Oasis mental

 2309
Por Carmen Marrero junio 2, 2017  más artículos
 
 

Hola. Hace tiempo que no nos vemos. Muchas cosas han cambiado desde la última vez que hablamos. Sé que no he sido lo que esperabas que fuera, sé que no cumplí con tus expectativas. Lo siento, pero a veces eso es lo que nos ayuda a seguir trazando un camino a seguir, ¿sabes? Tampoco es que haya perdido el tiempo. He estado viajando durante meses, visitando los desiertos de mi mente y sin encontrar ni una sola gota de agua. Ha sido aterrador. El tiempo vuela cuando estás perdida.

Pero algo cambió. Lo vi. Vi el agua que había perdido, la que llevaba buscando durante tanto tiempo, y no una simple gota; no, un extenso y resplandeciente lago. Puedes no creerme, puedes pensar que soy una causa perdida, pero ambas sabemos que no es así. Que tengo potencial. Que llegaré a los océanos un día de estos.

Sé que aquello no fue una alucinación, estoy convencida de que no deliraba. Me arrodillé frente al lago y me mojé las manos; sentí aquella agua tal como la había sentido anteriormente. Volvió, volví. Está aquí — estoy aquí. En algún lugar recóndito de mi mente, pero está.

Me dio miedo volver a perderla — me dio miedo perderme de nuevo — así que guardé unas gotas en un pequeño bote, y se ha convertido en mi salvavidas. Me aferro a él con todas mis ganas.

De acuerdo, tampoco han cambiado tantas cosas. Sigo caminando entre desierto y desierto, pero, ¿sabes qué? Al menos, tengo una porción de lo que un día tuve. De lo que un día fui. Parte de ti sigue estando conmigo.

Ahora, cada vez más a menudo, me encuentro con bosques, mares, montañas… Sí, el desierto sigue ahí. Pero sé cómo combatirlo. Sé a dónde ir cuando no puedo luchar contracorriente frente a los torbellinos, ni resistir los latigazos de la arena en mi piel, y sé que todos necesitamos algo de desierto entre nuestros océanos.

¿Quién iba a decir que le daría las gracias a todas las piedras con las que me he ido tropezando? Y es que, a base de perderme, he acabado encontrándome. 
 
 
Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
Foto de portada: pinterest / Julia Geiser