Querida hija

 5434
Por Q mayo 3, 2020  más artículos

 

Querida hija:


Te voy a prometer algo que, aunque con muchas dudas, es así como siento la crianza, como quiero vivirla contigo.

Prometo que haré oídos sordos a los juicios y opiniones externas, porque quiero que vivas tu infancia de forma respetuosa, que te dejaré hacer a tu ritmo, sin presiones, sin medir los tiempos, sin comparaciones.

Prometo criarte con paciencia, sin dejar de ser yo misma, sin transformarme de repente en "la mamá perfecta" que se espera de todas nosotras desde el día que parimos. Que seguiré siendo feliz con mis errores y despistes, con mis defectos y equivocaciones. Que no me voy a olvidar de mí, porque es la mejor forma de enseñarte amor propio.

Prometo protegerte de esa dañina palabra, "perfección", porque no tenemos que demostrar nada a nadie, porque es la palabra "felicidad" la única válida.

Prometo que disfrutaremos del apego de tu primera infancia, que esperaré con paciencia a que decidas dejar la lactancia de forma
natural, sabiendo que ese vínculo tan especial solo lo viviremos juntas una vez en nuestras vidas.

Prometo que cuando crezcas te seguiré acompañando para que tomes tus propias decisiones, para enseñarte que eres dueña de ti misma, de tu cuerpo, de tus gustos, sentimientos y emociones.

Que no te pondré pendientes ni lazos para verte "más guapa" o "más niña". Que lo elegirás tú.

Que no te obligaré a regalar besos ni a complacer a nadie más que a ti.

Que te enseñaré que ni los juguetes ni la ropa tienen género. Que puedes ser un día princesa y, al otro, guerrera.

Que te llamaré "bonita" todos los días de mi vida. Que te enseñaré que ser bonita no es lo más importante ni a lo que tienes que aspirar. Que bonita hay que ser por dentro. Que tu físico no te determinará. Que puedes ser lo que quieras. Que puedes amar tus contradicciones, tus errores y defectos. Que no tienes que luchar por ser perfecta.

Te mostraré los logros de todas las mujeres que nos han hecho libres. Te enseñaré a protegerte y a cuidarte tú sola para no depender de nadie, para ser libre, para luchar por tus sueños, para volar.

Y yo te esperaré en tierra firme para cuando necesites que te tienda la mano o el corazón. Razón ya tendrás tú de sobra, mi amor.

 

 

Foto de portada: @pqmarmol