12 mitos falsos sobre los animales

 1735
Por FEM enero 30, 2017  más artículos

 

La sabiduría popular en ocasiones está llena de errores y más cuando se trata del comportamiento animal. Por eso hoy, desde QFem hemos hecho esta recopilación de 12 mitos falsos sobre los animales para que conozcas la realidad. ¡Toma buena nota!

  

1. Los perros ven el mundo en blanco y negro

 

Los perros ven a color aunque su visión es diferente a la humana

 

 

2. Los toros y las vacas reaccionan agresivamente contra el color rojo

 

Los toros solo reaccionan a los movimientos. Lo del color rojo está asociado a los capotes, los cuales primero eran blancos pero para que no se viera tanto la sangre pasaron a ser rojos.

 

3. Las avestruces esconden la cabeza bajo la tierra en caso de peligro

En caso de peligro, las avestruces corren.

 

4. Tocar un sapo provoca verrugas a la gente

Los sapos no causan verrugas, estan salen por el virus del papiloma humano y un sistema inmunitario debilitado.

 

5. Los camaleones cambian de color para camuflarse

Es el estado de ánimo de estos reptiles influye en gran manera en que vayan cambiando el color de su piel, dando a entender cada tonalidad una cosa diferente: si se encuentra estresado, alterado, con miedo, en alerta, relajado, en fase de cortejo, etc…

 

6. Los elefantes hacen mucho ruido al caminar

Los pies de los elefantes tienen un diseño tal que sólo apoyan la punta de sus dedos, ya que esencialmente caminan sobre un tejido duro y grasoso. Son casi redondos. Este tejido esponjoso absorbe el peso del elefante al grado de permitir que se muevan muy silenciosamente. Tienen cinco dedos, pero sólo tres tienen uñas.

 

7. La ballena azul podría tragarse un coche entero

El objeto más grande que podría tragarse una ballena azul es un pez pequeño debido a su mecanismo de alimentación. as ballenas azules son ballenas barbadas, ya que desde su mandíbula superior se extienden unas hileras de placas córneas, llamadas barbas. Para alimentarse, estos gigantes tragan una enorme cantidad de agua y expanden la piel plisada de su garganta y vientre para absorberla. Después, usan su enorme lengua para expulsarla a través de las capas finas y superpuestas de la barba. Por último, se traga los miles de ejemplares de krill que se quedan dentro.

 

8. Los topos son ciegos

En realidad, los topos no son ciegos, aunque sí es cierto que su visión es muy reducida. ¿Por qué? Muy sencillo: viven debajo de la tierra, en la más completa oscuridad, por lo que sus características físicas se han adaptado al entorno. Para nada necesitan la vista, así que, mientras cavan galerías a gran velocidad, se guían por el olfato.

 

9. Los ratones adoran el queso

El queso no es su alimento favorito. Estos prefieren los alimentos con alto contenido de azúcares como frutos secos, muesli o la manteca de cacahuete.

 

10. Los rinocerontes tienen un cuerno en la nariz

No es un cuerno, es una cresta dura. El cuerno de rinoceronte está hecho de queratina (el mismo material de las uñas, garras y pezuñas). Sus cuernos han evolucionado en una función general de impresionar a los miembros del sexo opuesto. Los cuernos también se utilizan para cavar y encontrar agua, o para arrancar arbustos.

 

11. Los peces son mudos

abemos que los mamíferos acuáticos –ballenas, delfines y otros- “cantan”. Pero lo que no es del dominio público es el hecho de que los peces también saben “cantar”.

 

12. El pavo real es un ave especial

El pavo real común (Pavo cristatus), también conocido como pavo real de la India y pavo real de pecho azul, es una especie de ave con forma de gallo de la familia Phasianidae, una de las dos especies del  género Pavo, que desde tiempos antiguos destacó entre los animales admirados por el hombre a causa del extraordinario abanico policromado que constituye la cola de los machos.

 

12+1. En invierno algunos animales sienten frío, por eso hibernan

En invierno hace frío, el suelo se cubre de nieve, las plantas pierden las hojas y los insectos no abundan por lo que las condiciones de vida se vuelven difíciles y el alimento escasea. ¡La hibernación es una buena manera de pasar la estación fría sin dificultades!
Con el calor de la primavera... la naturaleza resurge y el alimento vuelve a estar disponible. Los animales que han hibernado durante el invierno vuelven a su estado normal.

 

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: We heart it