Malala Yousafzai celebra su graduación en la Universidad de Oxford

 3671
Por Q junio 21, 2020  más artículos

 

En 2013, una adolescente llamada Malala Yousafzai hablaba ante la ONU sobre los derechos de las mujeres y de los niños y niñas. 

Ella es una superviviente de la violencia talibán que lleva años difundiendo su mensaje de paz por medio mundo. En su discurso hablaba de injusticias sociales y se centró en muchos momentos en la situación de las mujeres: «Las mujeres y los niños están sufriendo en muchas partes del mundo de muchas maneras. […] Las niñas tienen que hacer el trabajo infantil doméstico y se ven obligadas a casarse a edad temprana. La pobreza, la ignorancia, la injusticia, el racismo y la privación de derechos básicos son los principales problemas que enfrentan los hombres y mujeres». 

Malala se convirtió en una figura icónica en 2012 cuando un hombre armado talibán le disparó en la cabeza mientras viajaba en autobús a la escuela, pues ellos no permiten que las mujeres puedan continuar con sus estudios. Tenía 15 años y estaba escribiendo un blog anónimo para BBC News sobre la vida en Pakistán bajo los talibanes. Se recuperó en una unidad de cuidados intensivos en Birmingham, Inglaterra, donde continuó su educación al lado de su familia.

En 2014, a los 17 años, se convirtió en la persona más joven en recibir el Premio Nobel de la Paz por su defensa de la educación. En 2017, fue aceptada en la prestigiosa Universidad de Oxford.

Hace dos días, con 22 años, la activista compartió en sus redes sociales la noticia de que ya había terminado su licenciatura: “Es difícil expresar mi alegría y gratitud en este momento cuando completé mi licenciatura en Filosofía, Política y Economía en Oxford. No sé lo que está por venir. Por ahora, será Netflix, leer y dormir”.

Malala compartió una foto suya cubierta de pastel y confeti, una tradición para los estudiantes de Oxford en el último día de sus exámenes llamada "basura", y otra junto a su familia celebrando su éxito. 

La activista se ha convertido a nivel mundial en símbolo de la lucha por la educación. Por ello es tan importante su triunfo, por ser un icono de la defensa de los derechos de las mujeres en la educación.

No ha especificado qué planea para su futuro, pero una carrera en política es ciertamente una opción. Ella ha citado a Benazir Bhutto, la primera mujer primera ministra de Pakistán, como uno de sus modelos a seguir personales, y siguió sus pasos al obtener el mismo título de la universidad Lady Margaret Hall de Oxford.

Ella continúa abogando por la educación de las niñas a través de su organización sin fines de lucro, el Fondo Malala.

 

Foto de portada: @malala