'Aladdín': el empoderamiento femenino vence a la damisela en apuros

 4467
Por Editorial mayo 23, 2019  más artículos

 

No todas las películas envejecen igual de bien. Mientras que algunas se consideran joyas del cine por los tiempos de los tiempos, otras se revelan agrias tras quince o veinte años en la despensa. Algo así les ha ido pasando a las princesas Disney. Lejos queda ya la imagen de la Blancanieves inocente que se tambalea por el bosque en busca de siete hombres que la protejan a cambio de limpiarles la cabaña. Las niñas de hoy en día (y las mujeres) ya no toleramos que se nos represente permanentemente desvalidas ni subidas a unos tacones de cristal. Por eso, las princesas Disney han ido evolucionando a lo largo de los años. Y no solo eso, si no que la avalancha de remakes live action​ de la compañía parece que también está dando sus frutos en este campo.

En la nueva versión de 'Aladdín' nos encontramos con una reinvención del clásico que coloca a la princesa Jasmine (Naomi Scott) en el epicentro de la historia. Su personaje ya era uno de los más empoderados entre las princesas Disney; no en vano se revelaba ante la imposición de un matrimonio concertado y miraba con anhelo más allá de su jaula de oro. Sin embargo, su reivindicación se quedaba en eso: miradas, anhelos y ninguna acción importante. Seguía siendo la damisela en apuros. Pero, nunca más.

En la versión de Guy Ritchie, Jasmine quiere ser sultana y su desafío a Jafar (Marwan Kenzari), al ritmo de una nueva canción, será decisivo en el final de la película. La nueva Jasmine es una mujer que no se deja pisotear y se revela, una y otra vez, contra las leyes y costumbres opresivas de su reino. No se deja impresionar por la riqueza de sus pretendientes, ni se amedrenta ante las demostraciones de poder de sus rivales.

Con este refrescante cambio en la trama, 'Aladdín' se alza como apuesta equilibrada entre fidelidad con la historia original e innovación. Sin duda, el Genio de Will Smith es el gran acierto de la película, pese a las incontables críticas que suscitaron los tráilers. Podemos confirmarlo: el Genio sigue siendo tan divertido, irreverente y azul como lo recordábamos y, además, mucho más protagonista que en el cuento de dibujos animados. Por otro lado, la puesta en escena, como ya intuíamos desde los primeros pósters, parece sacada de una película de Disney Channel con bajo presupuesto, pero lo cierto es que esta parafernalia de imitación bollywoodiense queda en segundo plano.

Los que disfrutamos del clásico Disney en nuestra niñez estamos demasiado embelesados contemplando el escenario de cuento hecho realidad. Y es que es muy fácil perderse en la espectacularidad de la película mientras tarareas al son de las canciones. Otro de los culpables de que esto sea posible es Mena Massoud, el intérprete de Aladdín, que parece haber nacido para ser un príncipe Disney. Su papel, eso sí, está perfectamente equilibrado en protagonismo con Will Smith y Naomi Scott, un detalle que no se puede agradecer lo suficiente.

De todos los estrenos Disney del 2019, 'Aladdín' es quizá el menos esperado y, precisamente por eso, el que más va a sorprender. Empoderante, divertida y tierna, 'Aladdín' mantiene su esencia y es capaz de conmover al público gracias a un mensaje que nos grita "sé tú mism@".

 

¡Puedes ver el trailer aquí para que no te pienses ni un segundo cuál va a ser tu plan para la noche del viernes 24 de mayo, día que se estrena en cines!

 

 

Autoría: Ana Pastor

 

Foto de portada: screenrant.com