¿Cómo fue tu primera vez?

 1477
Por Editorial febrero 8, 2018  más artículos

 

La sexualidad femenina sigue siendo censurada y reprimida, por eso muchas de nosotras llegamos a las primeras experiencias sexuales más perdidas que el barco del arroz, inseguras y con un miedo atroz. Las más afortunadas cuentan con una hermana mayor o una amiga que les contarán su experiencia y puede que los nervios de esa primera vez sean más por la emoción que por no saber lo que nos espera. También se tiende a mitificar la primera vez como algo sagrado, como algo muy muy especial. Nada más lejos de la cruel realidad.

Desde QFem hemos querido preguntar a nuestras seguidoras de Instagram cómo fue esa primera vez en la que practicaron sexo. Aquí tenéis algunas de sus respuestas:  

 

  • "Tenía 18 años y conocí a un amigo de un amigo que me gustaba. Estando los cuatro tomando un café, dije que era virgen (porque no me avergonzaba) y me dijo él que no, que era imposible. Yo le pregunté que por qué y él me respondió vagamente que porque no lo parecía (típico). Hablamos durante un mes y algo y una noche me invitó a su casa a ver una peli. Yo fui y nos besamos; le daba muchas vueltas, no estaba nerviosa porque para mí la verdad que no era muy importante perderla, pero estaba tan harta de escuchar el comentario de ‘no pareces virgenmágica’ que al final lo hice. No fue especial ni nada, aunque tampoco quería que lo fuera porque la virginidad no sirve para nada. Pero me arrepiento de haberla perdido por la presión social de los comentarios de la gente".

 

  • "Estaba con un grupo de amigos y quedamos. Acabamos seis en la misma cama y dos mirando".

 

  • "Una basura, sangré como una loca y todo super frío y super incómodo, fatal. Ojalá ninguna pase por lo que pasé yo. Es muy importante que no tengáis presión ni por parte de vuestras amigas ni por parte de vuestra pareja".

 

  • "Me la imaginé en una cama, con el hombre que yo quisiera, pero fue en un monte, en un mirador del pueblo, borracha, sin acordarme de nada y un con hijoputa que ni siquiera conocía".

 

  • "La verdad que casi como todo el mundo: ‘mágica’, pero también me decían que ‘te va a doler’. Nunca supe qué pensar hasta que lo hice. La verdad es que no fue una grata experiencia, pues tuve mucha influencia por parte de la otra persona, me sentía presionada y ‘no la quería perder’, así que lo hice. No me gustó para nada, no lo disfruté y ni siquiera es lo que quería, aparte de que no tenía suficiente madurez mental como para sentirme segura conmigo misma. Fue un total desastre. Más adelante volví a darle una oportunidad al sexo y fue con una persona que quería y me sentía segurísima que quería hacerlo y también con mi cuerpo. Mi mayor consejo es: amigas, no hagan nada que no quieran con una persona que tampoco quieran. No se pierden nada. Nos meten mucho miedo desde niñas con que ‘te va a doler’ y muchas otras cosas. Creo que nunca nos informan bien o nos dan la seguridad para hablar de este tema; he visto que mis amigos han hablado con sus padres de sexo y no a las chicas con sus madres. Es como un tabú para las mujeres".

 

  • "La primera vez que mantienes relaciones sexuales y se lo cuentas a una amiga, una de las primeras preguntas que suele salir de su boca es: ‘¿cómo ha sido?’ Cuando me hicieron esa pregunta por primera vez tenía catorce años recién cumplidos y fue difícil de explicar. Para empezar, era demasiado joven o, al menos, para lo que la gente consideraba antes una edad normal para ‘perder la virginidad’ (lo entrecomillo porque oye, eso de la virginidad, ¿qué es? ¿La rotura del himen que puede suceder haciendo gimnasia, montando a caballo o cuando te pones un tampón? ¿Y eso de perder? ¿Acaso cuando una mujer decide empezar a mantener relaciones sexuales -repito, consentidas- no está ganando en vez de perdiendo?). Y, por otro lado, no estaba enamorada del chico con el que lo hice, sino que era un amigo o, más bien, un conocido con el que no seguí quedando (uf, ‘perder la virginidad’ con alguien que no es tu pareja ni tienes apenas relación… Prejuicios). No me malinterpretéis, no critico a quien decide esperar, pero ya que voy a contar mi historia sí quiero adelantar la reflexión: solo unx mismx puede decidir cuál es su momento adecuado y su persona adecuada para mantener relaciones sexuales por primera vez.
    He decidido
    ‘telegrafiar’ mi primera relación sexual que, para mí, empezó meses antes de suceder: 

Enero 2012: La persona a la que más he querido en mi vida me deja. En mi cumpleaños. Por no querer mantener relaciones sexuales. 

Febrero 2012: Solo quiero que vuelva. Volverá, no es la primera vez. Ni la segunda. Ojalá tampoco la tercera.

Marzo 2012: Sigue doliendo. Guardaba mi virginidad para el amor de mi vida. Se ha ido. Da igual con quien lo haga.

Abril 2012: Mensaje de tuenti de un conocido: ¿Te vienes a mi casa? Mmm, vale, nos echamos una play o algo No tengo play pero puedes venir…. Me depilo. Quizás hoy pasa. Me visto. No pienso. Llego a su casa. Con nervios. Expectante. Y pasa, follamos. Y me acaricia, me besa, me siento cuidada. Duele, no mucho, pero duele. Me pregunta si quiere que pare. Yo no quiero parar. Pero aún duele un poco. Me besa. Me tranquiliza. Seguimos. Él termina. Yo no. Da igual, estoy rendida. Me hace un colacao. Me fumo un cigarro. Me deja una sudadera. Me besa en la frente. Vuelvo a casa. Me tumbo en mi cama y pienso,creo que me han hecho el amor.

El amor está en el cuidado, en el respeto, en el cariño, en la paciencia… No, ese chico no estaba enamorado de mí y no, yo tampoco lo estaba de él pero, en ese momento, me estaba queriendo. Como dije antes, solo unx mismx puede decidir cuál es su momento adecuado y su persona adecuada para mantener relaciones sexuales por primera vez… Mi experiencia quizás no fue lo que se suele esperar de una primera vez pero, si yo volviera al pasado, elegiría esa primera vez de nuevo."

 

  • "Pues muy triste, una estaba tan preocupada de quitarse de encima esa primera vez, ese primer contacto con un pene... Hacer eso que solo había hablado de cómo debía ser con amigas o, incluso, viendo pelis porno por curiosear, que acabé pactando con un colega que también quería perder la virginidad ya para romper esa barrera y nos acostamos en casa de un amigo. Duró nada y menos, y sin ningún tipo de cariño, ni amor, tan técnico todo que años después viendo cualquier capítulo de ‘Masters of sex’, donde te monitorizan hasta las constantes, me sentía identificada, porque fue pim pam, himen roto y para casa, ni gustirrinín, ni nada de nada. Nunca más volvimos a hablarnos, ¿por qué? Pues casi 14 años después no lo sé."

 

  • "Sinceramente la primera vez fue horrible ya que sufrí abuso sexual por parte de mi padrastro a los 10 años, por lo que solo recuerdo que dolió aunque él nunca penetró su miembro dentro de mí. Sí llegó a tocarme y dolió, dolió durante semanas, meses y años. Sinceramente solo las personas más cercanas a mí lo saben, pero no quiero callar más. Después, cuando ya tuve mi primera pareja, fue algo vergonzoso pero bonito. Los dos éramos unos idiotas sin experiencia y fue como una escena cómica."

 

  • "Pues me imagino que como todas. Todas tus amigas han perdido la virginidad y todas dicen que es una pasada, te autoconvences y lo haces, y luego piensas…pues no era para tanto. A grandes rasgos, claro. Lo bueno del sexo se aprende con el tiempo."  

 

  • "Tenía 13 recién cumplidos y el chico me dijo que tenía 18 cuando verdaderamente tenía 21. Nos fuimos a la habitación de un hotel, pero yo sí estaba de acuerdo con hacerlo porque todas mis amigas lo habían hecho y me sentía atrasada y que iban a exiliarme del grupo. Es una estupidez pensar eso, pero tenía 13 años. No recuerdo mucho porque fue hace muchísimo tiempo, pero sí recuerdo que fue un poco agresivo y ya al terminar me dijo que me vistiera y fuimos a la piscina del hotel donde se encontraban todas mis amigas. No fue nada placentero, no lo disfruté, no me gustó en nada."

 

  • "Desastrosa y con 0 ganas. En definitiva, yo no estaba segura de querer."

 

  • "Fue un auténtico horror, ambos nerviosos. Estando yo abajo sin querer le di un rodillazo en la barbilla... Todo un caos, jajaja. Eso sí, me trató con muchísimo cariño y respeto. Se preocupó más porque disfrutara y me sintiera a gusto yo que él."

 

  • "Mi primera relación sexual fue en un sillón, cosa incómoda, y la verdad es que ni disfrute con él, fue algo espontáneo."

 

  • "Me obligaron a hacerlo y yo como una tonta me dejé."

 

  • "La verdad, esperaba algo más especial, pero fue con mi ex de aquel momento, y tuvimos que ser silenciosas porque su hermano llegó borracho de una fiesta y dormía en el pasillo, fuera de la habitación. Espantoso y gracioso."

 

  • "Mi primera relación sexual fue sumamente decidida por él. Yo no tuve un consentimiento propio, sino que me sentí con la obligación de tener relaciones porque éramos novios hacía cinco meses. Entonces pensé, llegué hasta aquí, no voy a ser histérica, me tengo que acostar con él. Resulta que por muchos años eso fue un trauma, tanto que durante cuatro años no pude mantener relaciones sexuales con penetración, ni imaginarlo, ni masturbarme. Espero que mi historia le haga ver a las chicas que por más que la persona con la que se vayan a la cama les exija o vosotras os sintáis con una obligación en el sexo no lo hagáis si no estáis seguras. El sexo no es obligatorio, el sexo es con consentimiento y se busca el placer."



Ya sabes que hay de todo en estas cosas, pero contarlo y hacerlo visible ayuda más de lo que creemos, tanto a desmitificar falsos mitos románticos como para aprender de los errores o aciertos de las demás.

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: pinterest