Es que si me controla me siento más protegida

 4327
Por Claudia Sánchez abril 8, 2017  más artículos

 

"Es que si me controla me siento más protegida"... Palabras de mi prima de 13 años. Las nuevas (des)generaciones están intoxicándose. El cáncer que castiga esta sociedad se propaga a velocidades vertiginosas alcanzando ya a las semillas más jóvenes. ¿Qué ha pasado?

No voy a negar que Internet ha tenido parte de responsabilidad. Es una de las grandes diferencias existentes entre los preadolescententes de hoy con nosotros. Yo empecé a ver YouTube con 15 años. Mi prima y sus amigos, con 10.  Grandes YouTubers llevan entre neurona y neurona el machismo e invisibilizando la lucha feminista. Son millones los jóvenes que ven a estas personas, que les cuelan entre risa y risa un humor ridiculizando la lucha feminista y calificando de feminazis a las que la militamos.

 


"Ahora las chicas y los chicos somos iguales", el ego y la creencia de que nosotros distamos mucho de la forma de pensar del siglo pasado frenan e incluso retroceden el avance de un movimiento que viste con la sangre de sus compañeras asesinadas diariamente. Hoy en día, la mayor parte de las víctimas de bullying son niñas. ¿Cuantas veces hemos oído aquello de que "si se mete contigo es porque le gustas"?  

Dos o tres chicos se meten con tu apariencia, con tu forma de vestir y poco más, porque no te conocen siquiera y no tienen dónde atacar salvo lo que ven sus ojos. Critican en base a un modelo de mujer aceptado por todos y todas, creando traumas, complejos y depresiones en muchas niñas que se ven diferentes y menos que los demás por el simple hecho de tener menos pecho o llevar gafas. Cosas como "no voy a estudiar a Rosalía De Castro, es una mujer" o que tu compañero de clase te toque el culo en Educación Física son el pan de cada día en las aulas.

 


Lo más parecidas a feminazis que somos, es ser víctimas de un verdadero holocausto que tiene su origen hace más de 2000 años.
El Feminismo es la radical idea de que tienes que enseñarte a poner la lavadora y a hacerte la comida.

  

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post quieres!

Foto de portada: we heart it