Y mientras tomamos un té, que se caiga el mundo a nuestros pies

 2941
Por Q junio 20, 2018  más artículos

 

Así deben sentirse los líderes mundiales y los monarcas que van a demostrar las buenas relaciones internacionales a la vista de las cámaras. ¡Qué bonita sensación! Tiene que ser impresionante no tener humanidad ni empatía, ni nada de nada. Solo cuentas corrientes y poder entre manos para hacer y deshacer al antojo propio de cada uno y una. Pues, vemos que esto no es cuestión de género. Tanto ellas como ellos sonríen ante las cámaras impasibles ante la situación del mundo que gobiernan, sin escrúpulos, sin remordimientos...

Y, sí, justamente ahora, cuando el rey y la reina de nuestro país viajan a lucirse con un tirano americano, millonario y sin sangre en sus venas, que resulta que ahora, además, gobierna el país más poderoso del mundo. Sí, así nos encontramos, así que si resulta que te acabas de despertar de un coma y crees que estás en una escena de The Walking Dead, no creas que andas desencaminada del todo. Nada menos lejos de la realidad. Sí, esto parece humor, pero del malo, del que sale de las entrañas cuando compruebas que la población se indigna y, con razón, de las imágenes que salen a la luz, de las noticias que nos llegan, que no son todas las que deberían aparecer ante la opinión pública para darnos cuenta de una vez de lo podrido que anda todo. De hecho, se anda desviando la atención con que las imágenes son de años atrás. Hay vídeos, llantos de niños y niñas. De hoy, de ayer, de hace años, pues esto no es nuevo en el país de las oportunidades. Ahora es Trump quien tiene más claro que nunca que su política de inmigración está por encima de miles de vidas de niños y niñas, a los que separa de sus madres y padres y enjaula sin piedad. Sí, sí, el simpático millonario. El mismo. 

 

Hoy es el día del refugiado. Hoy, las redes han explotado. Han sacado la artillería pesada y se han echado encima de nuestra monarquía, con toda la razón del mundo, pues no nos están representando con frases grandilocuentes del tono "nos une el aprecio a la democracia que tenemos ambos". ¿Qué ambos, alma de cántaro? Felipe, por Dios, ¿te comparas con un personaje como Trump? ¿Estás ciego? ¿Tanto es el interés de quedar bien ante semejante violador de los derechos humanos? Las españolas y los españoles te lo están pidiendo. ¡DIGNIDAD Y HUMANIDAD!

Y si nos transportamos al Aquarius, sentimos profundo malestar pensando que hay personas tan injustas que hablan de lxs inmigrantes como si fuesen plagas. La ignorancia hace mucho daño, tanto para sí como para el mundo. Por el bien de todos, leamos, escuchemos y pensemos antes de opinar. Empaticemos y dejemos de creernos el puto ombligo del mundo. Allá fuera, no todo es tan bonito como lo pintan y, un día, no tan lejano si no espabilamos, podemos ser nosotrxs quienes tengamos que suplicar ayuda. 

Si la monarquía no está a la altura, como puede comprobarse, si Trump se cree Dios para salirse de la Onu, si los políticxs no atienden a la indignación latente de toda una sociedad, deberemos GRITAR más FUERTE hasta que nos oigan. Apúntatelo, Felipe, ¡DIGNIDAD Y HUMANIDAD!

El único delito de estos niños y niñas es que sus padres creyeron en la campaña del Capitalismo del "Sueño americano". Es por ello que ahora viven en un campo de concentración separados de sus padres en una pesadilla "estadounidense" donde ser latinoamericanos o negro es un delito. 

 

Pero, no, es mejor obviar la realidad, que no nos importe, que no nos salpique y nos entretenemos en criticar el modelito de ellas y en convertir en trending topic sus gestos y ademanes ante tan catastrófica situación. No son ellas las responsables, son unos eslabones más dentro del lamentable juego de la corrupción política y la impunidad moral. Bonitos floreros, tristemente, es lo que son. Una con la cara de pocos amigos porque sabe el capullo que tiene al lado y debe joderse con esa carga (o no, podría mandarlo a la mierda, pero...) y, la otra, una mujer comprometida, periodista, inteligente (la teníamos por todo esto) haciendo oídos sordos y posando feliz para demostrar que todo en la maravillosa Casa Real marcha bien.

 

Sí, sí, todo va a salir bien. ¡Enhorabuena por la gestión! Ya nos seguimos muriendo el resto. Si total...

 

 

Foto de portada: Twitter