¿Hay machismo en la televisión?

 1629
Por Editorial enero 19, 2018  más artículos
 

Las cadenas televisivas relacionan cocina, limpieza y belleza con la mujer y deportes y ciencia con el hombre 

 
El machismo en la televisión es un tema de gran importancia, aunque no le damos el valor necesario. Hoy en día la televisión es nuestra principal herramienta de comunicación, la cual sirve para informarnos y entretenernos. A diario vemos noticias y también programas y series para pasar el rato. La mayoría de personas ignoran algo en este asunto, el contenido y los valores éticos que nos proporcionan.
 
Debemos informarnos y elegir qué vemos, ya que pasamos tantas horas delante de la pantalla, este es nuestro poder como consumidores. Hay una cosa de la que debemos darnos cuenta y es que los niños también son espectadores. Los niños son el futuro del mundo y de los mayores dependen qué van a aprender por los valores que están asumiendo a través de la televisión. Los dejamos ver cualquier cosa sin saber qué es lo que enseñan realmente, cuál es la moraleja que se esconde tras esos dibujos con colores tan llamativos y con voces tan atrayentes para ellxs.
 
 
Si nos ponemos a analizar el contenido detenidamente observamos que estamos equivocados si creemos que todo es maravilloso porque no todo lo que nos presentan en la televisión está bien. Porque los personajes de las series más populares dicen cantidad de comentarios, frases e insultos hacia quienes consideran "el sexo débil".
 
Los seres humanos nos acabamos acostumbrado a todo y llega un  punto en el que empezamos a verlo como algo normal, algo habitual y por supuesto que no lo es. Un claro ejemplo de machismo son los muchos programas de la cadena Mediaset, que consisten en encontrar el amor y dejan a la mujer como un simple objeto. Programas que siguen adolescentes haciéndolos pensar que el amor es tal y como se presenta, algo superficial.
 
En las series para los mas pequeños también vemos estereotipos manidos, siempre vemos que los fuertes, los héroes, los que tienen un buen trabajo son los chicos y las chicas son débiles, las que dependen de un héroe y visten de rosa dejando muchos estereotipos que aprenden sin que nadie los cuestione. Así es como se crece y se asume que esos comportamientos son los "buenos, normales y naturales".
 
 
No podemos olvidarnos de que esto no es exclusivo de los programas de televisión, también existe la publicidad machista que nos muestra como objeto sexual a la mujer, por ejemplo, en muchos anuncios de perfumes o cómo las mujeres se dedican a las tareas domésticas en exclusiva, entre otros muchos ejemplos.
 
Son las grandes empresas quienes llevan el control y siguen produciendo programas, películas y series para llegar al beneficio económico sin tener en cuenta la preocupación de que no podemos educar a las personas con esa ideología manida y que solo hace que la mitad de la población sea menospreciada. Se aprovechan de nuestra ignorancia para alimentar sus bolsillos, por eso debemos ser conscientes de nuestro poder como consumidores.
 
En pleno siglo XXI esto sigue pasando gracias a la sociedad machista en la que vivimos y que no se cuestiona que un mundo mejor es posible. Esto tiene que cambiar y nosotros dar el primer paso. Es un grave problema que hay que cambiar llevándolo al Parlamento como petición de que se erradique y educar a nuestros hijxs enseñándoles contenidos que planteen una visión real del mundo sin estereotipos y desigualdades sociales. Es una labor complicada que no todxs podrán asumir de primeras, pero que resultará en un mundo mejor para todxs.
                                                                                                                                          
                                                                                                                                                                                       Colaboradora QFem: @naataliadid
 
Foto de portada: LaSexta