El nuevo libro de Mónica Carrillo

 2488
Por Q febrero 1, 2017  más artículos

 

El pasado 24 de enero salió a la venta el último libro de Mónica Carrillo, El Tiempo todo locura. Ya había leído antes algo de ella y conocía sus famosos tuits que tanto gustan a sus lectores y seguidores...

Solo necesité escuchar la noticia el mismo día sobre la venta ya disponible del libro para salir al día siguiente a recoger mi ansiado ejemplar. Lo primero que me entusiasmó fue el título, ese juego de palabras que invita a descubrir muchos más en su interior: "El tiempo todo locura". Los juegos de palabras son fascinantes y nos enseñan lo increíble que es nuestro idioma, el poder que nos da el lenguaje para hacer y deshacer a nuestro antojo cuando lo dominamos como lo domina nuestra autora de hoy, Mónica.

Al tratarse de un conjunto de microcuentos que ya había publicado anteriormente en su cuenta de Twitter, mis deseos de hacerme con el tomo se hicieron mucho más irrefrenables, pues sabía que me encontraría muchas delicias lingüísticas dentro, como a las que nos tenía acostumbradas la presentadora de informativos en su red social.

Cuando la dependienta de la librería posó el libro en mis manos, no sin antes curiosearlo y fascinarse por la cubierta entelada y el diseño dorado de la portada (un auténtico libro joya), mis dedos se deslizaron por las páginas blancas que dominan el volumen, deteniéndose en uno de los microcuentos, el primero que rozó mis labios y sacudió mis sentidos...

Estuve dormida tanto tiempo 

que fue un sueño despertar

Solo dos líneas que recité como mejor pude ante la dependienta, la cual permanecía petrificada ante la singuralidad del libro que sostenía en mis manos. La curiosidad nos embargó a ambas y seguimos leyendo ávidamente algunos de los pensamientos de la autora transformados en breves cuentos poéticos.  

Olvidé que para quererte bien

tenía que enamorarme de mí antes 

Fue entonces cuando le expliqué lo que es para mí este libro, sin aún haber sido consciente de todo lo que encontraría en él. Este libro invita a perderte entre sus páginas que, en su mayor superficie, permanecen blancas, vacías, limpias de pensamientos, siendo solo en su centro donde la autora recoge toda la esencia de lo que quiere transmitir en pocas líneas, a veces, muy pocas, pero esto siempre depende del lector en el que caigan. Para muchos, donde me incluyo, es una invitación a interactuar con Mónica, a crear a su par un nuevo universo originado del mensaje que transmite en cada página, pues es cada página la que nos conduce a pensar y repensar en el contenido de esas poquísimas líneas...

El juego es simple. Nosotros también podemos materializar nuestros pensamientos en esos rincones que la autora nos cede, dejar plasmados juegos de palabras insólitos, escribir de nuestro puño y letra el nombre de él, el nombre de ella, ese momento único que te ha llevado a revivir esas dos últimas palabras que has leído, un guiño constante a la vida, al amor y al desamor, a la esperanza, a la desidia, al futuro, al presente y, como no, al pasado. Y poder guardar ahí, en esos rincones junto a las palabras impresas, las que salen de ti para volver a ellas cuando tu memoria lo requiera.

Como ella misma explicó anoche en El Hormiguero, donde acudió Mónica a presentar su nueva incursión literaria, "hasta que no lo digieras, no pases al siguiente". Entretente entre la tinta y el papel, saborea cada letra, cada trazo, cada pensamiento en tu cabeza, cada sentimiento que florezca en tu corazón.

Y un día, sin tú esperarlo, me fui

Sin despedida, sin previo aviso, ni reproches

Porque a veces quedarse es ir demasiado lejos

Y, el orden, no importa. Eso es lo mejor. Es un libro para coronar la mesita de noche, para disfrutarlo cuando llegues a la cama, cuando, después del largo día, te rindas a ella y al sueño, no sin antes deslizar tus dedos por las páginas inmaculadas de Mónica y revivir uno de los momentos que la autora nos regala, momentos que todos hemos vivido de una u otra manera, ideas que bien podemos hacer nuestras, sensaciones que erizarán nuestro bello al sentirlas tan cerca, tan latentes, tan únicas y, a la vez, tan universales. 

Te quiero aún porque no puedo no quererte todavía

"¡Qué interesante! Me cuesta ponerme a leer, pero este libro coronará mi mesita", comentó entre risas la inusual librera a la que no le gustaba leer... El libro es fascinante en su conjunto, no solo por lo que cuenta (que también), sino (aún más) por lo que no cuenta... Siendo cada lector el único e irrepetible creador de todo lo que se escapa a esa contenida frase. Pararte en una hoja cualquiera y quedarte en ella, pensando, alimentando tu intelecto, tu imaginación, tu lenguaje y tu pensamiento. Y poder decir "aquí lo dejo, mañana más". No hay prisa, no hay orden, no hay agobios por querer llegar al final. Este libro se saborea muy despacio, lenta y profundamente.

Y que cada vez que me pasa algo

pienso que te lo estás perdiendo

Y que cada vez que se me pasa

pienso que te estoy perdiendo

Una auténtica delicia para los sentidos que recomendamos como un buen regalo para esa persona especial, un regalo que lleva escondido mucho más, que nos hace lectores y autores, creadores de nuevos pensamientos, de recuerdos que creíamos olvidados o frenados por la odiosa memoria que escoge a dedo con qué se queda y qué desecha al impío olvido. Mónica nos hace volver a ellos, retomar todo eso que nos hace más humanos, y en definitiva, más lectores y, aún mejor, más creadores, proporcionándonos las alas para volar.

Ella le cosió a besos

él ribeteó sus posturas

Por más que lo intentaron

reventaron las costuras

Deshechos

por el mismo patrón

Mónica confesó también durante la entrevista con Pablo Motos que está enamorada del libro, de la encuadernación tan cuidada que le ha proporcinado la editorial Planeta, y confía en que los lectores, al tenerlo en sus manos, también lo estarán. Yo lo puedo confirmar, acariciando mientras lo escribo la cubierta entelada que tanto me ha fascionado, al rozar suavemente el grueso tomo, al sumergirme en sus elocuentes juegos del lenguaje, el bien más preciado que tenemos, el que nos hace grandes y poderosos, y que tan bien maneja la guapa presentadora de los Informativos y la increíble escritora que se encuentra detrás. 

Consíguelo cuanto antes y si te enamoras del libro como la autora y como sus fervientes lectores, te recomendamos también sus dos primeros títulos: La luz de Candela y Olvidé decierte quiero.

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: