Cuando sientes que ya no puedes más

 4024
Por Nina septiembre 10, 2017  más artículos

 

Despierto, abro los ojos y miro al techo, pienso en si merece la pena levantarme de la cama o en cambio me quedo escondida bajo las sábanas. No merece la pena. Cada vez que exhalo me duele el aire en el pecho. Siento punzadas en el corazón, me duele la vida. Me han roto la vida.

Hace semanas que no piso el instituto, todos me miran mal, se ríen de mí y cuchichean sobre lo puta que soy. El vídeo sigue pasando de móvil en móvil, al día siguiente de salir a la luz la novia de David, el chico que me violó, me pegó una paliza junto a sus amigas. Me acorralaron bajo mi casa y me dejaron inconsciente en el suelo. 

Todo ocurrió en la fiesta de cumpleaños de Lucía, mi vecina. Nos invitó a todos al chalet de sus abuelos, lo que parecía una tarde de piscina tranquila se convirtió en una fiesta llena de alcohol y música. Nunca había probado el alcohol, solo tenía 14 años, todo nuevo para mí.

Comenzó a caer la noche y a encontrarme mal, me estaba divirtiendo, pero había bebido mucho y me sentía mareada. Fui al baño a vomitar y me quedé dormida en el váter. Es lo último que recuerdo.

Lo siguiente fue abrir los ojos y encontrarme en el suelo sin bragas y con David encima de mí. No recuerdo cuánto tiempo estuve inconsciente, solo recuerdo que gritaba y lo intentaba apartar. Cuando conseguí quitármelo de encima se fue llamándome "Puta". Solo podía llorar.

 

La vida de miles de chicas se rompe después de sucesos de este tipo. Violaciones, abuso sexual o difusión de contenido íntimo son algunas de los desencadenantes.


Audrie & Daisy es un documental de Netflix que trata sobre el tema. Estrenado en el Festival de Sundance, revela las historias de chicas que fueron violadas o abusadas. Tras los hechos, los autores compartieron material gráfico por Internet desencadenando el acoso y rechazo de la sociedad. Los testimonios de las chicas, familiares e incluso los culpables nos muestran la realidad que se esconde detrás de estos hechos. Una sociedad que culpa a la víctima y no al agresor. Dejando ver el sufrimiento por el que pasa la víctima que, en muchas ocasiones, conlleva a un desenlace trágico.

 

"La violación no fue lo peor, lo que vino luego fue el verdadero infierno" 

 

 

Hoy es el Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

Puedes salvar la vida de estas chicas si en vez de juzgar, compartir el contenido, acosarlas o criticarlas, las prestas ayuda. Ninguna vida merece acabar así.

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

 

Foto de portada: