No miremos a otro lado e impliquémonos con las injusticias

 3008
Por Editorial agosto 16, 2018  más artículos


La Corte Suprema lanza un informe donde confirma que 301 curas abusaron sexualmente de miles de niños y niñas en las últimas décadas solo en Pensilvania, USA. Los define como depredadores sexuales.

 

Confirma una superestructura de protección de los pederastas en la jerarquía eclesiástica y en el Vaticano.

En Mallorca se investiga lo mismo. Y ya tenemos varias condenas en la justicia civil y en la eclesiástica.

Se puede mirar hacia otro lado, y hacer como que las víctimas no existen. Intentar quedar bien en una nota de prensa.
Qué difícil asumir que quienes hablan en nombre de Dios violan a nuestr@s hij@s, familia, amig@s, vecin@s... ¿Verdad?

Pero ahí están los monstruos. Y sus rehenes. Una víctima de abusos siendo menor siempre es rehén de la culpa hasta que no se la resarce y se le pide público y expreso perdón.

Es agosto, pero hay luchas que no se van de vacaciones.

Ahí seguimos.

Intentando que más víctimas denuncien.

Sé por experiencia que las publicaciones sobre curas pederastas no suelen tener muchas interacciones porque la gente en general se siente incómoda conociendo verdades que les hacen daño. No me importa. Lo importante es que las redes consigan que este tipo de mensajes lleguen a las víctimas y sepan que hay alternativas al dolor.

 

Reflexión de Aina Díaz.


Foto de portada: