Justicia de juguete: Lo barato que sale cometer un crimen

 702
mayo 2, 2018

 

Algunos entendemos la justicia como ese ente integro, justo, intachable, proporcionado, exacto y recto por el cual las personas estamos protegidas del mal que acecha a nuestras vidas en acciones actuadas por algunas personas. Entendemos que ese poder está llevado por los jueces que son los que imparten sentencias sobre ese mal realizado y que, mediante las leyes, se le impone un castigo por unos hechos de no deben de ser impunes por su crueldad. Pero estamos viendo que esa justicia no esta siendo tan justa ni tan proporcionada como debe de ser. La ciudadanía se siente preocupada e indignada por resoluciones en las que el delincuente o criminal muchas veces se encuentra más amparado que la propia victima. El último caso controvertido ha sido el caso de "La Manada".

 
Un caso que está trascendiendo tras la sensibilización que se está produciendo en nuestro país por las continuas agresiones hacia las mujeres, la desigualdad de ambos sexos en la sociedad y, finalmente, con las situaciones de vejaciones, acoso y abusos sexuales que tienen que sufrir diariamente las mujeres. 
 
El 8 de Marzo fue un punto de inflexión para la sociedad, un punto en el que la voz de las mujeres no volverán a ser calladas por nada ni nadie, donde el miedo dará paso a la valentía y a la lucha por la igualdad de los derechos de las mujeres, donde no habrá temor a denunciar esas desagradables situaciones sufridas, para que ninguna más tenga que pasar por eso. Ese día provocó que este tema fuese asentándose con fuerza en la sociedad y en las mentes de cada uno de los ciudadanos y ciudadanas. Ese día ha provocado que hoy nos sintamos indignados con nuestra justicia, esa que a 5 violadores de una joven terminan con una pena por ABUSO en vez de por el término que debió de considerarse en un principio por los jueces, como una violación a una chica que fue forzada, amedrentada, vejada, maltratada y humillada sexualmente por 5 mostruos que se divertían con esa situación.
 
Una acción de esa índole, en la que 5 individuos violan a una chica de todas las maneras inimaginables, jactándose y grabando el momento, nunca debe de ser considerado un abuso, ni considerar que la víctima no presentaba en ningún momento señal alguna de rechazo o de forcejeo o tratar de impedir que fuese violada; cualquier persona ante esa situación queda atrapada en un estado de shock incapaz de poder enfrentarse o resistirse a ser violada, la incredulidad del momento, el miedo a sufrir más daño del que le estaban provocando o, simplemente, el imaginar que podría ser asesinada si se resistía, son razones de suficientemente peso como para entender que no pudo oponer en ningún momento un rechazo a tal acción.
 
La resolución de la condena nos deja una pena irrisoria de únicamente 9 años de prisión, unos años que no serán cumplidos íntegramente por parte de los violadores, porque la justicia los ampara, tienen más derechos que la propia víctima. Terminarán saliendo de la cárcel tras cumplir un porcentaje de la pena y por buen comportamiento, sin llegar a cumplirla en su totalidad. 
 
La justicia y las penas de cárcel deben de ser revisadas, actualizadas y modernizadas, además de imponer una proporcionalidad a estas dependiendo del delito realizado. La ciudadanía pide unas penas justas y que se cumplan hasta el último día de la condena. Un criminal no debe de tratarse como si fuese una víctima de la sociedad. Ellos son los que agreden la vida y tranquilidad de toda una ciudadanía que lo único que quieren es vivir sin miedo, con tranquilidad y disfrutando de sus vidas.
 
 
Una justicia de juguete, con jueces de mentira que sufrimos en nuestro país y donde cometer un crimen sale muy barato. Penas justas y proporcionadas, pacto de Estado en el tema de las violaciones y maltrato a las mujeres, cárceles reales y no creaciones de SPA para los encarcelados, una justicia digna para la seguridad de todos nosotros y nosotras, unos jueces dignos del poder que poseen.
 
 
Colaborador externo: @AlvaroCastroDesign 
 
 
Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
Foto de portada: @alvarocastrodesign