10 cosas que no haces cuando te bañas y que afectan a tu salud

 5652
Por Annie enero 20, 2017  más artículos

 

La higiene es algo a lo que todas las personas tendríamos que estar habituadas diariamente. En el caso contrario, la falta de higiene podría ser un gran foco de infecciones y enfermedades, no solo peligrosas para nosotros, sino también para los que nos rodean. Aquí os traemos algunos errores habituales y consejos que tenemos que tener en cuenta a la hora de nuestro aseo diario.

1. NO FROTAR TUS PIES

Los pies tenemos que frotarlos muy bien, entre los dedos, la planta del pie y la parte superior del pie. No hay solo que dejar que les caiga agua y jabón, ya que este no es el mejor método para limpiar tus pies de manera correcta. Frontándote los pies, evitarás que te salgan hongos. También, es muy importante secarnos los pies, porque también pueden favorecer la aparición de hongos y podemos tener otros peligros al utilizar algún aparato eléctrico, como el secador.

 

2. DEJAR LA ESPONJA DONDE LE CAIGA AGUA

La esponja no hay que dejarla ni en suelo de la ducha o bañera, ni en cualquier otro lugar donde le pueda caer agua, ya que se puede llenar de bacterias y a la hora de volver a usarla, cogeríamos alguna infección. Lo ideal sería tener un soporte o jabonera, en donde colocar la esponja al terminar de usarla y pueda colarse el agua sobrante. Para que no se llene la esponja de bacterias, tenemos que estrujarla y colocarla en el soporte donde no le caiga el agua.

3. SECARSE CON MUCHA FUERZA

Secarse el pelo demasiado fuerte puede hacer que se nos dañe o, por lo menos, que se nos abran las puntas. Además, frotarse la piel fuertemente con una toalla, irrita las pieles delicadas. Lo mejor sería secarse el pelo y la piel, suavemente que... ¡no tenemos prisas!

4. LAVARSE EL PELO A DIARIO

Lavarse el pelo a diario aumenta la producción de la grasa del cuero cabelludo. Es recomendable lavarse el pelo dos o tres veces por semana, para mantener controlada esta producción de grasa.

5. NO HIDRATARSE AL SALIR DE LA DUCHA

Si usas alguna crema hidratante, lo correcto sería aplicártela directamente después de salir de la ducha y haberte secado. Los poros de tu piel están abiertos gracias al vapor del agua, así que es el mejor momento para usar la crema hidratante. No lo dejes para después.

 

6. NO BAÑARSE DESPUÉS DE HABER HECHO EJERCICIO

Después de realizar ejercicio físico y haber sudado, no es muy conveniente esperar mucho tiempo hasta meterse en la ducha o bañera. Tómate un respiro, descansa unos diez minutos y, después, toma un baño. Dejar que el sudor se nos seque, provoca que proliferen las bacterias.

7. TOMAR DUCHAS O BAÑOS PROLONGADAS

Pasar mucho tiempo en el agua hace que nuestro cuerpo se deshidrate. Ese momento en el que se nos "arrugan" los dedos, es un signo de que llevamos demasido tiempo tomando una ducha o un baño. Lo correcto sería que el baño dure entre cinco y diez minutos.

8. APLICAR ACONDICIONADOR EN TODO EL CABELLO

Si te aplicas acondicionador por todo el pelo, provocarás un gran exceso de grasa. Lo que debes hacer es aplicarte más en las puntas, y muy poco en el resto del cuero cabelludo.

9. NO TERMINAR EL BAÑO CON AGUA FRÍA

Los médicos suelen recomendar terminar el baño o la ducha con unos treinta segundos de agua fría, ya que ayuda a reforzar el sistema inmunológico.

10. ENREDARSE LA TOALLA EN LA CABEZA

Enredándote la toalla al rededor de la cabeza, le haces un daño inmenso a tu pelo. Esto no hace que se te seque el pelo... lo que realmente hace es romper el cabello y aumentar la dermatitis, si tienes la toalla enrrollada más de diez minutos. Lo que debes hacer es secarte el pelo con cuidado de no dañarlo, pero sin enrollarte la toalla.

Si quieres tener un pelo y una piel sana, aléjate de estos malos e insalubres hábitos que nada más que afectan a la salud. Y recuerda...

¡Si ayudarnos quieres, compartir este post debes!

Foto de portada: