La mejor evolución del canon de belleza es acabar con él

 7401
Por Marta Moñiz agosto 1, 2017  más artículos

 

Decía el filósofo David Hume que la belleza de los objetos reside en la mente de aquel que los observa. Esto fue en el siglo XVIII. Irónicamente, a partir de entonces comenzó a extenderse la belleza superficial y el uso de la palabra ‘maquillaje’ como sinónimo de truco o engaño. Y tras siglos en los que los cánones de belleza han esclavizado a la mujer, por fin hemos hecho una toma de conciencia y queremos volver al principio, a amar la belleza natural, sin reglas. Superar el prototipo femenino establecido y sentirnos bien con nosotras mismas.

Son las mujeres más afamadas las que tienen una mayor capacidad de influencia en la sociedad y, conscientes de ello, no dejan de sorprender con variadas reivindicaciones contra la dictadura de la belleza.

“Porque ya no quiero cubrirme más. Ni mi cara, ni mi mente, ni mi alma, ni mis pensamientos, ni mis sueños, ni mis luchas, ni mi crecimiento emocional. Nada.” Así justificaba Alicia Keys su negativa a maquillarse para acudir a un acto público. Y es que hay cosas que te hacen más hermosa que el maquillaje.

Breanne Fahs, profesora especializada en género en la Universidad de Arizona, publicó un estudio en el que solicitó a una serie de mujeres que no se depilasen durante un tiempo. Tras este período, la mayoría de ellas no destacó su sensación personal, sino la presión que recibieron de su entorno, que las acusaba de poco femeninas. "Algunas personas me preguntaron si era lesbiana. Me pareció interesante que mi sexualidad fuese automáticamente cuestionada solo porque no me afeité.", confesó una de las participantes.

Julia Roberts fue la pionera en este tipo de mensaje que invita a las mujeres a ser dueñas de su cuerpo, acudiendo a una de las alfombras rojas más importantes de su carrera luciendo las axilas sin depilar.

Numerosas celebrities siguieron su ejemplo y apoyaron la causa feminista. Madonna, imitada ahora por su hija adolescente, o Miley Cyrus, que llama a las chicas a que sean conscientes de que pueden ser independientes y poderosas.

La modelo y actriz Cara Delevingne ha aprovechado su nuevo look para hacer un alegato contra los cánones de belleza establecidos: "Cuanto más abracemos lo que somos como personas y menos lo que somos por nuestros atributos físicos, más poderosos seremos. La belleza no debería definirse tan fácilmente. Es ilimitada. Y es agotador tener que escuchar siempre cómo tiene que ser la belleza. Quitémonos la ropa, retiremos todo el maquillaje, cortémonos el pelo. Deshagámonos de todas las posesiones materiales.", expresaba en Instagram luciendo la cabeza rapada.

Jessie J., Kristen Stewart, Natalie Portman, Charlize Theron o Cate Blanchet son algunas de las grandes mujeres que se raparon antes que ella. Pero no hace falta cruzar las fronteras. Las españolas Soraya, Blanca Romero o Blanca Portillo también se expusieron a las cámaras tras deshacerse de su melena.

La alfombra roja, las cámaras de televisión y las portadas de revista han sido usadas por ellas, las famosas, como medios para gritar una reivindicación feminista. Ahora, las redes sociales son el lugar idóneo para la lucha y la protesta. Una de las sensaciones de Instagram es Imre Çeçen (@imrececen), que utiliza su cuenta para mostrar lo diferentes que pueden llegar a ser dos fotografías de la misma persona cambiando solamente el enfoque, la posición o la iluminación.

La mejor evolución del canon de belleza femenino es acabar con él. Dejemos que la belleza resida en la mente de aquel que observa y no sea impuesta y forzosamente imitada.

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: pinterest