Brecha salarial: ¿Por qué ellos cobran más?

 2581
Por Editorial diciembre 12, 2017  más artículos
 

Según un estudio denominado Brechas Salariales de Género en España elaborado por José Ignacio Conde Ruiz e Ignacio Marra para la revista ZooM Económico en España habitan 23,6 millones de mujeres, de las cuales 15,3 millones están en edad de trabajar. El trabajo femenino acumuló un total de 13.000 millones de horas, lo que supone un 41% del total de horas que compusieron el mercado laboral español en el año 2016.  

Sin embargo, tenemos que ver la gran diferencia que existe en el salario medio entre hombres y mujeres, la denominada brecha de género, y es que el salario medio por horas para hombres es de 14 euros, y para mujeres de 11,9 euros, por lo que el sueldo de la mujer es un 15% inferior con respecto al del hombre. Sin embargo, a nuestro juicio son dos colectivos que no son directamente comparables, dado que encierran circunstancias distintas.  

Un estudio de O’Neill y O’Neill trata sobre cómo estos dos colectivos no pueden ser comparables por diversas circunstancias. Este trabajo está enfocado al mercado laboral de Estados Unidos, sin embargo, consideramos que es extrapolable al mercado laboral español. En Estados Unidos, la brecha de género es de un 23’5%. Los O’Neill demuestran cómo la mujer tiene una mayor tendencia a abandonar el mercado laboral temporalmente para así tener y criar hijxs y eso provoca una reducción de la experiencia bajando esta brecha de género hasta el 12,1%. Otro factor que ponen de manifiesto los O’Neill es que la mujer tiende a querer trabajos con una mayor flexibilidad y un menor estrés lo que reduce el diferencial del 12,1% al 7,9%. Este 7’9% sí que podría ser discriminación, aunque es de difícil medición.  

Como economista y partidario del libre mercado, me niego a considerar que el mercado discrimina por tendencias machistas con respecto a la brecha de género dado que, si la mujer desempeña el mismo trabajo que el hombre y con una remuneración inferior, la tasa de ocupación en mujeres sería plena. Y es que el empresario siempre busca el lucro y la maximización del beneficio y, en caso de que esta discriminación por motivos machistas fuese real, el empresario capitalista estaría incrementando sus costes y reduciendo sus beneficios, algo que choca de pleno con cualquier teoría sobre el libre mercado. 

Ahora bien, las conclusiones que podemos sacar del estudio de los O’Neill es que lo que realmente está provocando las diferencias salariales es el papel que ostenta la mujer en la familia tradicional. Y es aquí, donde se manifiesta el patriarcado en su máxima representación, provocando que la mujer ostente un papel dentro del hogar que le impide desarrollar su carrera profesional, y esto es lo que principalmente provoca la brecha salarial tal y como hemos visto en el estudio de los O’Neill.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada, así como diversas asociaciones feministas proponen, para acabar con estas diferencias, cuotas hacia empresas privadas, logrando así que en las empresas exista paridad junto a igualdad salarial. Sin embargo, desde una óptica feminista libertaria nos oponemos a esto, tanto por razones ideológicas, como operativas.

En el plano ideológico nos oponemos, dado que el estado no tiene que intervenir e imponer mediante decreto en la empresa privada.  

Con respecto al plano operativo que es lo que realmente importa, consideramos que así simplemente se trata el problema machista desde una perspectiva superficial, sin profundizar en el verdadero problema que es el patriarcado que provoca la relegación de la mujer del mercado laboral dado el rol que asume dentro del hogar.

¿La solución? Pedagogía y educación, es una idea más ‘largoplacista’ pero con la que realmente atacas el machismo, puesto que con las cuotas estás simplemente “parcheando” el problema, sin atacar verdaderamente los roles que se dan en la familia tradicional, que es lo que verdaderamente provoca esta brecha salarial entre los hombres y las mujeres.  

 

Colaborador externo: Alberto

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
Fuentes: nber.org
               fundacionalternativas.org
Foto de portada: pinterest