Consejos para comprar de forma responsable

 2109
Por Editorial marzo 22, 2018  más artículos

 

Una buena compra implica pensar que siempre que usas el dinero tiene influencia en tres ámbitos: sobre ti mismx, sobre las otras personas y sobre el planeta. Todos estos ámbitos son igual de importantes. Por lo tanto, cada vez que utilices el dinero, tienes que hacerte una serie de preguntas. ¿Y cuáles son las preguntas que debo hacerme? Estarás pensando, pues son las siguientes:

 

1. ¿Cuál es el origen de lo que estoy comprando?

Debes tener en cuenta varias cosas, por un lado, tienes que preguntarte de qué está hecho lo que has comprado, es decir:

  • Si los materiales usados son ecológicos.
  • Si son sintéticos y si, al producirlos, dañan el medio ambiente.
  • Si para que tú tengas ese producto otras personas o el planeta están sufriendo.

Si buscas productos ecológicos y sostenibles estarás contribuyendo a mantener más sano nuestro planeta. Comprar todo ecológico puede suponer un pequeño esfuerzo económico extra, pero merece la pena. En la actualidad, tenemos la suerte de contar cada vez con más alternativas sostenibles y ecológicas, así que aprovechemos las oportunidades para mejorar que se nos están brindando. Por otro lado, es igual de importante que te preguntes cómo está hecho ese producto, es decir:

  • Si la fabricación sigue las normas de seguridad y de conservación del medio natural.
  • Si los productos utilizados son dañinos o no.

En este aspecto, nos encontramos con los productos testados en animales. Hace unos años, la mayoría de las marcas de cosméticos testaban sus productos en animales. Afortunadamente, cada vez hay más marcas de cosméticos “cruelty free” (que no testan en animales). Es nuestra responsabilidad elegir si compramos un pintalabios, por ejemplo, a una marca que testa en animales o a una que no lo hace.

2. ¿Es una necesidad real?

Cuando vayas a comprar algo, debes preguntarte:

  • ¿Lo necesito de verdad?
  • ¿Es solo un capricho?
  • ¿Lo compro porque “todxs lo llevan”/ “todxs lo tienen” o porque yo realmente lo quiero?
  • ¿Podría pasar sin ello?

 

3. ¿A quién estoy beneficiando al final?

Ten en cuenta:

  • La empresa que produce ese producto u ofrece ese servicio, quién o quiénes la forman, su filosofía o política de empresa, el lugar donde producen…
  • Si al comprar este producto estoy ayudando a alguna ONG o asociación.

 

Mis consejos a la hora de comprar son:

  • Lleva siempre tu propia bolsa.
  • Intenta comprar productos que no contengan plástico ni vengan empaquetados en él.
  • Los productos que puedas comprar a granel (al peso), cómpralos de esta forma en tiendas que ofrezcan este servicio.
  • Intenta comprar productos de origen ecológico.
  • Compra más en tiendas o a empresas cuya política de empresa o filosofía sea acorde a la tuya.
  • Si puede ser, compra productos que colaboren económicamente con una buena causa. De esta forma, estarás beneficiándote tú y la empresa que elabora ese producto, y además, estarás ayudando a una ONG o asociación.
  • “Lo barato sale caro”.

 

Con toda esta información, ¡Ya estás preparadx para hacer una buena compra!

                                                                                                                                  

Colaboradora: Isabel R.

 

Antes de irte, recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres compartir este post debes!

Foto de portada: