¿Qué somos?

 1887
Por Annie enero 27, 2017  más artículos

 

¿Acaso sabemos lo que somos? ¿Acaso nos conocemos a nosotros mismos? No tenemos ni idea de lo que somos. Bueno, sí... somos algo a lo que llamamos "seres humanos". Pero... ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? Hablamos de un misterio que nos incordia a muchos de estos "seres humanos".

Tenemos sentimientos (la mayoría): reímos, lloramos, nos enfadamos, sentimos compasión... Y la pregunta que me hago es... ¿Por qué? ¿Por qué sigue habiendo gente que sacia su hambre de dolor destrozando a otra persona? ¿Por qué hay tantas guerras? ¿Por qué hay tantas desafortunadas personas viviendo bajo cartones acompañadas del frío de la madrugada mientras otras personas viven en mansiones, tienen sus pensiones vitalicias, y viven como Dios, gracias a todo el dinero que les aparecen en sus cuentas mágicamente (nos roban) cada año? ¿POR QUÉ?

Ese "¿por qué?" nos acompaña inconscientemente cada noche. Rezo porque algún día se sustituya por un "porque...", es decir, por una sólida respuesta que deje de alimentar a nuestra curiosidad.

Muertes, suicidios, asesinatos, robos, acoso, violencia... Si actualmente tenemos estos problemas en nuestra querida y perdida sociedad, ¿qué tendremos dentro de 100 años? Muchos pensaremos "no me importa, porque dentro de 100 años ya no estaré aquí para vivirlo", pero yo os pregunto: "¿Y nuestros hijos y nuestros nietos?". Tú y yo puede que no estemos para ese año, pero nuestra siguiente generación, sí.

Vivimos obligados a encajar en una sociedad en la que algo nunca es suficiente. En la que nos ahogamos por salir adelante, sin perder en el intento. En la que al más mínimo error, te conviertes repentinamente en una decepción para la Humanidad... Y la pregunta es... ¿Cuándo llegará ese maravilloso día en el que esto cambie? Como suelen decir, "todo el mundo piensa en cambiar la Humanidad, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo".

Somos presos de la sociedad mirando por un ventana tapiada por las rejas. ¿Por qué no rompemos esas rejas, para ser libres?

Si queremos cambiar este problema, debemos juntarnos y poner de nuestra parte. Poco a poco, se consigue mucho. Y sí, lo admito, hay millones de personas maravillosas y angelicales ahí afuera... pero también hay millones de personas (por llamarlas de alguna manera), que no merecen más que abrir la caja de Pandora.

Muchas personas llevamos en nuestra piel las cicatrices de la sociedad. Las cicatrices que nos hizo la sociedad al intentar hacernos perder la batalla.

Sé feliz, haz lo que quieras mientras te llene de alegría, ríe, baila, ama, sueña... ¡Vive! Olvida a los demonios que nos rodean. Céntrate en tí y en los tuyos, pero sobre todo, en tí. Porque si nadie se preocupa por nosotros, ¿Quién lo va a hacer? Ojalá nunca murieran esas personas que dan la vida por nosotros.

 

 

Y recuderda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: We heart it