Cuando soy más yo

 3672
Por Q julio 21, 2017  más artículos

 

   

 
Cuando soy más yo
hablo dando gritos,
hago chistes malos,
y me río demasiado.
 
Cuando soy más yo,
nunca es demasiado,
todo es poco,
y mucho puede ser nada.
 
Cuando soy más yo
no me cohíbo y
te achucho con
o sin sentido.
 
Cuando soy más yo
enredo mi pelo
con mis pensamientos,
y, directamente,
no me peino.
                     
Cuando soy más yo,
me despeino
el alma en cada gesto,
río a carcajadas,
canto sin ritmo,
bailo sin ritmo.
 
Cuando soy más yo,
lloro pétalos amargos,
lloro mares que consuelan
como un beso sincero.
 
Cuando soy más yo
se me eriza el vello
y mis retinas
brillan más,
piden más.
 
Cuando soy más yo,
tú eres más tú,
y ellos son más...
no lo sé, la verdad,
y qué nos importa…
nada.
 
Pues cuando soy más yo,
todo me es indiferente,
no sufro por el qué
dirá la gente.
 
Cuando soy más yo,
me preocupo más por mí,
me preocupo más por nosotros,
y por todos los que
merecen mi atención
y admiración,
aquellos que
colman de amor
mi deshelado corazón.
 
Cuando soy más yo,
no hay escudos,
no hay muros,
no hay fachadas.
 
Cuando soy más yo,
llego tarde a
todas partes,
me quito el sotén,
y la careta que tanto
me aprietan,
me planto una coleta,
o un amago de moño
que me convierten
en esa yo que tanto
adoro.
 
Cuando soy más yo,
me dejo abierta la puerta
del alma,
la pasta de dientes
y hasta la sesera.
 
Cuando soy más yo,
me pongo el alma
por bandera
y la pasta se me seca,
y la sesera me confirma
que me da lo mismo,
que lo mismo me da.
 
Cuando soy más yo,
lo voy perdiendo todo,
y por ti, hasta la cordura.
 
Pues cuando soy más yo,
la locura se adueña de mí,
la pasión y la vida entera.
 
Cuando soy más yo
quiero gritar que te amo,
quiero comerte a mordiscos,
quiero parar el Tiempo,
quiero reírme de él y
del mundo entero.
 
Cuando soy más yo,
la mochila no pesa,
la tristeza es pasajera,
y la alegría vuelve a casa
para quedarse,
sin más esperas.
 
Cuando soy más yo,
mis mejillas se enrojecen,
mis ojos se estremecen,
y mis miedos desaparecen.
 
Pues cuando soy más yo,
es un gustazo ser yo.
 
 
 
 
Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
Foto de portada: pinterest / Diego Max