de clítoris que te hará pasarlo pipa

 4351
Por FEM agosto 9, 2018  más artículos

 

Estas Navidades, mandé una carta a las Reinas Magas y parece que, con un poco de tardanza, pero el mensaje les ha llegado y, con él, una linda cajita de lxs chicxs de Disfrútalo. No era demasiado grande, pero el placer que trae en su interior no entraría ni en la caja más colosal que hayan inventado.

¿Que de qué os estoy hablando? Del nuevo Satisfyer Pro 2, el último grito en juguetes eróticos pensados para nosotras. Este succionador o masajeador de clítoris es lo más puntero y, si os soy sincera, mi juguete preferido de los probados hasta la fecha.

Recojamos en 4 puntos cómo disfrutar de este precioso juguetito y, si haces algo más para disfrutarlos que se nos haya olvidado, escríbenos en comentarios para que sigamos aprendiendo juntas.

1. Para llegar al momento de masturbarnos, nosotras pasamos por una fase totalmente distinta. Tenemos que enfrentarnos a la vergüenza que nos han enseñado a sentir si hablamos de sexo en femenino. Cada una debe hacerse cargo de encontrar ese punto de inflexión, esa motivación que diga “hasta aquí” al patriarcado para poder disfrutar de nuestra sexualidad con plenitud. Si ya te has decidido a disfrutar lejos de estereotipos, vamos a por el segundo paso. Si aún te da pudor, nos leemos más a menudo por aquí, escuchar otras voces hablando de lo que a ti te avergüenza hace que lo normalicemos. Sigamos.

2. Olvida todo lo que te hayan dicho, lo que hayas aprendido o leído, incluso este artículo después de acabarlo. Para disfrutar del succionador de clítoris busca un momento y lugar en el que te sientas cómoda, relajada, preocúpate por escuchar todo lo que tu cuerpo te va diciendo y que la prisa del día a día no venga a molestarte, porque, amiga, lo que estás a punto de sentir, va a hacer que creas que has ido a otro planeta y has vuelto. Puedes hacerlo en la bañera, en la cama o donde prefieras, lo importante es que puedas destensar el cuerpo y centrarte en experimentar. Sí, sí, he dicho en la bañera, porque el SatisfyerPro2 también es acuático.

 

3. Si la tensión se acumula, no te presiones. Estamos aquí para divertirnos, no para que esto sea una mala experiencia. Piensa también que nadie nace sabiendo y todo en esta vida es aprender. No eres tonta si no consigues llegar al orgasmo la primera vez que uses el succionador u otro juguete, también puede pasar que esa sensación no te sea agradable, ¡no pasa nada! ¿Te imaginas que a todas nos gustaran las mismas cosas? Con la masturbación pasa lo mismo, por esto es fundamental tener tiempo y ganas para conocerte a ti misma más allá de lo que te aconsejen.

4. Si ya tenemos momento y lugar, también hemos decidido el juguete que vamos a probar, o con el que vamos a repetir, ya solo nos queda el paso más importante, ¡quiérete y siéntete! Nadie podrá tocarte jamás como lo haces tú, si aprendes a hacértelo, nadie sabe mejor lo que quieres a cada instante, ese dicho manido de “si no te quieres tú, nadie te va a querer” no es tan dramático, pero sí que es fundamental tener curiosidad y amor por nosotras mismas.

Lxs chicxs de Disfrútalo quieren que disfrutéis tanto como yo y, para eso, nos han mandado este código de descuento “QFem10” para que lo apliquéis si pedís algo en su web (pincha aquí y comienza a descubrirlo).

 

 

Antes de irte, recuerda… ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: sociview.com