Y los derechos, ¿pa cuándo?

 4418
Por Editorial agosto 6, 2018  más artículos

 

Hace ya unos cuantos meses que El anillo de Jennifer López suena por todos lados. Con más de 161 millones de visualizaciones en Internet y más de 69 mil comentarios, la “Diva del Bronx” se ha topado con opiniones de todo tipo. Algunos artistas, incluso se han aventurado a imitarla, pero ella sigue demostrando que, con sus cincuenta años, sigue moviéndose como nadie. Si aún no has visto el vídeo, he aquí un breve resumen. 

Había una vez, en un reino muy muy lejano, una princesa muy guapa que vivía en un castillo. Dicha princesa, también conocida como Jlo, lo tenía todo: era poderosa, sabía mover las caderas, tenía mucho dinero para pagarse asientos, vestidos de oro, coronas de diamantes… Como toda princesa, y ella no iba a ser menos, tenía un príncipe azul, en este caso: Miguel Ángel Silvestre. Este buenorro la protegía de cualquier mal, le daba todo lo que pedía y procuraba que no le faltase de nada. Pero, un día, después de tener una reunión con el resto de princesas poderosas, Jennifer López, la cual creía que ya lo tenía todo, se dio cuenta de que le faltaba algo: el anillo. Es decir, que para sentirse totalmente realizada como mujer, se tenía que casar. 

Atrás queda la canción Ain’t your mama de Jlo con frases tan feministas como “I ain't gon' be cooking all day” (no voy a estar cocinando todo el día), “When you’re gon’ get your act together?” (¿Cuándo te harás cargo de tus cosas?) o “Things are about to change” (las cosas van a cambiar). La letra de la nueva creación de la “Diva del Bronx” crea un estereotipo de una relación amorosa donde la mujer depende del hombre. Quizás porque detrás de esta canción se esconden algunos hombres como Andrés Castro y Edgar Barrera y quieren que las mujeres sigan como hasta ahora: sumisas en un sistema patriarcal. 

Muchos piensan que estas letras denigrantes hacia la mujer ocurren en el género del reggaeton pero no es así. Podemos encontrar letras que humillan a la mujer tanto en “Los días de la semana” de Los Payasos de la Tele como en “Love the way you lie” de Eminem y Rihanna.

El anillo, esta especie de oda al matrimonio tradicional, nos recuerda que mientras sigamos bajo el patriarcado, lo que consiga una mujer bajo sus propios méritos, será en vano, pues no ha conseguido su principal objetivo: casarse y tener hijos. 

Pero, el verdadero problema de estos pensamientos retrógrados que se les inculca a las mujeres es que el parir y ser una buena esposa tiene que estar por encima de cualquier cosa, y no es así. Una mujer debería dar prioridad a lo que ella quisiera: formarse, casarse, ser madre, sentirse realizada, alcanzar sus metas, lo que ella prefiriera en cada momento. El derecho a elegir de todas las personas. Además, debería sentirse apoyada por el resto de la sociedad en cada ocasión. 

Deberíamos de ser conscientes de que la sociedad que queremos construir debe basarse en la igualdad y no aceptar ni comentarios, ni letras de canciones que prioricen más a unos que a otras. No más canciones que desigualen en cuatro minutos y veinte segundos. 

                                                                                                                         Colaboradora: Blanca Olivares Herrera

 

Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: pinterest