Carta a mi hijo

 2683
Por Ana Olivo marzo 16, 2017  más artículos

 

 

 

 

Ojalá pudiese guardar cada minuto contigo,
ojalá pudiese parar el tiempo y detener
la soledad que dejará tu ausencia,
me recreo en cada gesto
para que este me deje huella
y actúe como un bálsamo en mi corazón
para cuando tú no estés.
Cambiarás de brazos, yo también lo hice,
y ahora soy consciente de los abrazos tan fuertes
y largos que me da mi madre cada vez que nos vemos.
 
Solo te tengo a ti, el cáncer me ha castigado
y no me deja darte hermanos, pero también
ha intensificado ese amor tan brutal
que siente una madre hacia un hijo.
Aprovecharé las noches escuchando tu respiración,
reiré en nuestros desayunos y disfrutaré con nuestros juegos
tirados en el suelo inventando mil historias,
grabaré tu vocecita en mi memoria,
ya sabes que es mi melodía favorita.
Intentaré llenarte de buenos momentos,
para que me recuerdes siempre
como aquella persona que nunca dejó de quererte.
 
                                                                                               
                                                                             
¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!