Barbi Japuta: ‘Las agresiones sexuales van sobre el poder, no sobre la penetración’

 5402
Por Editorial octubre 16, 2017  más artículos

 

Nos responde uno de los iconos del feminismo español del siglo XXI

 

¿Quién es Barbijaputa 

Esta anómima andaluza residente en Madrid empezó en 2007/2008 con un blog por la soledad que sentía al ser destinada a Tenerife mientras trabajaba como azafata de vuelo. La sinergia creada, el tráfico en su web y las buenas aportaciones la han ido llevando hasta donde está hoy. Abrió la cuenta de Twitter que la lanzaría a la fama en 2009, y desde entonces ha escrito en publicaciones punteras feministas como Pikara magazine. Es habitual leerla en eldiario.es y escucharla en la Sección Feminazi de Carne Cruda.

En 2016 fue galardonada con el Premio a la Comunicación no Sexista en medios digitales por su blog en eldiario.es,  en reconocimiento "a una opinión transgresora a favor del feminismo" en medios digitales de la Asociación de Mujeres Periodistas de Catalunya (ADPC).

Eligió ese nombre con el propósito de mancillar la imagen inmaculada de la muñeca Barbie: “Me da la impresión de que si pudiera hablar, en el fondo, solo diría barbaridades y sería una 'hater' [odiadora], como yo”.  

Sobre sus gustos literarios sabemos que le encanta la poesía, desde Pessoa a Szymborska, pasando por Ángel González. De cualquier año, de cualquier estilo.

Ha escrito dos libros, el primero con la editorial Aguilar, La chica miedosa que fingía ser valiente muy mal (2016), y su segundo libro con la editorial Roca, Machismo: ocho pasos para quitártelo de encima (2017). Sobre su gran éxito de ventas declaró: “Bueno, nunca pensé que nadie podría considerarme referente de nada. Pero, si lo piensas, en este país Belén Esteban es la que más libros vende, y entonces ya te encaja más..."

Con ella hemos aprendido de una forma fácil y directa cómo deshacernos del machismo interiorizado por siglos de educación patriarcal

¡Lo hemos conseguido! ¡Hemos podido hablar con Barbijaputa y nos ha dedicado estas palabras que a continuación os transmitimos:

 

  • Escribir sobre feminismo en redes o ser periodista de denuncia social comienza a ser una ardua tarea en este país para la persona que firma. Lo último que hemos conocido a este respecto han sido las amenazas a Cristina Fallarás. ¿Esto está relacionado con mantener tu anonimato o simplemente es una forma de representar en una voz a todas las mujeres de nuestro país?

B: Ahora es ambas cosas, pero la motivación inicial fue la de evitar que me pasaran cosas como la que le ha pasado a Cristina o a tantas otras. Ni siquiera imaginaba ese nivel, cuando empecé con el blog me creé un seudónimo para no tener problemas con mis jefes de entonces por mis opiniones políticas, y para evitar lo que yo llamaba "algún loco" que pudiera surgir. Más tarde, cuando empecé a escribir exclusivamente sobre feminismo, esos "locos" se convirtieron en miles y miles de usuarios que me insultaban, intentaban humillarme o directamente me amenazaban (y amenazan) con violarme o matarme. Ya entendí que no son locos, que no se trata de casos puntuales, sino que realmente hay temas que sabes que si tocas, atraerás a un montón de tipos con ganas de callarte la boca. Como sea.

La parte buena del seudónimo es la que nombras, que no haya un nombre propio, una cara concreta detrás. Yo no voy a charlas, ponencias ni nada parecido con mi seudónimo, con él me limito a escribir mi columna y algún que otro libro, y está bien que además de personas con nombres y caras en esta lucha, haya gente random, con más o menos altavoz, que generen contenido feminista que pueda hacer suyo cualquier mujer. Al final, el feminismo va de todas, no solo de las que opinamos en público, ni de las mujeres que recibimos amenazas, porque cuando nos insultan o amenazan a las que somos muy leídas, están mandando un mensaje al resto: "Bájate de este carro porque esto es lo que les pasa a las mujeres que piensan así".

 

  • Respecto a las campañas institucionales, vemos que cada cierto tiempo, el gobierno saca campañas de “prevención” contra la violencia machista. Sin embargo, vemos que cada vez crecen los casos tanto en asesinatos como en las denuncias. ¿Son estas campañas lavados de cara? ¿Cómo crees que debería gestionarse estos fondos de dinero público? ¿Educación, asistencia, protección?

B: La última campaña la vi hace unos días, el Ministerio ha encargado a Risto Mejide una contra la Violencia de Género. Es decir, un tipo que pregunta a sus invitadas si se ven gordas, si han ganado peso en prime time, es el encargado de concienciar sobre algo generado por el machismo. Así ha salido la campaña, claro, que se basa en un tipo en pantalla con una voz en off que se dirige exclusivamente a las mujeres víctimas con algo así como que el maltrato no viene de repente, y que corte ya. Es una forma de llamarlas tontas, de dejarles claro que el maltrato es una cosa clarísima, y que corten ya, como... "a ver a qué esperas". Y claro, es dinero de nuestros bolsillos tirados por el retrete, además de hacer sentir una auténtica mierda a las que son conscientes de ser víctimas, y un apretón a la venda de quienes aún no lo tienen claro.

 

  • En Twitter se vierten muchas opiniones realmente desagradables que defienden actos repugnantes, como la violación, la prostitución, el machismo. ¿Crees que debería existir una regulación sobre determinados comentarios e informaciones?

B: Sí, y tanto. No solo normalizan violencias que solo sufrimos nosotras por culpa de ellos, sino que eso los anima a seguir comportándose así porque es gracioso, porque es "transgresor", porque es de "rebeldes" y "políticamente incorrecto"... Esa imagen misógina de que decir esas cosas es de ser valientes, muy machos, muy outsiders.

 

  • ¿Cuáles son las claves para deshacerse de lecciones tan interiorizadas como los mitos de la maternidad o la competitividad entre mujeres?

B: Pues como en todo lo relacionado con el machismo: leyendo mucho feminismo, siguiendo a mujeres feministas, compartiendo experiencias con ellas, leyendo a autoras, tanto históricas como usuarias de redes sociales que dan su propia visión de las cosas. Se aprende muchísimo de las demás compañeras.

 

  • Hace un tiempo apoyaste en Twitter el crowfunding del periodista Ismael López con su libro #Escúpelo, sobre su experiencia dentro del mundo del Cine X. Este chico ha tenido graves problemas y lo han querido (y quieren) silenciar a toda costa. ¿Por qué crees que está ocurriendo esto? ¿A quién (que pueda ser tan poderoso) interesa callar a Ismael?

B: Es un chico contando su experiencia dentro del mundo del porno, sin tapujos, llamando a las cosas por su nombre, pero es solo uno, y se enfrenta a una industria sin principios ni ética, que además genera muchísima pasta. En un sistema capitalista, él tiene todas las de perder.

 

  • ¿Se puede ser feminista y actriz porno? 

B: Obviamente para mí eso no es ser feminista, y creo que a poco que le des dos vueltas, tampoco lo es para nadie. Intento siempre con mucho ahínco la sororidad, pero con mujeres políticas que ejercen su poder en contra de grupos oprimidos, o con generadoras de contenido misógino me esfuerzo por lo contrario: por no ceder ni un poco, porque toda la sororidad que tengas con mujeres así, te está faltando aplicarla para con las mujeres afectadas, ya sean afectadas por sus políticas o por el contenido misógino que perpetúa que se las siga objetificando. Por mi parte, no puedo considerar ni a Cifuentes, ni a Aguirre, ni a la alcaldesa del PP de mi pueblo, ni a las Millers del mundo como compañeras de lucha. Son solo mujeres adheridas al machismo que, o le siguen la corriente, o se lucran fomentándolo.

 

  • El feminismo debe utilizarse como herramienta de regeneración y cambio social en la educación escolar. ¿Cómo plantearías posibles talleres de concienciación? ¿Cómo harías para que esas prácticas inclusivas se aplicaran en las escuelas desde el sector docente? ¿Nos puedes dar tu visión sobre este concepto? ¿Cuáles serían las medidas necesarias y más urgentes para hacer tomar conciencia a toda la sociedad de que aún, a día de hoy, no hemos logrado, ni por asomo, la igualdad y el respeto a las mujeres?

B: Me parece vital que sea el profesorado el que tome primero la formación, de nada servirían campañas o, incluso, una asignatura que se llamara "viva la lucha feminista", si la clase te la va impartir un machista. Los libros de texto también me parecen un error, no hay perspectiva de género, está plagado de hombres, ni rastro de mujeres que han cambiado el curso de la historia con descubrimientos, investigaciones, inventos en todos los campos. Entrevisté una vez a Ana López Navajas y me dijo una frase que no se me olvidará nunca: "Nos dan gato -cultura masculina- por liebre -cultura universal-: es un fraude cultural".

 

  • Uno de los temas controvertidos que ha causado una proposición de ley es el tema de los vientres de alquiler. ¿Qué opinión te merece aquellas personas que hablan de altruísmo y obvian el uso del cuerpo de la mujer o los posibles casos de explotación ginecológica que se pueden producir?

B: Se me ocurre decirles que lean sobre el tema a Silvia Federici, por ejemplo. Y que vean The Handmaid's Tale. En el orden que quieran. Mientras no haya mujeres ricas que gesten para mujeres pobres, que tengan la decencia de no hablar de altruísmo, por favor.

 

  • Otro tema es el de Juana Rivas que está dando visibilidad a miles de casos similares en nuestro país. Un caso que esconde la violencia institucional y jurídica ejercida hacia las mujeres, padres maltratadores que poseen la custodia. ¿Qué le dirías a Juana Rivas si la pudieras asesorar?     

B: Apoyo cada uno de los pasos que ha dado, las leyes van siempre por detrás de la evolución de la sociedad, y gracias a mujeres como ella, que han desobedecido leyes injustas, ahora podemos votar, divorciarnos, estudiar, tener dinero en el banco a nuestro nombre, abortar, etc. A día de hoy, solo puedo recordar que tiene abierto un crowdfunding porque ya no puede hacerse cargo por ella misma. Es una locura que solo con dinero tengas la oportunidad de ganar un juicio tan claro como este.

 

  • Vivimos en una era de capitalismo salvaje que utiliza a los seres humanos como productos de consumo rápido, donde una cuarta parte del planeta se sustenta de las otras tres cuartas partes, y donde las mujeres son las grandes perdedoras. Ha habido declaraciones de algunas mujeres como Christine Lagarde o Ivanka trump que se declararon abiertamente feministas siendo estas mujeres parte activa del problema del sistema socioeconómico, la una como presidenta del FMI y la otra como propietaria de una marca de moda que produce en países emergentes (explotación laboral). ¿Si tuvieras la oportunidad de estar en un simposio con ellas, las interpelarías?

B: Por supuesto, ya te digo que la sororidad no es para mujeres como ellas, que ejercen más opresión sobre nosotras. Y sí, vivimos en una era de capitalismo salvaje, pero es que el capitalismo solo puede ser salvaje, es su propia naturaleza.

 

  • Te hemos visto en Twitter dando caña con el caso de Inés Arrimadas y el despido producido tras la “polémica declaración” en facebook de una usuaria mujer. Tú misma planteas la pregunta... ¿Por qué los machirulos que amenazan en redes nunca reciben represalias de este nivel? ¿Puede la empresa interferir en la vida privada de sus trabajadoras? ¿Por qué no se hace lo mismo con los hombres que vejan, insultan o hacen apología de la violación en las redes?

B: Por el mismo machismo en sí. Arrimadas usó a aquella mujer por ser independentista, jamás la he visto denunciar amenazas a otras mujeres, ni siquiera es capaz de apoyarlas, como ya pasó con Anna Gabriel, y soltó un "pero qué esperaban?" Es más, no denuncia las barbaridades machistas que les dicen los de su cuerda, ahí tienes el tuit de Pipi Estrada del otro día, y ni mú. Dormirá tranquilísima después del despido de aquella mujer, que no es ningún peligro real para ella, de eso estoy segura, y también por usar el machismo solo como arma electoral mientras apoya leyes misóginas y propone otras tantas. En fin, Arrimadas, como muchas otras políticas, es un palo en nuestras ruedas.

 

B: Pues eso, de vergüenza. Y firmado unas semanas después de que el Ministerio anunciase que anda estudiando casos de feminicidios para entender por qué los hombres matan a las mujeres. Es un despropósito.

 

  • Todos somos machistas. La sociedad es machista. Tú misma declaraste haberlo sido. Que tire la primera piedra la que no… Pero, entonces, ¿cómo hacer para que las mujeres que nos tachan de enemigas se den cuenta de la opresión en la que viven?

B: Pedagogía entre nosotras, y presión desde el feminismo para que las instituciones nos oigan.

 

  • ¿Pasa factura el activismo combativo? ¿Qué haces cuando te sobreviene el cansancio, cómo repones tus fuerzas?

B: Pasa factura, es agotador, es verdad, pero la rabia que te dan las gafas moradas se puede canalizar en lucha, y mientras haya motivos para la rabia, hay cuerda suficiente para la lucha.

 

  • ¿Qué proyectos tienes para el futuro? ¿Más libros? ¿Charlas?

B: No, no hago nada presencial nunca, prefiero seguir manteniendo el anonimato. ¡Y sí, estoy terminando una novela que saldrá el año que viene!

 

En tu web, nos explicas quién no eres, y a través de tus palabras podemos leer tu pensamiento e ideas. ¿Cómo se ve Barbijaputa dentro de 20 años? ¿Seguirá metiendo caña?

B: Espero que sí. Siempre hay cosas contra las que luchar, lamentablemente.

 

Varios de nuestros lectores nos han planteado las siguientes preguntas para ti:

 

  • ¿La castración química es eficaz para combatir a violadores, pederastas y otros delincuentes sexuales?

B: No. Nada tiene que ver con el pene. Las agresiones sexuales van sobre el poder, no sobre la penetración.

 

  • ¿Existen los hombres cis aliados del feminismo e igualitarios de verdad? Muchos se autoproclaman feministas, sin embargo, no quieren renunciar a sus privilegios ni tomar verdadera conciencia de la invisibilidad de las mujeres y del machismo instaurado en sus “espacios de hombres”. ¿Cómo desenmascaramos a un falso feminista?

B: De todos los que se dicen feministas le pasas el filtro del silencio y no lo pasa ni la tercera parte. Eso de callarse y escuchar no lo practican muchos, y es en el silencio y la reflexión cuando una mujer les llama la atención cuando ves que un tipo puede o no ser un aliado. Mujeres en general, no solo feministas, es decir, su madre o su novia recriminándole su actitud en lo doméstico, una pasajera en el metro instándole a que no ocupe más espacio del que necesita, una compañera molesta por haber sido condescendiente...

 

  • Tres estrategias de oro para vencer la resistencia al feminismo.

B: Con sororidad creo que lo podemos ir apañando bien.

 

  • ¿Cuál crees que es el motivo de las luchas internas en el seno del movimiento entre seguidoras de las diferentes olas feministas?

B: El feminismo es como la izquierda, porque en realidad son conceptos inseparables, y tiende a atomizarse entre las más puristas y las no tanto. Y lo entiendo. O eres feminista o no lo eres. O eres de izquierdas o no lo eres. Pero no vale decirte feminista mientras apoyas que a las mujeres se las pueda comprar para tener bebés para otros, ni decir ser de izquierdas pero apoyar el sistema capitalista. Por ejemplo.

 

  • ¿Hay una evolución social femenina que mira hacia el feminismo en la nueva generación de mujeres españolas?   

B: Yo creo que sí, pero seguimos siendo insuficientes, me temo.

 

  • ¿El empoderamiento sexual actual que vemos en los medios, desnudos, selfies en Instagram, etc., es empoderamiento real? ¿O perpetúa la cosificación de la mujer?

B: Yo creo que a menos que desafíes con tu físico al patriarcado, es más cosificación (aunque sea no intencionada) que empoderamiento.

 

  • ¿Por qué nos llaman locas cuando decidimos tomar las riendas de nuestra vida y comenzamos a decir NO, en nuestro entorno familiar, laboral, etc.?

B: Loca se le ha llamado históricamente a cualquier persona que vaya en contra de lo establecido. Y el feminismo entra dentro de esa descripción.

 

  • Y, por último, en un combate cuerpo a cuerpo, ¿qué personaje histórico elegirías como contrincante?

B: A cualquier machuno histórico, habrá para elegir...

 

 

Ha sido un placer leerte una vez más, y esta vez desde Question Femenina, todo un honor. Gracias por tu gran labor, por tu sororidad y tu gran espíritu, Barbi. 

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Fuentes: barbijaputa.com
               wikipedia
               pikaramagazine.com
               eldiario.es
               minientrevistasdealma.blogspot.com
               losreplicantes.com
               vice.com
Foto de portada: Barbi Japuta