Creadores de Sisterhood-the game: ‘El enemigo a vencer en este juego es el patriarcado’

 6023
Por Nieve Cruda noviembre 24, 2017  más artículos

 

Buceando por las redes en busca de hacer lista de regalos para esta navidad, llegaba a la conclusión de lo difícil que es encontrar juegos donde se haga una función pedagógica hacia el público mediano relacionado con la igualdad. De pronto me topé con una idea revolucionaria y diferente. Contenía todo lo que estaba buscando para poder ayudar a mi hijo a aprender sobre las grandes mujeres de la historia y que han significado el avance a todos los niveles en nuestra sociedad.

El juego da una fuerte patada a los libros de historia que invisibilizan a nuestro género y que ocasionan preguntas tan horrendas como… pero, ¿las mujeres no han inventado nada? o ¿no han colaborado en el progreso humano?

Esta maravilla se llama Sisterhood-The Game, un juego de cartas ilustradas creado por la maestría y la chispa creativa del estudio de animación Barcelonés Bear & Cactus.

Además de ser estudio de animación e ilustración también son madre y padre y entendieron muy bien el concepto de jugar y divertirse para consolidar el interés y el conocimiento.

Como bien dice la palabra, el juego consiste en realizar hermandades de mujeres. Divididas en sectores dependiendo su aportación a la historia. Mujeres relevantes del arte, deporte, la ciencia, la tecnología. Y entre todas las hermandades vencer al malo, que como no, es el patriarcado. Las acciones de las cartas están relacionadas con las acciones de la vida, realizar encuentros feministas, mejoras laborales y ser más listas que el patriarcado que como no, te puede hacer la jugarreta y causar boicots en tus hermandades. Las partidas duran un máximo de 15 minutos haciendo del juego una actividad dinámica y divertida.

 

Detrás de Bear&Cactus están Lilith Monzoncillo y Daniel Buendía. Hemos hablado con ellos para que nos contasen cómo surge la idea y los entresijos de poner en marcha una iniciativa como esta.

 

  • ¿Por qué decidís crear un juego de este tipo y cómo surge la idea?

LyD: Desde que tuvimos un hijo que empezó a celebrar su cumpleaños y el de sus compis de clase y tuvimos que buscar regalos para niños y niñas. Nos encontramos con que hay muy poca variedad de juguetes para niñas que no estén sexualizados y muy pocos referentes femeninos. Así que empezamos a pensar en crear algún juego con el que educar a los niños, pero por conversaciones con amigos y por nuestra propia experiencia nos dimos cuenta de que, en realidad, no hay referentes femeninos en general para nadie. Que si pensábamos en líderes o profesionales de un sector o personas importantes en la historia nos salían mil nombres de hombre y de mujeres no llegaban a 10 y haciendo un gran esfuerzo. Así que decidimos que lo mejor era hacer un juego que no solo fuera para niños. Elegimos el formato de las cartas porque en nuestros viajes siempre llevamos cartas, son cómodas y fáciles de transportar. De ahí nació la idea de hacer un juego dinámico, que no durase más de 15/20 minutos una partida, para poder jugar en el aeropuerto mientras esperas embarcar, en la cola de un museo, incluso con unos amigos en casa mientras te tomas "la última". Que en cualquier momento "muerto" tengas la excusa para sacar las cartas y aprender jugando de grandes mujeres que el patriarcado ha borrado de la historia. El juego "Feminismos reunidos" nos animó mucho a llevar a cabo la iniciativa de "Sisterhood - the game". Sangre Fucsia hizo un trabajo teórico fantástico y nosotros en cambio hemos querido hacer un juego totalmente contrario, complementario seguramente. Faltan muchos juegos feministas en nuestras mesas, así que ¡cuantos más mejor!

  • ¿Qué aportación pedagógica creéis que puede tener este juego frente a otros?

LyD: "Sisterhood - The Game" te enseña nombres de mujeres importantes y por qué deben ser destacadas en su disciplina. Te enseña el valor de la sororidad y el trabajo en equipo para combatir la carta "machismo" que puede hacer finalizar la partida si todas las jugadoras no se unen para vencerlo. Te enseña que a veces hay que arriesgarse para ganar a pesar de que haya seguro una consecuencia negativa. Te hace aprender a negociar, pero de forma que sea un win win para todas las jugadoras de la mesa. Te enseña a crear una estrategia.

 

  • ¿Cómo se dinamiza el juego?

LyD: El juego consiste en realizar hermandades de mujeres, que están divididas por sectores según su aportación a la historia en el campo del arte, el deporte, la ciencia, la tecnología... y ganar al machismo, ya que si sale esta carta y no se puede combatir, él gana la partida. Las cartas donde aparecen las mujeres se van consiguiendo a través de cartas de acción que te permiten hacer encuentros feministas o mejoras laborales; pero, cuidado, que el patriarcado puede también quitarte derechos y hacerte boicot en tus hermandades.

 

  • Los catálogos de juguetes siguen estando divididos en juegos para niños y niñas con sus respectivos colores estereotipados y heteronormativos. ¿Cómo creéis que se podría convencer a la industria para cambiar estos conceptos?

LyD: La única manera de convencer a cualquier industria es utilizar nuestro poder como consumidoras, no comprando esos productos con los que no estamos de acuerdo o no forman parte de nuestra filosofía. La industria solo cambiará cuando la sociedad se lo exija. Otra manera sería penalizar políticas sexistas por parte de las instituciones, pero ya sabemos que estas no están mucho por la labor. Por ese motivo, iniciativas como la nuestra necesitan el apoyo de muchas personas que hagan que se materialicen y poder poner el feminismo también en nuestro ocio. La educación es la base para que las consumidoras sepan el poder que tienen para exigir a la industria.

 

  • Vuestro juego nos parece útil, novedoso y muy educativo. ¿Qué lo hace, además de estos conceptos, atractivo y divertido a la hora de jugar con él?

LyD: "Sisterhood - the game" es además dinámico y divertido, y como ya hemos dicho antes te permite poder jugar con él en muchos lugares con poco margen de tiempo por delante. Si llegamos al objetivo y alguna mecenas se aburre una vez lo tenga en su mano le invitaremos personalmente a jugar con nosotras, no conocemos a nadie con quien hemos hecho el test de jugabilidad que se haya aburrido.

 

  • ¿Cómo os estáis financiando?

LyD: Estamos haciendo una campaña de micro mecenazgo. Todas la personas que quieran colaborar pueden aportar para llegar al objetivo y así obtener el juego o muchas otras recompensas igualmente bonitas (postales, una bolsa, una taza de desayuno) en este link . También hay una opción que es comprar el juego entre 5 personas que vivan cerca y sale un poco más barato. Enviamos a todas las partes del mundo. Y a todas las que os animéis (que esperamos seáis muchas) os pedimos que lo contéis en las RRSS para animar a más mecenas. Hay que conseguir que el feminismo llegue a las casas, aunque no tengamos una industria que nos apoye.

 

  • ¿El feminismo debe de estar en todas las políticas educativas además de en las familiares?

LyD: El feminismo debe estar en todos los ámbitos, es la única manera de que todas las personas seamos ciudadanas de primera y compartamos derechos sociales.

 

  • ¿Cuál es vuestra opinión respecto a la respuesta institucional de los casos que está viendo en el repunte de feminicidios y de violencia de género?

LyD: No nos sorprende cómo las instituciones están abordando estos temas, ¡pero sí nos indigna! Las instituciones forman parte del patriarcado desgraciadamente. A pesar que hay mujeres luchadoras, reivindicativas y que hacen política feminista necesitamos muchas más y muchos más en esa línea. No es nada fácil cambiar las instituciones, porque los mecanismos que tienen establecidos para ese fin lo complican a propósito. Pero el auge del empoderamiento femenino que está habiendo esperamos que haga que las instituciones puedan ser cambiadas en el futuro desde dentro.

 

  • ¿Tenéis proyectos futuros?

LyD: Ahora mismo estamos centradas en "Sisterhood - the game", poniendo todo nuestro esfuerzo en llegar a los 8.000€ que necesitamos. Si sale bien, ¡tenemos más ideas en la cabeza para llevar a cabo!

 

Gracias, Lilith y Daniel. Os deseamos toda la suerte del mundo con esta maravillosa iniciativa. 

 

Si quieres adquirir Sisterhood-the game no dudes en apoyar esta campaña de micromecenazgo, merece la pena incentivar estas grandes iniciativas de nuestro país y te ayudará a aprender ¡derrotando al patriarcado!

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: Sisterhood