Connie Inglis: patada a la anorexia

 1736
Por Annie febrero 8, 2017  más artículos

 

Hablamos de un problema más común de lo que creemos: los desórdenes alimenticios. Dentro de todo el conjunto de desórdenes alimenticios, nos vamos a centrar en la anorexia nerviosa y, en este caso, también en la que se ha convertido en una nueva sensación cibernáutica, la inglesa Connie Inglis de 21 años y en proceso de recuperación de anorexia, que nos incita a liberarnos de los trastornos de la alimentación, así como ayudarnos a amarnos a nosotras mismas y liberarnos de nuestros complejos

Antes de meternos de lleno en el artículo en sí, vamos a aclarar lo que es la anorexia nerviosa. La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria (TCA), que se caracteriza por una pérdida demasiado grande de peso limitando extremadamente la comida, hasta llegar al peso no saludable (infrapeso). El paciente tiene un miedo intenso a ganar peso, incluso cuando tiene menos peso del que debería, y se niega a tener el que le corresponde. Además, se tiene una imagen muy distorsionada del propio cuerpo. No importa lo delgado que se esté, que nunca será suficiente.

Como decíamos al comienzo, Connie Inglis, nacida en Leeds (Reino Unido) es una chica que se ha convertido en toda una sensación de Internet, como si de magia se tratase.

Sufría anorexia nerviosa desde ya hacía varios años, conviertiéndose el año 2015 en el peor de ellos, ya que ingresó en el hospital y fue intubada, ya que como se negaba a comer, no podría hacer nada para evitarla. Antes de esta ocasión, estuvo hospitalizada otras tres veces más. Para empezar a tener delgadez severa, hay que tener un IMC (índice de masa corporal) menor de 16. Connie tenía un IMC de 13 cuando ingresó en diciembre de 2015. En la foto que viene a continuación, podemos ver el gran cambio del momento de su ingreso (diciembre 2015) y un año después (diciembre 2016), y también observamos cómo ha pasado de tener un cuerpo no compatible con la vida, a tener un cuerpazo pero, ¡de verdad!

Connie se creó una cuenta de Instagram (@my_life_without_ana) a principios de 2016 como apoyo a superar su enfermedad. Subía fotos de sus comidas, su seguimiento corporal, pensamientos, etc... pero siempre con un toque positivo, al contrario de otras cuentas que promueven la enfermedad. Según dice ella, ha mejorado muchísimo, aunque sigue luchando cada día contra la anorexia.

Transmite fuerzas a sus seguidores que luchan contra los desórdenes alimenticios, mediante su historia, frases positivas, fotos suyas enseñando las curvas de una chica de verdad, careciendo de complejos y subiendo vídeos divertidos con chocolatinas.

Actualmente, su cuenta de Instagram tiene más de 40.000 seguidores, y va en aumento. Y lo más importante, es que en cada foto que sube, ¡se le ve más feliz y fuerte que en la anterior!

 

A parte de todo esto, Connie participa en una fundación contra los desórdenes alimenticios, donando todas las ganancias que reciba por parte de su cuenta de Instagram.

Todos, tanto chicas como chicos, deberíamos aprender de esta luchadora. No importarnos lo que los demás piensen, no hacer caso a esa vocecita que nos dice que no somos perfectos y, sobre todo, si vemos que tenemos algún michelín... ¡agarrarlo y besarlo!

Ahora Connie está más sana y guapa que nunca. Y lo más importante es que ahora... ¡Ella se ama de verdad! En la siguiente foto, podemos ver cómo nos muestra la frase "soy yo, y eso es suficiente".

Hay millones de páginas, tanto webs, como redes sociales que fomentan los desórdenes alimenticios, y ya no hablo solo de anorexia, sino de TODOS los que existen y, lo peor, es que estos hábitos te llevan a otras páginas que promueven las autolesiones, además de otros hábitos insalubres. En el momento que veamos una página de este tipo, lo que debemos hacer es denunciar la cuenta. Poco a poco, podemos hacer mucho.

¡Debemos amar cada centímetro de nuestro cuerpo, cueste lo que cueste!

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: