`No quiero que mi hijo tenga una vida común, sino extraordinaria´

 1723
Por Q octubre 9, 2017  más artículos

Ezrah Dormon, el niño panameño de 12 años, conocido en las redes como "tiburón", aún no tiene edad para tatuarse, pero sí para tatuar a otras personas

 

">18 de agosto de 2017

 

Ezrah decidió que quería ser tatuador al ver a su madre hacerse uno. La artista que incentivaría al pequeño a querer hacer lo mismo que ella, Ali García, decidió dar una oportunidad a Ezrah, que cogió la aguja con decisión y dio color a una flor roja en la piel de su madre. "Al principio estaba un poco nervioso" explica, "pero una vez le cogí el truco empezó a fluir". El talento del chico sorprendió a Ali, que decidió adoptar al joven como su aprendiz.

Así, en el local Honolulú de Panamá, Ezrah está dando sus primeros pasos como tatuador. Si el primer paso lo dio con la piel de su madre, el segundo paso lo dio con la de su padre, al dibujar sus primeras líneas.

 

"Hacer líneas es mucho más intenso porque la aguja tiene que llegar solo hasta la mitad de la piel, ni más ni menos", cuenta Ezrah.

Para conseguir convertirse en un gran profesional, Ezrah pasa muchas horas practicando con pomelos, cuya piel es muy similar a la humana. "Al principio mis amigos en el colegio no me creían". Sin embargo, su fama corrió rápido por la escuela, e incluso su profesora de matemáticas ha pasado por su aguja.

Con solo 12 años, Ezrah ya tiene una experiencia envidiable con la aguja, aunque a muchas personas les parece una locura que asuma la responsabilidad de tatuar algo permanente sobre la piel de otras personas, mientras que a otros les parece fantástico. Entre otros, a sus padres, quienes apoyan al máximo la pasión de su hijo, aunque la velocidad a la que se está desarrollando todo sí les parece una locura.

Ezrah no se encarga de realizar tatuajes completos, sino de los rellenos y partes que no requieren tanta destreza, pues lo que busca es soltar su mano y aprender a tatuar poco a poco a personas, como es el caso de este tatuaje de tiburón, donde Ezrah hizo la parte rosa:

 

Ante las críticas negativas (siempre las hay aunque son las menos) sobre el trabajo del pequeño o sobre su brillantez en la ejecución del mismo, nosotras vemos un gran mensaje de educación. Sus padres apoyan que el chico se desarrolle creativamente en lo que más feliz le hace. Eso es lo que debería primar. Las redes son las que se han encargado de difundirlo. Si no hubiera sido así, sería otro chaval afortunado de tener unos progenitores con ganas de motivarle más allá de los libros de texto y de las obligaciones que un niño pueda tener con la edad con la que cuenta Ezrah. 

Hemos podido contactar con la familia de Ezrah, sus papá Julián, su mamá Wynter y la amiga de ambos, Ali, quienes participan activamente en la crianza del chico, quienes nos han respondido a las siguientes preguntas: 

 

  • ¿Cómo habéis vivido todo el revuelo que se ha formado en torno al talento de Ezrah? 

Ezrah es aún un pequeño aprendiz de tatuador. Él está en el proceso de aprendizaje, por lo que lo más fuerte de todo ha sido la fama que ha llegado de golpe. Ahí ha estado principalmente el error, que la información que se ha viralizado no es correcta del todo. Muchas personas le piden fotos, tatuajes, y creemos que en su mente él aun no entiende todo esto. Tenemos que ser conscientes de que cuenta con tan solo 12 años. Es un niño muy lindo e inteligente, pero ahora se ha generado un poco de presión por la afluencia de seguidores. Él solo quiere pintar y jugar, y tatuar cuando tiene la oportunidad. Mucha gente quiere entrevistarlo, pero hacen siempre las mismas preguntas y creemos que le aburre un poco ya todo lo relacionado con cámaras y entrevistas, pues él solo quiere pintar y divertirse, no ser el foco de atención del mundo entero. 

  • ¿Qué opinas sobre incentivar en los hijos sus puntos más fuertes?

Creemos que es fundamental apoyar a l@s hij@s a que sean ell@s los que hagan aquello que más les guste. Se les incluye igual que todos los miembros de la familia. L@s niñ@s tienen voz y saben lo que quieren. Nosotros estamos aquí para apoyarl@s, y no solo en sus puntos fuertes, sino en todas las decisiones que toman. Les enseñamos a pensar por sí mism@s.

  • ¿Qué tipo de educación recibe Ezrah tanto en casa como fuera?

La educación que recibe es muy bonita porque, ante todo, es íntegra. Va a su escuela ISP que tiene un hermoso y muy completo plan de estudios, en horario de lunes a viernes de 7am a 2pm. En casa tratamos que se rodee de arte y de gente relacionada con el arte todo el tiempo. Su madre tiene una banda y su padre estudió psicología y se dedicó a la pintura durante muchos años. Actualmente se dedica a la programación, pero siempre saca tiempo para dibujar con Ezrah durante la semana, pues comparten un gran amor por la creatividad.

  • Ezrah es un chico realmente extraordinario, ¿cuál crees que ha sido vuestra mayor aportación como padres en el desarrollo del niño? 

Todos los amigos de Wynter y Julián son fotógrafos, músicos, artistas, pintores, tatuadores, etc. Ezrah, afortunadamente, creció con estas personas, entre ellos sus propios tíos, y han sido y son sus mayores ejemplos. Lo mantenemos informado del mundo, de los sistemas de la programación social. Todo se lo explicamos y él lo está entendiendo ahora que comienza una nueva etapa, la de adolescente. Con Ezrah puedes hablar del tema que sea y te impresiona la claridad y el amor en sus respuestas. Tiene mucho entendimiento. 

  • ¿Qué quiere ser de mayor? ¿Ya tiene claro que será tatuador o está pensando en estudiar alguna carrera universitaria como complemento a su pasión?

De mayor sabe que quiere concentrarse en las artes. Ahora está aprendiendo a tatuar y le encanta, pero también toca la batería y el piano, dibuja y practica deportes como el skateboarding y el surf. También le está despertando la curiosidad ahora por la fotografía y el cine. Tiene un amigo, @cortestomas, que es director de cine y con él pasa mucho tiempo aprendiendo.

  • Como madre, Wynter, ¿cómo pretendes que sea el futuro de tu hijo?

Como madre solo quiero que mi hijo no tenga una vida común, sino extraordinaria, que la disfrute al máximo todo lo que él desee, que sea respetuoso, amable y empático. Pero, sobre todo, que sea siempre feliz haciendo cualquier cosa.

  • Julián, el padre de Ezrah, ¿se implica en la educación del pequeño?

 Obviamente, Julián, Ali y todos los que participamos en la educación de Ezrah para que sea un niño integral.

  • ¿Qué opináis sobre el feminismo y educar a los hijos desde esa perspectiva?

Ezrah aún no entiende mucho sobre el feminismo en sí como palabra, como concepto. Aún no ha preguntado específicamente, pero sí le hemos enseñado sobre la igualdad de todos los seres vivos, mujeres, hombres, animales, plantas, del mar, de lo espiritual. Igualdad y amor en todos los sentidos. Todos somos iguales, tenemos derecho a la experiencia de vivir y todos queremos lo mismo: amor. Siempre que se resuelva todo desde ese plano, desde el amor, hacemos referencia a todos los seres de la tierra. Por ahora esa es su perspectiva, pues no deja de ser un niño pero, a medida que vaya creciendo, iremos desarrollando más los conceptos que creamos necesarios para unificar, respetar, tolerar y amar más. 

 

Gracias por todo, familia de Ezrah, y en especial a Ali. Ha sido un placer. Esperamos que Ezrah coseche muchos éxitos personales y siga persiguiendo sueños con todo vuestro apoyo detrás, algo fundamental en su proceso vital. 

 

  

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: Instagram @eztheshark