Tengo una talla 32 y soy REAL

 13810
Por Nina noviembre 16, 2017  más artículos

 

Sí, tengo una talla 32, no, no soy una niña, soy una MUJER o eso es lo que dice mi edad en el DNI. Tampoco estoy enferma ni tengo anorexia o bulimia. No tengo ningún tipo de problema de peso. Soy delgada y punto. Visto la talla XS y muchas veces la 14-16 de la sección infantil. En muchas tiendas no encuentro mi talla porque la mayoría de veces una 34 me queda grande y una 36 no me la he podido poner en mi vida. La costurera de mi barrio se conoce mis medidas mejor que yo misma. Se gana el sueldo arreglándome la ropa.

 

Pero, ¿qué es real?

Abanderamos la lucha feminista con un “Cada mujer y persona puede vestirse como quiera, ser como quiera” y eso parece que no es así cuando no eres como los demás quieren. Cualquier cuerpo es REAL, sea una XS o una 46. He escuchado muchas veces eso de que la talla XS debería ampliarse o eliminarse directamente por “la salud mental de las adolescentes que no caben en esas tallas y les incita a la anorexia” o, que cualquier persona que entra en esa talla está enferma. Comentarios a los que siempre he respondido como “es mi talla y soy real” y respuestas nada agradables que he recibido tantas veces sobre mi cuerpo.

Frases como “Estás MUY delgada”, “Estás enferma”,"Tienes que comer más", “Tu cuerpo no a real, es anorexia lo que tienes”, y otro sinfín de insultos tales como "bichopalo", "desnutrida" y sandeces varias.

Y me duele que tristemente se use como excusa para decir que estamos enfermas, que esas tallas a su juicio parezcan pequeñas o que no entiendan que existimos mujeres así. Debemos pelear por toda la diversidad de tallas y de bellezas, y no solo por las grandes, sino también por las que representamos las mujeres como yo, delgadas y muy sanas. 

Parece ser que la sociedad ha dado un vuelco en los estereotipos patriarcales impuestos, lo que hay que hacer es DESTRUIRLOS.


TODO CUERPO ES REAL, TODA MUJER ES REAL

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: pinterest / Dove Cameron