La amistad no se vende

 1563
Por Duneino septiembre 9, 2017  más artículos

 

Los animales no son objetos para ser comprados o vendidos o, ¿acaso tú tienes precio? La compra-venta de animales es un negocio que ha existido desde siempre. Se supone que la sociedad ha avanzado en el tiempo, sin embargo, sigue estancada en la época en la que se cambiaban camellos por monedas. Los negocios actuales que se dedican a la venta de animales, son mafias que explotan a estos seres para su propio beneficio y lo peor es que las escasas leyes que hay los amparan.

Usan criaderos de perros para aumentar la población canina, que ya de por sí está saturada por la falta de medidas preventivas, y supone que el nacimiento de los nuevos cachorros les arrebate la oportunidad a los que esperan impacientes en condiciones infrahumanas a familias que los quieran de verdad. En algunos criaderos tratan bien a los animales, pero en otros casos, destrozan a las hembras para que paran tantas veces como sea posible y acaban con tumores, desatendidas y con infecciones hasta que acaban muriendo. Y si las crías no son "perfectas", ni acaparan la atención ni son vendidas, acaban sacrificándolas.

 

¿Quién no conoce a alguien al que le hayan comprado un cachorro por Navidad? Simplemente es indignante.

Adopta, no compres. Todos los animales merecen una segunda oportunidad o una primera, si aún no la han tenido. Merecen saber que no todos los humanos somos iguales. Porque no sé quienes son más animales, si los propios animales o las personas que las maltratan y abandonan. Muchos animales sobreviven como pueden hasta encontrar un hogar digno, la gran mayoría viven en unas condiciones lamentables en las calles o perreras esperando a encontrar dueño.

Estos seres indefensos deambulan como vagabundos por las calles con frío, hambre y miedo buscando donde refugiarse. A veces, por su camino se topan con personas sin sentimientos que los maltratan de cualquier forma o, simplemente, son atropellados y no son socorridos.

En la mayoría de los casos, acuden las protectoras de animales a sacarlos del infierno en donde se encontraban para llevarlos a un nuevo "hogar" donde tienen compañía, algo de alimento y seguridad. La única pega es que no tienen el amor y el cariño familiar que necesitan.

Lo triste es cuando por ciertas razones, las protectoras toman la decisión de sacrificar a cierta cantidad de animales porque no pueden hacer frente a los gastos y las ayudas por parte del Estado son escasas.

Ellos nunca se olvidan de sus salvadores ni de quienes les brindan cariño. Te otorgarán compañía, amor y fidelidad hasta sus últimos días. Es realmente satisfactorio querer a alguien que lo ha pasado tan mal y que confíe en ti a pesar de todo. Un animal de compañía no es una mascota, es un amigo para toda la vida.

Es indignante que estos seres que formaron parte de la familia sean abandonados con cualquier excusa. No hay excusa que justifique tal aberración.

 

Marta abandonó a su perro porque no tenía con quien dejarlo para irse de vacaciones... Seguro que conoces a una Marta. 

La solución a este problema está en la Educación de la sociedad, en fomentar una cultura de adopción y esterilización para los animales de compañía, así como de cuidados y un trato respetuoso y cariñoso que ellos también merecen. Los perros y gatos son las únicas especies que necesitan de nosotros para sobrevivir y que disfrutan de nuestra compañía.

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: razasdeperros.com