El turbio origen de Adidas

Por Claudia Sánchez junio 12, 2017  más artículos
advertisement

 

Seguro que la marca Adidas tiene un hueco en nuestro fondo de armario. Calidad, y gran variedad. Además, un estilo de los mejores del mercado. ¿Se puede pedir más? Sin embargo, todo tiene una cara oscura, y Adidas no se escapa.

La marca Adidas nació en el siglo XX de la mano de los hermanos Dassler. Cuando en 1933, Hitler obtuvo el poder, ambos se afiliaron al partido nazi. Así, el punto en el que la Gran Historia se toca con la vida cotidiana y familiar, provocaría que las vidas de AdolfRudolf cambiaran para siempre. Los dos fueron llamados en distintos momentos para servir al ejército; los dos por diferentes sospechas, fueron acusados de traición, y la mala relación de ambos provocó que estos se delataran el uno al otro. 

Fue en las Olimpiadas de 1936 cuando comenzaron a vender en masa su material deportivo. Sumado a esto, el advenimiento del nazismo (del cual eran partidarios) supuso una ventaja económica ya que, era el deporte el utilizado por los nazis como espejo perfecto para mostrar al mundo la perfección aria. Además, por orden del III Reich, la fábrica de calzado se reconvirtió en taller de tanques y repuestos de lanzamisiles.

Mientras Adi se eximió de su servicio militar y se entregó a dirigir el carácter bélico que había tomado su empresa, su hermano, comprometido con la causa nazi, se alistó a las S.S. destinadas a Sajonia.

En 1947, dividieron la fábrica. El río Aurach se convertiría en frontera; en una orilla se instalaba Adidas, la marca de Adi. Del otro lado, Rudolf, a quien llamaban el Puma, por su facilidad para la conquista de mujeres, fundaba la compañía que tiene como emblema un felino que se muestra dispuesto a saltar sobre su presa. La competencia no pudo volverse más agresiva. 

En definitiva, la historia detrás de los logos de las marcas del mercado que consumimos día a día tienen un pasado del que aprender. Resulta chocante que estos hermanos, los que iniciaron una empresa que llega a nuestras manos a día de hoy, siguieran esa ideología y apoyaran el genocidio de millones de personas. Las guerras no están solo en los documentales o en la televisión. 

Finalmente, en 2009, ambas marcas enterraron el hacha de guerra y acabaron con décadas de enemistad.

 

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Fuente: fortune.com

Foto de portada: we heart it