Mujer valiente

 3304
Por María Fernández abril 12, 2017  más artículos

 

 

Después de miles de consejos
logró decir basta,
la gente lo veía de lejos
ella lo vivía en su propia casa
compartiendo techo y lecho,
recibiendo palizas de ese monstruo
sin ningún derecho.
 
Pedía a gritos una explicación,
el porqué de hacerle daño
sin motivo ni razón,
“lo hago porque te quiero, cariño”
repetía después de cada actuación.
 
“Aguanta” se decía a sí misma,
pero no veía mejora
después de cada paliza.
 
Llegó el día de la valentía,
y orgullosa de ser mujer
a voces le repetía;
“Ya basta de pegarme
e insultarme por placer,
vete con tu machismo
y no vuelvas a aparecer”.
 
Y así fue,
como gracias a su fuerza
comenzó una nueva vida.
Con orgullo y con destreza
encontró la salida,
y cerró la puerta con candado,
tiró la llave al fondo del mar
y dejó al hombre que no sabía amar
ahogado en su propia impotencia,
por no saber comprender
que una mujer, al igual que él,
también tiene importancia.
 
Jamás llegó a buen puerto
porque seguía creyendo
que él estaba en lo cierto.
 
 
 
¡Si ayudarnos a crecer quieres, este post compartir debes!
 
Foto de portada: we heart it