Becky me explica cosas

 2549
Por Kollontai en Lesbos agosto 26, 2017  más artículos

 

Estaba bebiendo pilsener en una plaza céntrica del levante español, con el bullicio característico universitario mientras manteníamos una conversación acerca de si la póliza de seguro aumentaba, en el caso de tener accidente y no ser responsable, intervine y dije que si te aumentaba la póliza, la auditoría femenina puso en duda aquella afirmación hasta que finalmente mis palabras fueron ratificadas por el novio de una de las presentes.

Es de esas situaciones tan comunes, corrientes, interiorizadas que pasan imperceptibles salvo que previamente se tenga la óptica adecuada, traduciendo a jerga feminista tener bien colocadas las gafas violetas,  se puede decir que había experimentado una especie de mansplaining, concepto que conocí más tarde y que saltó a la fama por el libro de Rebecca Solnit, con el título de Los Hombres me explican cosas.

La obra es un conjunto de ensayos donde se describe situaciones de desigualdades respecto al género tales como la falta de credibilidad para demostrar que sufres Violencia de Género, la condescendencia con la que somos tratadas las mujeres, la cultura de la violación incluso pasando por Virginia Woolf, Susan Sontang así como sucesos que han supuesto notables avances aunque como bien dice nuestra querida Becky aún queda muchísimo por hacer.

 

  • MANSPLAINING: SILENCIANDO A UNA MUJER

Sin duda alguna leyendo a Becky aprendí una serie de conocimientos entorno al Mansplaining, entendido como una forma en la que los hombres tratan con condescendencia, desprecio  a las mujeres, demostrando así su poder y es el mismo, que está presente en  las distintas violencias machistas. No es más que una forma de silenciarlas, de hacer que no puedan expresarse libremente y por ello, no ser seres humanos de pleno derecho.

 

  • MÁS VALE QUE TE CREAN, MUJER

Cuando a una mujer no se le puede silenciar, entonces se le ataca desde la credibilidad como si todas padeciésemos el síndrome de Cassandra, una histeria colectiva, en definitiva,  mentirosas, victimistas y locas.

Quizá la forma más violenta para silenciar a las mujeres, son los feminicidios,  que mayor forma de silenciar a una mujer que negarle su propia existencia, matándola. Este tipo de violencia, es una pandemia y se perpetúa en espacios públicos como privados.

Sin duda alguna, la credibilidad es una herramienta fundamental para la supervivencia, sino que se lo digan a las mujeres víctimas de violencia de género, cuando han sido diagnosticadas con el síndrome de alienación parental (SAP), que se podía catalogar como la nueva histeria, un síndrome que no tiene validez psicológica, sin embargo ha servido de argumento perfecto, para quitarle la patria potestad de los menores a la mujer y sea concedida al maltratador.

 

  • LA MUJER Y SUS DOS FRENTES

Las mujeres siempre están luchando en dos frentes, por un lado en defender sus ideas y por otro en poder ser reconocidas como ciudadanos de pleno derecho para defenderlas.

 

  • TEJE TU PROPIA TELARAÑA

No se trata únicamente de  tener voz para poder defender sus propios argumentos, ideas o conocimientos, a la vez invita a poder ser ellas mismas,  liberarse de toda imposición social, desde una instrospección woolfiana, en el que construir la propia telaraña, ser dueña de su propio destino y capaces de construir su identidad.

 

  • EL LENGUAJE Y SU PODER

En  nuestra historia siempre ha habido una fuerza invisibilizadora hacia las mujeres, mecanismos que se reproducen hasta llegar hasta nuestros días, forma parte lo que se conoce por Patriarcado. De ahí, surge la importancia del lenguaje y  el Feminismo, porque el lenguaje señala aquello qué es visible, qué importa, esto es fundamental, para dar óptica a problemas que aun existiendo, era incapaz de visualizarse y por la tanto dar una respuesta, ejemplo de esto son términos como: cultura de la violación, mansplaining, agresión sexual etc. Todas estas categorías, se las debemos a la lucha feminista y configuran la problemática, la cual debe verse de forma global para intentar solventarla.

Sin caer en un optimismo ni un pesimismo, hace una lectura equilibrada y  realista acerca del camino hacia la igualdad, se ha conseguido pequeñas victorias pero aún queda mucho por recorrer, gracias al Feminismo por visilibilizar, a las pequeñas luchas que a veces la democracia facilita y a la existencia de la oscuridad, en la que los actos se desconocen sus consecuencias, siempre cabe la posibilidad de que lo positivo ocurra.

 

  • ABIERTA LA CAJA DE PANDORA, NADA ES IGUAL

Igualmente que una vez abierta la caja de pandora,  es imposible volver a  meter esas ideas, ya que han supuesto un cambio de mentalidad, y sin ello es imposible la liberación además de que gracias a ellas se basan los logros hasta ahora conseguidos.

 

  • TESTANDO LA OBRA

Resulta interesante la capacidad de la autora, para conectar situaciones de la vida cotidiana, con momentos históricos o noticias  y lo interrelaciona con el género, usando un lenguaje sencillo claro y directo.

Una de las principales aportaciones es el enfoque global que da a la problemática,  sin embargo no profundiza ni llega a indagar de cuáles son las raíces o causas del problema. Tal vez,  pueda ser un arma de doble filo dependiendo de las expectativas del lector, para unos puede ser fresca y rápida de leer, y para otros insulsa que se queda en la superficie.

En conclusión es un libro que recomendaría para los que siente interés hacia el Feminismo, La igualdad y los derechos de las mujeres pero no están muy metidos en materia, debido a la simplicidad con la que escribe y transmite las ideas, sin embargo para aquellos que busquen una base más teórica y profunda probablemente no sea el libro idóneo.

Sin duda alguna Becky no se anda por las ramas, transmite lo que quiere expresar con una gran habilidad por eso Los hombres me explican cosas es un básico que todas las feministas deberíamos de tener como fondo de biblioteca.

Así que seamos mujeres peligrosas y apúntate este libro para tu próxima lectura.

 

 

Y recuerda… ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

 

Fuentes: Solnit. R. (2015), Los Hombres me explican cosas, Madrid: Capitán Swing

Foto de portada: hayunalesbianaenmisopa