Si Ariana Grande lo dice, Dios puede ser lo que ella quiera

 1398
Por FEM julio 23, 2018  más artículos

 

La humanidad no deja de sorprenderme… El pasado 13 de julio, una de las voces más influyentes internacionalmente de los últimos tiempos, Ariana Grande, presentó la canción titulada God is a Woman (Dios es una mujer). Hasta aquí, nada raro, la sorpresa vino después.

Este pedazo de canción se presenta como el segundo single de su álbum “Sweetener” con un ritmo entre el hiphop, el RyB y el soul. En él, la artista se atreve incluso con el rap en algunas partes. Lo mejor del tema es el final, cuando Ariana impone su voz por encima de todo un coro góspel que repite al unísono You’ll believe God is a woman”.

Cargada de críticas contra la religión, llena de empoderamiento femenino, que pretende romper con el machismo de la sociedad, que rompe con los tabúes que se asocian a las mujeres con su sexualidad y que, además, da un golpe en la mesa sobre feminismo y sororidad, pues parece que no son temas tan importantes como que la cantante aparezca desnuda en alguna secuencia, según algunos de los medios más rancios de nuestro país.

Como bien se ha encargado de aclarar la cantante, “el sexo es empoderamiento sexual de la mujer y cómo las mujeres son literalmente todo y el universo está dentro de nosotros, tbh" es, por esto, por lo que la vemos en multitud de escenas haciendo referencia a esta temática: cuando se sube al mundo e introduce sus dedos en él o como cuando a mitad del videoclip se ve su figura enmarcada por dos piernas gigantes.

Muchos han sido los que han criticado duramente a la artista por tratar con frivolidad temas tan controvertidos como el sexo o la religión. Ante esto, la cantante decidió contestar a algunos de los mensajes de sus seguidores por Twitter: «el sexo es la fuente de toda la vida. El coño es un privilegio», comentó visiblemente orgullosa.

Uno de los momentazos indiscutible es en el que, citando un versículo de Ezequiel y haciendo un guiño a Pulp Fiction, vemos a Ariana vestida de guerrera con un mazo diciendo, en voz de la invitada especial, Madonna: “Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquellos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanas. Y tú sabrás que mi nombre es Jahvé cuando caiga mi venganza sobre ti”. Recita Madonna mientras Ariana lanza un mazo contra una cúpula de cristal, haciendo referencia a acabar con el techo de cristal.

El videoclip, que ya cuenta millones de reproducciones, resalta la idea de que la mujer es la autora de la creación. Por esa razón, el célebre fresco de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina aparece con un Dios negro y femenino, la propia cantante californiana.

Si la letra de la canción era de infarto, el videoclip no ha sido para menos. La artista se presentaba desde el principio como el centro de la Galaxia, donde con sus sexys movimientos hacen «temblar» al Universo. Ariana se da un baño de pintura, que muchos afirman que es una metáfora al útero de la mujer, creando la naturaleza.

Lo que mayor polémica ha creado han sido los momentos en los que la cantante aparecía modificando símbolos religiosos. Así, escenificó la silueta de una mujer dentro de la llama de una vela o su representación de la «creación de Adán», cambiándola al género femenino creando a Eva. Otra de las escenas más criticadas ha sido una en la que la artista aparece sentada en la cima del mundo moviendo un huracán y acariciando sensualmente la madre tierra proclamándose como «diosa de la fertilidad».

En el videoclip otro de los momentos claves de lucha del feminismo fue la escenificación de la artista sentada por encima de unos hombres diminutos la insultan pero a ella no le afecta y sigue cantando. 

  ElNews

Hay quienes afirman que con este tema Ariana ha confundido a muchos de sus seguidores, ella comenta que sabía que algunos no aprobarían sus intenciones artísticas con la canción: "Lo esperaba y, por supuesto, lo entiendo ... pero es arte. Está bien si no todo el mundo entiende lo que hice".

Quizás en otro tema puede haber confusión pero en este, está claro. Ariana Grande ha llegado para que sigamos con la revolución feminista.

 

 

Antes de irte, recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

 

 

Foto de portada: Ariana Grande