‘Lo maté, como no era para mí, para ella tampoco’

 10577
Por Q julio 19, 2018  más artículos

 

Ocurrió así, como otras tantas veces... Una discusión, una relación tóxica, celos y... VIOLENCIA. Grandes dosis de odio, rabia y más violencia, la que nos meten en vena por todas partes. 

El rol siempre nos dice que son Ellos los que matan, y es así en la mayoría de casos pero, desgraciadamente, alguna vez nos toca informar sobre una catastrófica desgracia en la que es Ella la que asesina a su pareja. Sí, ella. Esto no debería ser una forma de atacar el feminismo, sino de todo lo contrario, de unirnos de una vez para intentar cambiar las cosas, para entender que el cambio tiene que nacer en cada una y uno de nosotras y nosotros. 

 

La información que nos llega de los medios de comunicación sobre este caso es más de la que vemos en otras tantas ocasiones de asesinatos machistas. Nunca se nombran a la víctima y al asesino, pero, mira tú por dónde, ahora sí. Tenemos detalles de sus nombres y apellidos, y todo parece una sucia argucia misógina, porque si no, no lo entiendo... Hasta su dirección he leído por ahí... No diré más porque me parece de vergüenza. Tengo entendido que uno de los criterios periodísticos es intentar preservar la intimidad, tanto de la víctima como del presunto asesino o, como es el caso, asesina. 

La mujer de 28 años, vecina de Lugones (Asturias), fue detenida este martes como supuesta autora confesa del asesinato por arma blanca de su pareja, un hombre de 57 años, tras haber mantenido con él una discusión motivada por los celos.

"Ya se acabó, lo maté, como no era para mí, para ella tampoco", cuenta la madre de la autora confesa del crimen

De noche, después de cometer el crimen en la casa de sus padres, ella entró en su habitación y les confesó haber degollado a su novio, quien pasaba esa noche allí. 

"Estaba en la cama y cuando me levanté estaba hecho", ha señalado la madre.

"No creí que fuera capaz de hacer algo así", ha añadido la mujer.

Muy esclarecedoras son las palabras de esta madre que no entiende cómo ha podido llegar su hija a hacer tal atrocidad. Lo mismo que se deben preguntar la mayoría de madres que sufren la desgracia de tener hijos asesinos de mujeres, hombres o niñ@s. El dolor, por desgracia, es el mismo. La frustración por no poder cambiar esto, puede llegar a ser inmensa. ¿Están locos o locas? En todos los casos, parecen ser hijos e hijas sanos y sanas del Patriarcado, un sistema basado en la violencia como máximo exponente de dominación, que marca unos roles para cada género, que nos encasilla e intenta domar. En ocasiones, ocurre esto, los papeles se tornan y la que se cree con todo el poder de decidir sobre la vida de otra persona tiene nombre de mujer. 

Lamentamos que ocurra, lamentamos que ocurra de cualquiera de las maneras, que mujeres maten a sus parejas pero, que hombres maten a sus mujeres y a sus hijos e hijas, esto nos destroza. Y, ¿por qué? Porque pasa cada día, no es un hecho aislado, no es algo anecdótico. Ocurre y damos fe de ello en demasiadas ocasiones. Y, si miramos más allá de nuestro ombligo europeo, podríamos sorprendernos de los feminicidios (asesinatos de hombres a mujeres) que se cuentan por miles alrededor del mundo.

Una mujer mata y se va "a tomar por culo" el feminismo. Sí, así de claro, parece que lo están esperando, que se alegran. Pues no, no nos alegramos. Es otra batalla más perdida, otra desilusión de que aún podamos avanzar como sociedad.

Solo el 0,4% de las denuncias por violencia machista son falsas. A ver si os entra en la cabeza de una vez, leñe, y dejamos de ayudar al sistema patriarcal a seguir creando monstruos violentos que pueden cometer crímenes como estos por no educar en valores e igualdad, por no enseñar a evitar las relaciones tóxicas, porque la dependencia, la ira y la rabia contenidas son armas del fuego más abrasador y, solamente, como sociedad, podemos evitar estas mierdas que nos dividen y nos matan. 

 

Desgraciadamente, y a modo de plaga, cada vez escucho más casos de relaciones dependientes y muy tóxicas por parte de ambas partes, basadas en la baja autoestima y en los celos. ¿No lo veis? Ahora (aunque esto es de siempre, desde que vivimos bajo los mismos parámetros) ya no vale con tenernos sumisas, ahora nos rebelamos y somos como vosotros, como marca el canon, violentos y violentas. Algo está ocurriendo desde hace mucho y puede ir a más pero... ¡Yo os estoy dando la solución!

El Feminismo es para TODOS Y TODAS. Abrazarlo no es renunciar a ser hombre o a amarlos. Por dios, escucho cada bestialidad aún que me sigue pareciendo increíble que cueste tanto entenderlo. Qué ganas de dividir y odiar. 

Dejémonos de echarnos mierda entre nosotros y nosotras. Dejemos de decir que las mujeres son las peores, las más machistas, las más agresivas... Dejemos de incitar a la misoginia. Condenemos cada asesinato y digamos NO a la VIOLENCIA

Ser feministas es abrazar la Igualdad, la Empatía, el Respeto y el Diálogo por ambas partes. Es amarnos a nosotras y nosotros mismos y amar a nuestras parejas del mismo modo, sin posesión, sin celos, sin violencia, sin intimidación ni amenazas. Sin dueños ni dueñas. 

¡O cambiamos la EDUCACIÓN, o nos vamos a la MIERDA! No lo digo más veces, que se repite y me pongo mala...

 

 

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Fuentes: elpais.com

Foto de portada: