8 situaciones incómodas que puedes vivir en las redes sociales

Por Deslenguada agosto 10, 2017  más artículos
div class="gameDetailsExteralWrapper">
 

A todos nos ha pasado al menos una de estas situaciones incómodas. La 3 es realmente para desaparecer de la faz de la tierra. ¡Ánimo! Lo que no te mata, te hace más fuerte.

 

1. Cuando tus amigos publican una imagen de una fiesta a la que no te invitaron

Puede que no encuentres ninguna razón por la que tus amigos no te invitaron a esa fiesta, pero seguramente la haya. Quizás se olvidaron o no lo planearon y se encontraron allí espontáneamente o, quizás, te avisaron y tú no los atendiste. Lo cierto es que no solo es incómodo, también es doloroso y puede volver a pasarte.

 

2. Cuando alguien deja un comentario negativo en una de tus publicaciones 

Lo que para ti parecía un bonito texto para compartir, puede herir los sentimientos de alguno de tus seguidores y generar una situación incómoda para toda tu comunidad. Asegúrate de releer el texto que inició el conflicto para verificar que no haya nada que pueda resultar ofensivo. Siempre puedes corregir el texto y disculparte. Y, si no es el caso, puedes resolver la discusión por privado o usando tus grandes habilidades lingüísticas para defender tu postura. Sin embargo, continuar la discusión en el espacio virtual no va ayudar en lo más mínimo. Se va a convertir en un partido de ping pong que mirará todo el mundo.

 

3. Cuando das "like" a una publicación de hace mucho tiempo atrás

¿A quién no le ha pasado alguna vez? Estar husmeando en una foto del 2008 y accidentalmente darle like. Lo primero que atinamos a hacer es quitarle el like, como si eso evitara que la otra persona se diera cuenta de nuestro stalkeo. No hay vuelta atrás, es muy incómodo, pero no es tan grave. ¿Acaso las redes sociales no están para eso?

 

4. Cuando se produce una batalla campal en una de tus publicaciones

Puede que, sin ninguna intención, alguna de tus publicaciones se convierta en un debate sin fin entre bandos opuestos. Incluso entre personas que no tienes ni idea de dónde salieron. Por ejemplo, las publicaciones sobre política son las más propensas a generar este tipo de guerra-debate. Lo mejor, en estos casos, es que elimines los comentarios ofensivos. ¡No hay lugar para los haters

 

5. Cuando te sientes culpable por ignorar una solicitud de amistad

 

Existen ese tipo de personas que quieren tener diez mil amigos en Facebook, aunque no tengan ningún tipo de relación con ellos. Así es como, probablemente, haya llegado esa solicitud de amistad de aquel compañero de escuela que hace más de veinte años que no ves ni hablas. Sin embargo, te genera culpa ignorarlo, pero tampoco quieres tenerlo entre tu grupo de amigos. No te preocupes, él no debe recordar que te mandó esa solicitud... Si realmente quieren establecer una relación contigo, siempre pueden llamarte por teléfono. Aún existen otras formas de comunicación, además de las redes sociales.

 

6. Cuando nadie confirma asistencia en un evento que tú creaste 

La típica situación es que organizas tu fiesta de cumpleaños y creas el evento en Facebook para que todos participen y confirmen su asistencia. Pero no siempre funciona. En estos casos, puedes publicar un recordatorio cuando se esté acercando la fecha, y escribirles de manera privada a tus amigos para asegurarte de que estén enterados. No te desanimes, es muy común que suceda. De ahí que ahora esté más de moda crear grupos de whatsapp, otro gran peligro para tu dispositivo móvil. 

 

7. Cuando tu pequeña (o no tan pequeña) sobrinita publica fotos de fiesta

Los niños crecen, y no solo usan las redes sociales, sino que las usan igual que tú. Comparten fotos con sus amigos y, probablemente en plena adolescencia, quieran mostrarle al mundo lo cool que son. Tú también lo has hecho (no lo niegues). Así que, a menos que vea algo que realmente la puede poner en peligro, déjala hacer.

 

8. Cuando tu amig@ no te responde los mensajes privados

No desesperes, seguramente no sea algo personal contra ti. Debes evaluar distintas opciones como que tu amigo no entre tan a menudo a sus perfiles sociales, o que haya pasado por alto la notificación. También puede haber leído el mensaje cuando estaba ocupado, y luego se le olvidó responderte. En todo caso, si realmente necesitas hablar con él/ella, toma el teléfono y llámalo/a de una vez por todas y que no te coma el rencor infundado. 

 
 
Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
Foto de portada: pinterest