Crítica a Blade Runner 2049

 375
Por Nieve Cruda octubre 9, 2017  más artículos

Blade Runner 2049

La revolución la liderará “Ella”

 
El viernes se estrenaba en la cartelera española Blade Runner 2049, 35 años después de su precursora Blade Runner (1982) conocida ya como uno de los grandes clásicos de ciencia ficción de la historia del cine. Muchas de vosotras ni siquiera habíais nacido, otras nos encontrábamos en plena edad del pavo pero, si eres amante del género, seguro que jamás olvidarás el discurso mítico de Rutger Hauer durante su agonía.
 
 
  

"Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia"

 
La película en su ficha técnica cuenta con la brillante dirección de Denis Villeneuve (Sicario, La llegada). En la producción ejecutiva Ridley Scott como no podía ser de otra manera. Guionistas Michael Green (Alien: Covenant, Logan) y Hampton Fancher (The Minus Man, A espaldas de la ley), autor del guion de la película original. Así que contamos con prácticamente la mitad de los integrantes de la primera película en esta nueva edición.
 
Digo nueva porque esta película no ha seguido ningún patrón de los anteriores remakes pertenecientes a otras sagas. Es en sí misma una historia única que va incluso más allá del propio concepto ciberpunk de la primera y original.
 
 
El reparto de actores está compuesto por Ryan Gosling (La ciudad de las estrellas. La La Land, La gran apuesta), un actor al que solemos ver en metrajes románticos y que le da a su personaje K un carácter muy diferente al que nos tiene acostumbradas, Ana de Armas (Toc Toc, Por un puñado de besos), actriz cubana conocida en nuestro país por series como El Internado, Jared Leto (Escuadrón suicida, Dallas Buyers Club), uno de mis actores/cantante fetiche. Imperdible Réquiem por un sueño de su carrera actoral. Robin Wright (House of Cards, Dos madres perfectas, La princesa prometida), Dave Bautista (Spectre, Guardianes de la galaxia), Mackenzie Davis (Black Mirror, Halt and Catch Fire) y Harrison Ford (consecuentemente), retomando el papel de Rick Deckard.
 
Los personajes femeninos tienen un peso considerable en la película, esto os lo dejo como teaser para que vayáis a verla.
 
 
La obra contiene una narrativa poderosa expertamente gestionada por su director. Una profundidad salvaje en la distopía futurista del entorno post apocalíptico que tan bien conocemos. Hablar de esta película sin hacer spoilers y jugarse el cuello es muy difícil, así que haré un slalom entre conceptos porque realmente es una obra de arte que merece la pena ir a ver.
 
Hay dos cosas que odio cuando voy al cine, una, los ruiditos de los paquetes de guarradas que la gente se lleva dentro, como si estuvieran en la sala de su casa sin mostrar ningún tipo de respeto al resto que queremos disfrutar, y otra, el pagar el pastón que cuesta hoy en día la entrada y salir con una sensación apabullante de haber sido estafada. Esto no ocurrió durante las casi tres horas que dura la película (un poco larga, sí, de acuerdo). El despliegue de arte es con mayúsculas, de una belleza brutal. Una escenografía aún más impresiva. Una atmósfera abigarrada y asfixiante.
 
 
Si la primera tenía esa reminiscencia de los temores causados por la amenaza nuclear de la guerra fría simbolizada en la lluvia acida incesante, este metraje nos trae, además de le lluvia, el desierto, los páramos yermos e inertes. La falta de vegetación y alimento, la esclavitud de unos muchos para sustentar la vida de unos pocos. Seres que no se cuestionan ni siquiera su identidad y el sistema vigilante que extermina sin preguntas cualquier signo de librepensamiento. La posible profecía de nuestra deriva actual como sociedad avanzada. Y elementos nuevos, la nieve cruda cayendo a modo de protección y esperanza como en el antiguo mito de Persephone en el que Deméter cubría con un manto blanco la tierra a la espera del resurgir de la vida con el retorno de su hija cada seis meses.
 
Tiene momentos de tensión muy intensos y otros de acción frenéticos. Podemos decir que l@s replicantes de nueva generación son infinitamente más duros que los de su antecesora.
 
 
 
Esta película reescribe el concepto de Dios, nos muestra los riesgos de la creación de nuevos seres de manera industrial. En algunos momentos me hizo incluso pensar en el conflicto de los vientres subrogados. Comenzamos alquilando vientres y terminamos produciendo seres en úteros de plástico.
 
 
 
Ciberpunk en estado puro.
 
Me quedo con estas tres grandes frases que siguen retumbando como ecos en mi cabeza:
 

“Los nuevos sois así, cogéis todos los trabajos de mierda porque nunca habéis visto un milagro”

 

“El mundo gira entorno a un muro que separa clases... Di que no existe ese muro, y la guerra está garantizada”

 

“Brindemos por un futuro... que por fin sale a la luz”

 
 
Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
 
Foto de portada: Blade Runner 2049 Portada