Las familias tóxicas generan problemas psicológicos en l@s niñ@s

 2496
Por Editorial enero 22, 2018  más artículos

 

Quizás eres de esas personas que se ven obligadas a luchar contra la "toxicidad" de su entorno familiar. Desafortunadamente, las familias son tóxicas con más frecuencia de lo que nos gustaría. A veces ni siquiera nos damos cuenta de que vivimos en una de estas familias.

Por supuesto, esta es una situación muy difícil pues no es fácil reconocer este tipo de comportamiento y en algunos casos ni siquiera podemos evitarlos. ¿Sabes que  las familias tóxicas pueden generar serios problemas psicológicos y complejos entre sus miembros, especialmente en lxs niñxs? La familia es muy importante, en ella lxs pequeños aprenden todo tipo de cosas, incluso cómo comunicarse con los demás y cómo enfrentarse al mundo.

 

 

Es lógico pensar que una familia tóxica se da dónde no hay equilibrio, ni estabilidad y no hay emociones saludables ni para lxs niñxs, ni para los adultos. Hay muchos tipos de familias, pero es solo en las familias tóxicas donde no se respeta la personalidad de lxs más pequeñxs. No se les escucha, ni se les atiende y mucho menos se preocupan por sus emociones. Estos son 4 puntos a tener en cuenta de una familia tóxica para que aprendas a reconocerla.

 

1. El efecto pigmalión y cómo se da en lxs niñxs

El efecto Pigmalión es el papel que lxs niñxs toman bajo la influencia de sus padres; es decir que todo lo que los padres desean o temen del niñx, lxs pequeñxs lo asumen como propio. Ejemplo, si no paras de decirle que es un vago el niñx asume que lo es. Por lo tanto, cualquier etiqueta que le demos al niñx constantemente puede afectar fuertemente a su desarrollo y su personalidad. Los padres, normalmente, no se dan cuenta de esto. No entienden que estas etiquetas son absorbidas y asumidas por lxs niñxs. En cierto sentido, contaminan y envenenan su comportamiento y su personalidad.

2. El amor no debe doler

Hay una frase que muchos padres y otros familiares suelen repetir a lxs niñxs "Nadie te querrá más que a nosotros". Como resultado, lxs niñxs, aunque no se sientan muy queridxs en su propia familia asumen que esto es a lo máximo a lo que aspiran y no ven motivo para quejarse al asumir que "lo hacen por mi bien". Nos sorprendería la cantidad de casos en que este rol es asumido por víctimas de abusos, de malos tratos, de insultos y humillaciones.

Debemos ser conscientes de que el amor familiar no es bueno por sí mismo sino que hay que analizarlo, como todo en esta vida, para asegurarnos de que tenemos un comportamiento bueno de verdad. Este pensamiento de "no me hacen daño porque son mi familia" puede llevarnos a situaciones realmente malas para nuestra salud mental y física.

 

 

3. Superprotección de los padres

El cuidado excesivo por parte del padre, la madre u otros familiares puede dar lugar a problemas tales como la dependencia emocional con la que lxs niñxs adultxs tendrán que luchar  después durante muchos años. Por esto es importante mantener un equilibrio en cuanto a su protección y no volvernos locxs por cualquier cosa que pueda sucederle.

¿Quieres que tu hijo crezca siendo tímidx e insegurx? Esto se produce por haber sido cuidado y protegido de más en la infancia. También crea serios problemas con las emociones, de los cuales no es tan fácil deshacerse en la edad adulta. Todo lo que vivimos de pequeñxs, deja su marca en la edad adulta.

4. Cuando los adultos le echan la culpa de sus problemas a lxs niñxs

¿Cuántas veces hemos visto cómo lxs niñxs se convierten en el eje de las discusiones de los padres? Ni siquiera pensamos en cómo les pueden afectar a ellos estas situaciones. Son multitud las familias que, a veces por falta de consciencia, vuelcan sus frustraciones en sus hijxs elevando la presión sobre ellxs de un modo innecesario. ¡Qué culpan tendrán lxs pequeñxs!

Este tipo de situaciones puede desembocar en depresión y obstaculizar su normal desarrollo causando dependencia emocional entre otros problemas psicológicos que condicionarán toda su vida 

 

¿Creciste en una familia tóxica? ¿Tienes algún problema relacionado con esto? No podemos elegir la familia que nos ha tocado pero debemos ser conscientes de qué tipo de personas nos rodeamos y ya no solo por nosotros si no por el bienestar de lxs niñxs.

 

 

 

Fuente: Steptohealth

Foto de portada: steptohealth