Time’s Up, el movimiento feminista que no deja de expandirse

 2504
Por Marta Moñiz febrero 22, 2018  más artículos

 

Se acabó el tiempo del silencio.

Se acabó el tiempo de esperar.

Se acabó el tiempo para la discriminación, el acoso y el abuso.

 

El grito del Time’s Up disfruta de su eco, una protesta silenciosa. Desde que apareciese en escena por primera vez el 7 de enero en los Globos de Oro, no ha parado de recibir apoyo. Si bien llegaba de la mano de mujeres ya muy hechas a los focos, lo hacía sobre un escenario donde cualquier mensaje se vuelve global. Por eso hoy son tantas las personas que han mostrado su solidaridad por este movimiento. Ha recorrido cientos de kilómetros, se ha presentado en las galas de premios más importantes del mundo y continúa imparable.

Time’s Up nació como parte de la campaña #MeToo (yo también), surgida con las denuncias por agresión sexual de decenas de mujeres contra el productor de cine Harvey Weinstein. Pero su objetivo apunta más allá de la industria del entretenimiento. La iniciativa apoya a las mujeres tanto en la lucha contra el acoso sexual como en la reivindicación de un trato igualitario.

La alfombra se volvió negra. La mayoría de las estrellas de Hollywood desfilaron en su llegada a los Globos de Oro del color más sobrio. Este gesto simbólico se llevó todo el protagonismo en la edición más feminista de la historia de los galardones.  

El 28 de enero continuaba la ola de acciones en los Grammy. Todo suma, incluso una rosa blanca, que se convirtió en el complemento compartido por casi todos los asistentes.

 

"La rosa blanca simboliza respeto, rinde homenaje a los nuevos comienzos y expresa esperanza para el futuro", explicaban los representantes de la organización en Twitter.

El 3 de febrero en los Goya se lució una versión propia de la reivindicación. El abanico rojo, elemento tan característico de España, clamaba por una mayor presencia de la mujer en los cargos con responsabilidad de la industria del cine. Un mensaje que, junto con la equidad salarial, también defiende Time’s Up.

En Reino Unido, 109 actrices lideradas por Emma Watson han firmado una carta publicada en el periódico The Guardian comprometiéndose con el movimiento.

En el escrito figuran los resultados de una investigación realizada en la zona. Esta registra datos tan alarmantes como que más de la mitad de las mujeres dijeron haber sufrido acoso sexual en el trabajo. En el caso de la brecha salarial de género, la situación de las mujeres de 20 a 30 años es ahora cinco veces mayor que hace seis años.

Se destaca del mismo modo que en la industria hay hombres que han sido objeto de hostigamiento y abuso como parte del sistema de poder patriarcal, y se han visto silenciados.

En los premios británicos de cine (BAFTA) celebrados el 18 de febrero, la pasarela de vestidos negros no fue la única norma. Todo aquel que tuviese en su historial un caso de violencia sexual no podría recibir ningún reconocimiento.

La manifestación más reciente se produjo ayer en Reino Unido durante la ceremonia de entrega de galardones a los artistas musicales. La organización de los Brit Awards repartió rosas blancas a todos los asistentes. Desde su dirección se ha hecho saber que este gesto simboliza la solidaridad con aquellos que han sufrido alguno de los problemas con los que se compromete Time’s Up.

Una vez más queda demostrado que este grito no desaparecerá hasta que consiga lo que quiere. Emma Watson ha explicado que todas aquellas producciones cinematográficas que firmen la tolerancia cero con el acoso recibirán una subvención y podrán optar a ser nominadas a los premios del cine británico. Las organizaciones Bafta, British Film Institute y Equity in Light ya han aceptado el pacto.

Por el momento, Time’s Up continúa abierta a donaciones que irán destinadas a financiar la lucha de las mujeres que han sufrido el acoso contra la injusticia.

El mundo está madurando para abrazar al cambio. Y como ya dijo Eva Longoria en los Globos de Oro, “Esto no se trata solo de un momento, es un gran movimiento”.

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: pinterest