¿Y si romper fuese lo mejor? Señales que te lo indican

Por Elisabet agosto 8, 2017  más artículos
h3> 

Cuando dudas acerca de si romper una relación o no es porque no todo va tan bien como te gustaría con tu pareja. A veces, una retirada a tiempo es una victoria, ya que identificar el momento en el que una relación ha terminado puede ser crucial para nuestra salud física y mental. Pero, evidentemente, para tomar una decisión tan importante tenemos que estar seguras.

Muchas veces, seguimos en una relación aun sabiendo que no es lo que más felices nos puede hacer, y lo hacemos por una gran variedad de motivos posibles, siendo los fundamentales: el miedo a estar solas (sobre todo cuando llevas mucho tiempo acostumbrada a hacer las cosas en pareja, y te cuesta volver a hacer cosas en soledad), no querer pasar por el sufrimiento de una ruptura, la pereza de buscar una nueva pareja, el hecho de que en nuestro grupo de amigos todos estén emparejados, por rutina, por falta de inquietud, porque son muchos años juntos…

 

La realidad es pésima: Una gran cantidad de personas se niegan a romper su relación y persisten en mantenerse en ella aún sabiendo que pueden aspirar a mucho más. Incluso esa costumbre de llevar mucho tiempo con una misma pareja hace que, hasta que no aparezca alguien nuevo, no seamos capaces de romper esa historia que no nos hace felices al 100%. 

Aparte de aquellos casos en los que la toxicidad, los malos modales y los deleznables comportamientos de violencia machista, en el que todas entendemos que no hay marcha atrás y hay que romper cuanto antes, una ruptura también puede ser lo mejor con los siguientes factores en acción: 

 

1. Falta comunicación

 

Cada vez que intentáis hablar para solucionar algún tema o acercar posturas, acabáis discutiendo. Además, cualquier intercambio de opiniones acaba con una bronca porque tu pareja no acepta que no pienses igual que ella.


2. No tenéis planes de futuro juntos

 

Y no es por tu culpa: Siempre has tenido ilusión de planear una vida juntos, pero tu pareja siempre se ha mostrado especialmente reacia a ello, diciéndote que quiere vivir el día a día, lo que es una clara falta de compromiso.

 

3. No sientes que te apoya

Siempre que tienes que hacer algo importante para ti, tienes la sensación de que te pregunta cualquier persona menos tu pareja, que no se interesa por ti, que piensa que lo que haces no es tan importante como lo suyo… ¡Eso es insoportable!

 

4. Crees que podrías encontrar a alguien que te tratase mejor (o simplemente estar mejor sola)

 

Hay muchas cosas que vas pasando por alto, que vas aceptando, pero sabes que puedes encontrar a alguien que te trate mejor de lo que lo hace tu pareja, como te mereces. Entonces, ¿por qué conformarte?

 

5. Tu pareja es un freno para cumplir muchos planes e ilusiones

  

Si dejas de aceptar una oferta de trabajo fuera de España porque tu pareja no quiere que te vayas, ni irse ella, ni mantener una relación a distancia; si no te vas de Erasmus para no sumar problemas a la relación; si quieres casarte y tu pareja no tiene ningún interés en ello; si sientes deseos de tener hij@s y tu pareja odia los niñ@s… Piensa en todo aquello a lo que vas a renunciar por alguien que no te hace sentir todo lo que te merecerías.

Si todo esto te ha hecho dudar, es momento de pensar.

La mayoría de las veces la solución está en ti.

 

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: pinterest / Joe Webb