Mujeres luchadoras: Huelga de hambre contra la violencia de género

 4162
Por Karma febrero 18, 2017  más artículos

 

El pasado 14 de febrero de 2017 salí a la calle a dar un paseo por el centro de Madrid, cuando algo en Sol llamó mi atención. Mujeres en huelga de duración indefinida con una lucha y un objetivo: La liberación de la violencia machista. Recogían firmas y pedían colaboración. El objetivo perseguido por la Asociación Ve La Luz debería ser también perseguido por la sociedad en conjunto. Yo, como mujer, me uno a la lucha, esperando que mi entrevista y experiencia al hablar con Gloria, la presidenta de la asociación nombrada, anime a las personas a acudir a protestar y luchar de la mano de estas maravillosas personas que están en la calle por Nosotras.


El 16 de febrero me monté en el metro para bajarme en Sol tras un mensaje en Whatsapp en el que se citaba a todas aquellas personas dispuestas a acabar con la violencia machista para apoyar la lucha de estas valientes. Había más voluntarias que el día 14, de hecho, personas ajenas a la asociación se acercaron a mi amiga y a mí para recoger firmas a favor del cambio de la ley contra la violencia de género. Además, había grupos de personas asentados alrededor del símbolo de la paz formado por zapatos rojos, cuyo simbolismo es destacable, velas rojas y pancartas y papeles donde, además de protestas, se encuentran las iniciales de las víctimas de la violencia de género más recientes.

Estoy fotografiando los carteles y el símbolo frente a la carpa donde se alojan las mujeres en huelga, cuando una voz llama mi atención. Una mujer, vestida con unos tacones, medias a la rodilla rojas, debajo de estas unas negras de rejilla, unos vaqueros cortos y una camiseta color carne, está hablando. Me acerco para oír lo que quiere decir. Pide apoyo para las mujeres que se refugian del frío en la carpa y anima a todas aquellas personas que se acercan a escucharla que se unan a la lucha. Tiene una flor rosa en el pelo y me parece que está preciosa. Ahora pide un pintalabios o bolígrafo, levantando su camiseta cuando se lo ofrecen para escribir, tanto en su abdomen como su espalda, la palabra “MÍA”. Todas las personas que la escuchamos la miramos en silencio, expectantes; su discurso nos tiene esperando más, deseando continuar oyéndola mientras nos aún habla. Baja un poco sus pantalones y nos dice: “Yo llevo pañales. Llevo pañales porque soy una luchadora contra el cáncer pero, claro, nadie lo diría porque no lo parece con lo que llevo puesto. Y con eso, nos dice muchísimas cosas...


Qué importará la ropa con la que cubramos nuestro cuerpo cuando, bajo ella, seguimos siendo mujeres. Mujeres que, como cualquier ser humano, nos vemos condicionadas a pasar por ciertas situaciones que no hemos pedido vivir, tanto buenas como malas. El cáncer es una de estas situaciones. El cáncer llega a ti independientemente de si naces hombre o mujer pero, la probabilidad de que la violencia y la injusticia llegue a ti en cualquier momento de tu vida es muchísimo mayor naciendo mujer que la que llegaría si nacieses hombre. Es una realidad. Somos mujeres y, por ello, se nos ataca. Nada de lo que hacemos cumple las normas establecidas para obligar a nuestro sexo a la sumisión, así que la sociedad nos castiga con la violencia machista.

Me acerco a la carpa para informarme sobre la organización de la huelga y Gloria Vázquez, la presidenta de la Asociación Ve La Luz nos invita a mi amiga y a mí a pasar dentro de la carpa para realizar una entrevista. Tras invitarnos a tomar asiento, me presento y comenzamos la rueda de preguntas:

  •  El porqué para estar aquí es muy obvio. Pero, ¿qué os empujó a salir a la calle y quedaros aquí?

“Lo que nos empujó es el ver que este año haya sido el más sangriento que hemos tenido en estos últimos años. Llegamos aquí hace siete días con ocho víctimas en lo que llevamos de año y, a día de hoy, el número se ha duplicado, llegando a dieciséis. Haciendo cálculos, antes de venir hablábamos de que una de cada cuatro mujeres era asesinada en España. Una semana después podemos hablar de una mujer de cada tres de ellas.

Entre estas dieciséis víctimas había una niña pequeña, cuyo padre la tiró por la ventana, y una chica de dieciocho años. En el caso de la niña de dieciocho años, no se la considerará como víctima de la violencia de género porque quien la asesinó no es su padre. Esto es algo que, normalmente, muchas personas desconocen. Además, el número de mujeres que son asesinadas y no han denunciado ha aumentado."

  •  ¿Por qué habéis elegido la huelga de hambre como forma de protesta?

“Se ve que el número de víctimas de la violencia de género no impacta, a pesar de superar el millar en tan solo diez años y, por ello, decidimos que la forma de protesta tendría que ser más contundente, lo que es la huelga de hambre. Una huelga de hambre conlleva un riesgo. Sí, estamos sentadas, estamos cansadas… Pero, por dentro, una huelga de hambre no es nada positivo: Baja el potasio, el calcio, los huesos...”.

  •  Antes de acercarme a la carpa, he oído que una mujer con un megáfono incitaba a la gente a participar y a luchar con vosotras, y también se ha mencionado algo sobre que las mujeres que estáis aquí habéis sido víctimas de la violencia de género.

“Cuando me hablan de eso, yo siempre contesto en general: Somos mujeres que hemos vivido de forma directa o indirecta la violencia de género, a través de familiares o conocidos, por ejemplo. Así ha sido siempre Ve La Luz: Todas trabajamos juntas contra algo y, así, cada una se encarga de hacer algo y aporta cosas a la asociación”.

  •  Ahora mismo estáis protestando por la reforma de la ley contra la violencia de género. Pero, ¿la asociación nace con el objetivo de acabar con la violencia de género o persigue otros fines feministas?

“Ve La Luz se determina como asociación que busca defender los Derechos Humanos con una clara inclinación hacia los derechos de las mujeres y los menores. No decimos ser feministas porque, aunque la asociación tiene una ideología compartida con el feminismo, hace tiempo que a la palabra feminista se la está prostituyendo. Gente que no es feminista y no tiene ni idea está provocando que se nos etiquete de manera equivocada. Por esto, me identifico como una defensora de Derechos Humanos con una clara inclinación hacia los derechos de la Mujer y de los niños”.


  • Desde que estáis aquí, supongo que el apoyo que habéis recibido es mayor y se os ha dado más voz. ¿Cuántas firmas habéis sumado desde el comienzo de la huelga de hambre?

La asociación ya contaba con 60.000 firmas antes de la huelga y la última vez que contabilizamos las firmas eran ya 120.000. De igual forma, ya serán muchísimas más porque, gracias a que muchísima gente ajena a la asociación está colaborando de forma voluntaria, estamos recogiendo muchísimas firmas más diariamente. Además, muchas personas que quieren implicarse más están pidiendo permisos para comenzar a acampar también, así que esperemos que Sol se llene de distintas organizaciones y plataformas feministas. Desde distintos puntos de España, se están organizando para venir a apoyarnos y acampar; se han puesto en contacto conmigo para obtener información y, sinceramente, no sé decirte si vendrán a acampar o no, pero sí te puedo decir que se están organizando desde Barcelona, Granada…”

  • La asociación debe estar muy contenta con todo este apoyo que está recibiendo. Lo digo porque hablas de ello y te veo con una sonrisa.

“Claro. La intención es que las mujeres tienen que salir a la calle y no solo en días específicos. De hecho, representantes de organizaciones de aquí que llevan muchos años en esto han venido aquí y me han hablado de que pronto será el ocho de marzo… Y sí, eso está muy bien, pero el ocho de marzo debería ser todos los días. A ver si este año no solo se habla de las trece rosas, sino que también se hable de los dieciséis zapatos rojos que contamos a día de hoy”.

  •  En cuanto a la implicación política respecto a la causa de la huelga…

“No se puede permitir que el Gobierno diga que va a hacer una subcomisión específica en violencia de género y que, después, se deje esto en segundo plano, aplazándolo. Aunque aquí se hayan acercado políticos individualmente, necesitamos el apoyo del colectivo para que esta situación cambie”.

Al acabar la entrevista, con los ojos llorosos, le pedí un abrazo a Gloria. Le di las gracias por dar un paso en esta lucha y ser la voz de aquellas a las que hacen callar. Descubrí que la asociación Ve La Luz nace en Galicia y que, Gloria, junto a las mujeres que se han unido a la protesta, ha viajado desde allí para colocar una carpa en el Kilómetro 0, en Madrid, y quedarse en ella hasta que haya un movimiento por parte del Gobierno para cambiar este “organizado desastre”, expresión que ella utilizó durante la entrevista para referirse a la ley contra la violencia de género.

Quiero a más Glorias y necesitamos a más Ve La Luz. Necesitamos, como sociedad, a mujeres así y yo aspiro a ser una de ellas. Más o menos jóvenes, como mujeres jamás debemos perder el afán de luchar, y tener como ejemplo a otras mujeres tan valientes y admirables, me llena de esperanza. Ver las sonrisas de las mujeres de cualquier edad al saber que pueden ayudar en esta causa es algo que me hace tremendamente feliz y me llena de ganas de luchar.

Os hablo a las mujeres: Tenemos muchísimo aún por delante, pero también tenemos a personas por detrás que han desafiado los roles que nos han impuesto. Tan solo tenemos que seguir su ejemplo y buscar en nosotras mismas para encontrar todo lo que necesitamos en esta lucha.

Fuerza: la tenemos aunque nos quieran hacer creer que somos demasiado delicadas y, lo mejor todo, es que nos tenemos las unas a las otras. Tenemos a Ve La Luz y tenemos a muchísimas mujeres más dispuestas a ofrecernos su mano para luchar juntas… Tan solo tenemos que salir de nuestra zona de confort y ACTUAR.

Hay que salir a la calle y luchar por las que no han podido hacerlo, por las que podrán sufrir en un futuro y por las que sufren ahora y no se atreven a mostrarlo. Se lo debemos. Nos lo debemos.

Desde QFem luchamos contra todo tipo de opresión y la que sufrimos como mujeres no será menos y, por ello, tenemos artículos en los cuales informamos de estos movimientos como el de la Marcha de las Mujeres.

 

Os dejamos aquí el link para que podáis firmar la petición de la Asociación Ve La Luz. ¡Únete a la causa y ayuda con tu firma! ¡Es solo un momento!

Y recuerda… ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!