Feminismo, Patriarcado y Tres metros sobre el cielo

 11189
Por Editorial agosto 22, 2018  más artículos

 

El cine no está creado al azar. El cine tiene sus planos, sus sombras y sus imágenes planeadas. Desde el momento en el que el director decide como versionar un libro de Federico Moccia, un prolífero escritor de literatura juvenil italiana, se deciden los nombres, los escenarios y las actuaciones de los personajes.

 

1. PERSONAJES

Es básico tener en cuenta que el relato lo hace él en primera persona. Desde cómo se siente hasta cómo vive “su amor” por Babi.

Es un narrador que está dentro de la película, pero que se olvida de todos los personajes que le rodean, especialmente, de las chicas.

Esto se puede ver en el nombre. Se llama H. “H de héroe”, según dicen en la película. Ella se llama Babi. Un nombre que nos recuerda más a lo que pudo ser una niña pija consentida de colegio privado.

Además, el director no se priva de escenas en las que recalca los roles de género establecidos por la sociedad. Ella se perfuma, se echa crema, se mira al espejo. Él solo está preocupado por su físico haciendo flexiones constantemente y en su moto.

A ella la llevan y la traen como si fuera una muñeca de trapo. Primero, sus padres y, luego, H, sin darle potestad de elección para decir dónde quiere ir.

Katrina es uno de los personajes secundarios, que pierde a su pareja en una carrera de motos. Sale como la niña rebelde en oposición a Babi, que tiene una relación menos tóxica con su pareja, pero en un contexto tóxico como es la delincuencia.

Hay personajes que parece que están de refilón en la película. Pero, recordemos que el cine no está creado al azar. Todo tiene un por qué.

De ahí, otros personajes muy oscuros y sombríos que siempre son las mujeres de mediana o avanzada edad como la jueza o la madre de Babi.

Por ejemplo, la jueza aparece en un segundo plano siempre, sombría y oscura como si fuera la mala de la escena o como si estuviera juzgando algo que no existe... Recordemos que H fue condenando por dar una paliza.

La madre de Babi, una mujer a la que pintan como “una amargada” por no estar de acuerdo con una relación que evidentemente no es sana, ni siquiera por el contexto de alcohol y drogas en el que se produce.

La madre de H tiene una vida sexual diferente a la que H imagina o espera. Porque, en realidad, cuando H pega a la pareja de su madre no es porque sí, ni por defender a su madre. Es porque tiene otra relación. Y recordemos que la libertad sexual es de cada uno. La violación de dicha libertad sexual solo compone un delito.

Otro personaje que llama la atención es la camarera del bar al que van Claudio (el padre de Babi) y H. Esta camarera jamás expresa su deseo de irse con Claudio. Aún así, H hace ley del mito “Se iría contigo a cualquier lado” sin preguntarle si ella querría.

  3MC

 

2. LOS MITOS SOBRE EL SEXO

Por un lado, la sexualidad es algo que hay que ver abiertamente desde el contexto social de liberación sexual.

Pero, caemos en el problema de la pornografía. Si nos damos cuenta, en las películas de pornografía hay una trama, un nudo (relación sexual) y desenlace. Esta película no va más allá. Mantiene la relación sexual como nudo de la película, como trama de la película, queriendo hacer ver el que el sexo es lo importante en cualquier relación sentimental.

Además, podemos observar varios detalles alejados de la realidad (y muy similares al porno):

  • No se pactan las relaciones sexuales mantenidas. Cuando en la realidad, la sexualidad en la pareja se habla, pues es el único modo de que sean consentidas.
  • No se habla de la protección que se debe tomar o que van a tomar en esa relación sexual. Tampoco aparece ningún método de protección.
  • No existe una relación sexual real. Solo se basa en el concepto judeocristiano de penetración sin importar los preliminares u otro tipo de prácticas sexuales. Haciendo entender al público que la penetración es el único método de mantener sexo con la pareja sentimental o sexual.
  • El consentimiento en cualquier relación sexual es básico. Y sí, cuando hablo de relación sexual no solo es el concepto de penetración, si no te dice explícitamente que “sí” también es “No”. La escena en la que salen H y Babi en un manta. Ella le dice “Para, para”, él le pregunta que porque tiene que parar. Paras porque el sexo (reitero, no solo la penetración) es de mutuo y previo acuerdo. Y sino, no es sexo sino violación.

  3MC

3. MITOS DEL AMOR ROMANTICO

Durante toda la película parece que él la convierte a ella en parte de su realidad. En parte de su mundo de fiestas, de carreras ilegales de motos… sin respetar que cada uno, aunque sea en pareja, tiene que forjar vidas diferentes.

Es evidente, como dice H,que los caminos se bifurcan”. Pero, es que la pareja y la relación de pareja no es como aparece en la película. Ella siempre con él en todos los sitios. Él alejándola de su familia, de su colegio.

Por otro lado, cuando parece que ella al fin le ha dejado y la relación se ha acabado, muestran como si fuera el fin del mundo. Ella llora desconsoladamente mirando por su ventana mientras él hace abdominales en una barra mientras llueve. Y esto es otro de los problemas; que se vaya la persona con la que mantienes una relación es doloroso, pero no es el fin del mundo y mucho menos, algo relevante.

 

4. ESCENAS DE ACOSO Y ABUSO

Repito lo mismo que había dicho previamente; ninguna película está hecha al azar. Todo está planeado. Incluso las escenas de acoso que aparecen en la película.

Por ejemplo, el momento en el que él se presenta en casa de Babi golpeando la puerta cuando ella le dejo claro que no quería verle. Él tiene una actitud violenta y ella adquiere la posición de perdonarlo todo. Incluso perdonar que su pareja sea agresiva.

Además, al final de la película, después de que H pegara a Babi tras la carrera de motos, ella lo deja. Él sigue esperando a la puerta de su casa. Eso es acoso. Si la otra persona no quiere nada contigo no sigas dando la paliza.

Acoso es también cuando él va en moto y le dice “fea”, a modo de piropo para que ella lo mire. No necesitamos los piropos de nadie aunque esta película los normalice.

Las escenas de abusos son otro rollo en esta película. H la coge y la tira a la piscina sin conocerse de nada. Evidentemente, tocándola.

En el minuto 21, H vuelve a tocar a Bebí, sin que ella quiera y tras decir “no” varias veces. Esto también es abuso.

También aparece la coacción. Sí, eso que es delito. Pues eso, cuando le dice que hasta que no se desnude no sube a la moto.

No contento con eso, tras manosearla sin su consentimiento en la piscina, le grita delante de todo el colegio como suelen hacer los hombres machistas diciendo: “¿no es verdad que tú y yo ayer nos dimos un baño de espuma juntos?”

5. TRAMA DE MALTRATO

Durante toda la película vemos a H sin control. Le vemos pegando a Babi, a sus amigos, a la pareja de su madre, al amigo de Babi. Vamos, que no ha dejado a nadie sin pegar.

Esto hace que Babi se plantee que no puede tener una relación con una persona que pega a cualquiera que pasa por el lado.

Además, es curioso cómo la protege durante toda la película. “Proteger”, así mejor, con comillas. La “protege” de su expareja, con el que aparece hablando al inicio de la película. La “protege” de su madre. La “protege” de su vecino que la lleva a la fiesta.

¿No se puede proteger sola y tomar decisiones sola?

Sí, sí puede. Pero, él no la deja.

Así, además de alejarla de todo lo que quiere, está poniendo en juego su futuro académico.

Parece que ella vive por y para él. Él, además dice una cosa que es muy propia del maltrato, “Cambiaré”. No, no cambiarás. Y eso es algo que observamos en los ciclos de violencia de género. Siempre dicen que cambian. Pero nunca lo hacen.

Así, ella espera y aguanta. Pero, no cambia.

Una de las últimas escenas de la película es cuando el le da un bofetón.

Eso se llama maltrato.

  3MC

 Colaboradora: Maria

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: pinterest