Big Little Lies: La Crueldad existe en el paraíso

 2363
Por Kollontai en Lesbos septiembre 2, 2017  más artículos

 

La vida perfecta es una mentira, no existe, es pura apariencia almibarada por una crueldad que se filtra en la cotidianeidad del día a día que va marcando el ritmo. Así es, a grandes rasgos la serie Big Little Lies de la HBO lanzada en febrero de 2017, una comedia dramática con tintes oscuros dirigida por Jean Marc Vallée y David E Kelly que a su vez ejerce de guionista. Cuenta con un reparto excelente compuesto por: Nicole Kidman, Reese Whiterspoon, Shailene Woodley, Laura Dern y Zoe Kravitz.

 

Se basa en el libro de Pequeñas Mentiras de la escritora australiana Liane Moriarty, quien se inspiró en una entrevista radiofónica, en la que una mujer contaba los abusos de su padre hacia su madre y del miedo que le llevaba a esconderse debajo de la cama.

Nos narra la historia de tres mujeres que viven en Monterrey, Jane, Celeste y Madeleine, unidas por una amistad tejiéndose a golpe de fotograma. Jane es una madre soltera, la cual su hijo es acusado de hacer bullying a una compañera. Madeleine está casada con Ed, tiene dos hijas de padres distintos, una relación complicada con su ex marido y la mujer de este; por último, Celeste es madre de dos hijos gemelos, una ama de casa que tiene una relación supuestamente perfecta con su marido Perry.

Destacaría que es una serie profundamente feminista dado a que, por un lado, pasa con creces el Test de Bechdel y, por otro, por los temas que trata, tales como la violencia de género, la violación, la maternidad, la sororidad, la autodefensa y la masculinidad, tratados desde una óptica con perspectiva de género.

 

La violencia de género no entiende de clases

Una de las lecciones que aprendemos viendo la serie, es que la violencia no entiende de clase social; cualquier mujer independientemente de su clase puede ser susceptible a ser víctima de ella.

Muestra claramente el ciclo de la violencia de género (acumulación de tensión, agresión, reconciliación) que no es solo física, sino emocional y psicológica. A la vez revela el proceso psicológico de aceptación de la mujer como víctima del maltrato y toma de conciencia para su posterior empoderamiento.

Violación no convierte en eterna víctima

Nos presenta los síntomas propios de una víctima de agresión sexual, problemas para conciliar el sueño, revivir el suceso, ansiedad etc. Sin llegar a revictimizarla, incluso sobresale su capacidad de salir adelante ante la adversidad y de mostrar resiliencia. 

Maternidad: Amor y odio hacia ella

Presenta a las mujeres en su eterna dicotomía entre aquella que decide dejar de lado su vida profesional para dedicarse a la crianza de los hijos y aquella que se siente una mala madre porque su trabajo absorbe gran parte de su trabajo.

La maternidad no solo vivida de forma tradicional (padre, madre e hijos) sino monoparental y las adversidades con las que una mujer se enfrenta.

Sororidad: Alianza entre Mujeres

A pesar de la rivalidad en un principio, se termina transformando en plena sororidad, una alianza o consorcio entre mujeres que se buscan las unas a las otras para hacer frente a los obstáculos.

Autodefensa: herramienta de protección

La autodefensa planteada así como herramienta, gracias a ello, la mujer rompe con el estereotipo (débil, sumisa) pasando ser sujeto activo para defenderse de otros. 

Masculinidades: Nuevas y viejas

Se no presenta diferentes masculinidades que entran en conflicto debido a no ser suficientes “hombres” en el sentido clásico, generando inseguridades en la autoestima, puesto que sino cumples con lo que es ser un hombre eres poco viril y puede peligrar tu matrimonio.

 

Uno de los puntos más fuertes de la serie es cómo la narrativa se apoya en la imagen, en las canciones, que componen una obra audiovisual de gran calidad en la que el océano pacifico, hilo conductor y a la vez metáfora, nos presenta que incluso lo bello, lo calmado puede encerrar en sí mismo una gran violencia y crueldad.

Añadiría dos puntos más fuertes que tiene: por un lado, el inicio de la serie marcado por un asesinato donde ni se sabe quién es la víctima ni quien lo ha cometido, y el uso de flashbacks que dan pequeñas pistas desvelando cierta información que no quedará clara hasta el capítulo final.

En definitiva, es una serie de gran belleza y exquisitez; cada plano, imagen y música crean una gran historia liderada por mujeres, unas mujeres que son capaces de salvarse a sí mismas y afrontar las adversidades. Construyen unos referentes realmente potentes desligados de clichés. Aparte da gusto ver que plataformas como la HBO optan por fomentar otro tipo de contenidos, y si tuviera que resumir la serie lo haría así:

“Soy mujer. Y un entrañable calor me abriga cuando el mundo me golpea. Es el calor de las otras mujeres, de aquellas que hicieron de la vida este rincón sensible, luchador, de piel suave y tierno corazón guerrero.” Alejandra Pikarnik.

 

 

Banda sonora de la serie en Spotify (pincha aquí).

 

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes! 

Foto de portada: