La cantante Mon Laferte denuncia sin censura la violencia de Chile en los Grammy Latino

 2936
Por Q noviembre 15, 2019  más artículos

 

Cuando hablamos de pechos en las redes sociales, hablamos indudablemente de censura. Es el pan de cada día en Instagram, por lo que el acto de la cantante chilena Mon Laferte en los Grammy Latino la noche del jueves es una llamada de atención directa a estas censuras ilógicas. 

Pero, no solo se queda ahí la reivindicación. El mostrar sus pechos, que para algunos y algunas puede ser una tremenda tontería, tiene una connotación más. Es una llamada de atención a todo un sistema que permite la violencia sistemática en un país como Chile, así como en el resto del mundo. Pero centrándonos en su país de origen, la cantante ha mostrado en numerosas ocasiones su apoyo a las multitudinarias manifestaciones que en las últimas semanas se han dado en Chile en contra del modelo neoliberal y la desigualdad.

La artista se presentó ante los fotógrafos de los medios de comunicación con su torso denudo y este mensaje pintado en su cuerpo: “En Chile torturan, violan y matan”. Laferte vestía además un pañuelo verde en el cuello, que es un símbolo de la lucha feminista a favor del aborto.

Antes de presentarse en la alfombra roja, Laferte ganó en la pregala de los Latin Grammy la distinción al Mejor álbum de música alternativa por Norma y aprovechó su discurso sobre el escenario para pedir justicia para Chile y reivindicar la lucha de los jóvenes en este país. “Esto es para Chile”, dijo. “Y quiero leer una décima que me pidió una compañera cantora chilena que es La Chinganera a raíz de lo que está pasando en mi país que es Chile”, añadió la artista.

“Chile, me dueles por dentro, me sangras por cada vena, me pesa cada cadena, que te aprisiona hasta el centro. Chile afuera, Chile adentro. Chile al son de la injusticia, la bota de la milicia, la bala del que no escucha. No detendrán nuestra lucha, hasta que se haga justicia”.

La red social de la censura a los cuerpos de las mujeres que no son para consumo masculino (esos sí los permite), ha ido más lejos en la censura a esta cantante. si pretendemos encontrarla mediante su hashtag #monlaferte la siguiente información es lo único que vamos a poder encontrar:

 

Un ejemplo más de que a Instagram no le gusta que nos quejemos, que reivindiquemos nuestros derechos y, mucho menos, que enseñemos nuestros pechos... femeninos.

 

Ha nacido una nueva ídola del movimiento. ¡GRANDE MON LAFERTE!

 

 

Fuente: Huffpost

Foto de portada: Instagram de Mon Laferte