Siempre con nosotras, Kate Millett

 2569
Por Claudia Sánchez septiembre 8, 2017  más artículos

 

El último suspiro nos llega a todos. No importa quiénes hemos sido, o lo que hayamos hecho. Todo acaba. Y el miércoles día 6 fue el de Kate Millett.

Kate nació en Minnesota, en 1934. Fue escritora, filósofa, activista, artista y profesora. Pero hay mucho detrás de esos nombres de profesiones. Una gran mujer, y una de las autoras claves del feminismo contemporáneo. En su activismo formó parte de la National Organitation of Women. Su libro clave, titulado Política Sexual (1969), se convirtió en una de las obras más relevantes de la tercera ola del feminismo. Esta ola se caracteriza por su demanda y lucha por los derechos sexuales, donde se transforma la idea y el concepto de mujer y sus funciones.

Reveló que algo tan íntimo y personal como el sexo era político. Un año después de la publicación del libro inició el proyecto Women’s Art Colony Farm, una comunidad de mujeres escritoras y artistas.

Los demás libros que publicó fueron plasmando sus experiencias de vida. Por ejemplo, Flying, en el que habla de sus relaciones con otras mujeres y su matrimonio con Yoshimura, un hombre que conoció en Japón mientras ejercía de profesora. Otra obra destacable es Going to Iran, basado en su viaje allí aunque fue deportada. Vistas las condiciones de sometimiento que vivían las mujeres en el Islam, Kate inició un proceso de denuncia y activismo que desembocó en una acusación por islamofobia. The Loony-Bin Trip trata del trastorno bipolar que padecía donde describe cómo dejó de tratarse con litio y sus vivencias en hospitales psiquiátricos.

Sin duda, Kate no tuvo una vida fácil. Y, a pesar de ello y de su fallecimiento, su discurso sigue entre nosotras y nosotros.

Su tesis principalmente trata de explicar cómo comportamientos y roles que antes se habían atribuido a la naturaleza humana no tienen biología de por medio, sino que deriva de la historia y la cultura. Millet se movió en un contexto en el que la izquierda de Estados Unidos comenzaba a surgir, y las mujeres se manifestaban reclamando el aborto, los salarios equitativos, la propiedad del mismo cuerpo, la atención a la infancia…

Y fue realmente innovadora: fue la primera en leer una tesis doctoral sobre el género, en encontrarle un origen al patriarcado, en revolucionar la faceta sexual del feminismo y acuñó esa frase que tanto hemos escuchado: “lo personal es político”.

Según ella, el heteropatriarcado nacía en el ámbito privado y se consolidaba para más tarde adquirir un valor político y convertirse en un sistema de opresión. Y como ella también decía “El amor ha sido elogio de las mujeres como la religión a las masas. Mientras ellos gobernaban nosotras amábamos.” Y es que, en efecto, el amor ha sido un arma para engatusarnos e inhabilitarnos, para hacernos dependientes.

Ella ya no está y está al mismo tiempo, pues su legado es el discurso y los conocimientos que sustentan la base de una política que desea liberar a la mitad de la raza humana.

Gracias, Kate.

 

Os dejamos a continuación, 20 fragmentos de su obra que vale la pena retener en nuestra memoria:

  1. "El dominio sexual es tal vez la ideología más profundamente arraigada en nuestra cultura, por cristalizar en ella el concepto más elemental de poder".
  2. "El sexo reviste un caracter político que, la mayoría de las veces, suele pasar inadvertido"
  3. "Sean cuales sean las diferencias sexuales "reales", no las conoceremos hasta que ambos sexos sean tratados con paridad".
  4. "La revolución (feminista) ha de trascender a la reestructuración política o económica mediante una verdadera "reeducación y maduración de la personalidad". 
  5. "El mundo fantástico forjado en torno al sexo fomenta la ilusión de poder y se apoya doblemente sobre la cosificación de la mujer".
  6. "El concepto del amor romántico es un instrumento de manipulación emocional que el macho puede explorar libremente, ya que el amor es la única condición bajo la que se autoriza (ideológicamente) la actividad sexual de la hembra".
  7. "El patriarcado se apoya sobre dos principios fundamentales: el macho ha de dominar a la hembra, y el macho de más edad ha de dominar al más joven".
  8. "La supremacía masculina, al igual que los credos políticos, no radica en la fuerza física, sino en la aceptación de un sistema de valores cuya índole no es biológica. La robustez física no actúa como factor de las relaciones políticas (baste recordar las relaciones entre razas y clases). La civilización siempre ha sabido idear métodos (la técnica, las armas, el saber) capaces de suplir la fuerza física, y esta ha dejado de desempeñar una función necesaria en el mundo contemporáneo".
  9. "El patriarcado gravita sobre la institución de la familia. Esta es, a la vez, un espejo de la sociedad y un lazo de unión con ella; en otras palabras, constituye una unidad patriarcal dentro del conjunto del patriarcado".
  10. "La división establecida entre las ciencias y las letras refleja la desigualdad de temperamento que el patriarcado fomenta entre ambos sexos. La letras ven menoscabado su prestigio por no ser privativas del varón, mientras que las ciencias, la tecnología y los negocios se hacen eco de la deformación que sufre la personalidad "masculina", adquiriendo un carácter ambicioso o agresivo".
  11. "La literatura misógina, vehículo principal de la hostilidad masculina, constituye un género cómico y exhortatorio. Es, de toda la producción artística del patriarcado, la manifestación más propagandística, ya que su fin consiste en reforzar la posición de ambas facciones sexuales".
  12. "Los dos mitos principales de la cultura occidental son el episodio clásico de la caja de Pandora y el relato bíblico del pecado original. En ambos, el primitivo concepto de la malignidad femenina se ha convertido, tras una elaboración literaria, en una justificación ética de los males del mundo, dotada de poderosísima influencia".
  13. "Todas las formas de desigualdad humana brotaron de la supremacía masculina y de la subordinación de la mujer, es decir, de la política sexual, que cabe considerar como la base histórica de todas las estructuras sociales, políticas y económicas".
  14. "En el matrimonio por parejas se instituyó el primer intercambio humano, es decir, la compra y venta de las mujeres, prototipo de la esclavitud humana sin distinción de sexos que se estableció en un momento posterior. Bajo el patriarcado, el concepto de propiedad no se aplicó ya tan solo a la mujer, sino también a otros bienes personales, a la tierra y al capital".
  15. "Freud despreció la extraordinaria oportunidad que se le ofrecía de abrir camino a cientos de investigadores que hubiesen podido denunciar los efectos que la cultura de orientación masculina ejerce sobre el desarrollo psíquico de la mujer y prefirió, por el contrario, santificar la opresión de que esta es objeto, en nombre de las ineludibles leyes "biológicas".
  16. "Freud no solo se propuso limitar la vida femenina al ámbito de la salud reproductora, sino que además trató de convencernos de que la mujer es incapaz de superar el bajo nivel cultural que le ha asignado la naturaleza".
  17. "'Lolita' (obra cumbre de Nabokov) constituye un canto al rapto, a la violación y a la coacción física, además de un análisis de la terrible pasión de un alma perdidamente enamorada que ha seguido al pie de la letra el mito patriarcal de la esposa-niña".
  18. "Henry Miller ha dado expresión a ciertos sentimientos hondamente arraigados en la cultura masculina, que esta se empeñaba en acallar con sumo cuidado: la despersonalización absoluta de la mujer, la reducción de la sexualidad a un juego basado en la explotación, la fantasía infantil de poder, impermeable a la realidad y a la complejidad de las personas, y, por último, la equiparación del coito con un crudo proceso de evacuación tan repugnante como la defecación".
  19. "Uno de los mitos favoritos de la mentalidad conservadora consiste precisamente en que toda mujer es una madre en potencia".
  20. "Para que el sexo pueda retirarse del áspero terreno de la política, es imprescindible que creemos un mundo algo más llevadero que el desierto que habitamos hoy".

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes! 

Fuente: aboutespañol.com

Foto de portada: Kate Millet