Follodrama: La puerta de atrás

 5322
Por Nina diciembre 23, 2017  más artículos

 

¡Tema tabú! Si no estás dispuesta a salir de la jaula, NO SIGAS LEYENDO

 

Sí, el sexo anal sigue siendo un tabú en esta triste sociedad, tanto que no puedes hablarlo libremente (bueno, de este tema ni de muchos otros).

Tuve un novio al que le volvía loco la puerta de atrás, tenía auténtica fijación por ella, tanto que nunca pensé que pudiera gustarle a alguien más que a mí mi propio culo. Me decía que me acabaría dando por culo literalmente y que probase que me iba a gustar, y yo, que soy de experiencias fuertes, y cuando me dicen que no tengo huevos, los parto, fui al lío. Venga, a tirarme a la piscina sin tener ni puta idea dónde me iba a meter.

Que mira, que nos lo venden muy mal y vas con el miedo de que van a darte por detrás y que te va a doler (y duele, pero un poco al principio y si lo haces mal, que si lo haces bien y calmada, no pasa nada), a no ser que tu pareja sea un superdotado sexualmente hablando. Y dolió al principio, mis nervios no acompañaban, pero eso tiró para adentro y me terminó gustando. En mi opinión, el primero muy corto, porque al pobre lo tenía literalmente por las nubes.

Y ahí estoy yo, tumbada en la cama y cagándome en todo literalmente (después de que se te corran dentro del culo te da ganas de cagar y muchas, eso nadie te lo cuenta), pero quitando eso al final le terminé cogiendo el gustillo al asunto.

También puedes ser de las afortunadas a las que les flipa el sexo anal (existen, están ahí) desde el principio porque saben jugar y tener la líbido por las nubes todo el tiempo. Si consigues ese nivel de excitación, sí que te aseguro que no te dolerá y te molará mucho. Estas afortunadas, como te decía, no se van por patas al momento, pero eso sí, a la mañana siguiente tendrán festín.

Dicho así diréis, joder qué asco, ahora sí que no lo pruebo. Pues nada, chicas, peor para vosotras, pero de verdad que es un placer más con el que disfrutar con tu pareja y si lo haces con mucho amor es una experiencia casi única. Si te da por hacerte un mini tour por reuniones de tupper sex, verás que en todas te invitan a descubrir el consolador de tamaño “más pequeñito” que el famoso “rabbit” (dios cómo lo amo) que viene preparado para ayudarte a explorar tu maravilloso ano.

 

Así que NO OS ASUSTÉIS, que el sexo anal es un tipo de sexo más y mola, fuera tabúes, que la vida son dos días y están para disfrutarlos.

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!