18 cosas que entenderás si estás tratando de adelgazar

Por Q enero 8, 2017  más artículos
 
Después de los abusos de las fiestas, la báscula nos avisa de que necesitamos bajar unos kilitos que hemos cogido de más a base de comilonas y más comilonas... Pero, cuando decidimos ponernos a dieta, todos los astros de nuestro alrededor se confabulan para que cueste más de lo que debiera. Ya es duro hacer dieta, pero si sumamos algunos inconvenientes que se nos presentan en nuestro camino, parece algo más que imposible.
 
 
 
Si estás en ese momento, entenderás de lo que hablamos. Apúntate estas situaciones comunes que a todos nos pasa y que es mejor llevar con alegría y no amargarnos por los kilitos de más. Total, ya se irán ellos solos. ¡O eso esperamos!
 
 
1. Tan pronto como decides hacer dieta, todo el mundo quiere invitarte a comer
 
 
Y, claro, ¿cómo vas a decir que no a un evento tan interesante como saltarte la odiosa dieta?
 
 
2. A veces te obsesionas en exceso con contar las calorías
 
Y, al final, te das por vencida antes de tiempo.
 
 
3. Si tienes una amiga que no te permita saltarte el deporte, te resultará más fácil ponerte a ello 
 
Aunque puedes acabar agotada ¡Te avisamos! 
 
 
4. O puede que seas tú la que no quieras saltarte el gym
 
Y tus amigos los que esquiven todas tus llamadas y mensajes. ¡Horror! 
 
 
5. Cuando tus amigos apoyan tu decisión firmemente e intentan hacer dieta contigo... 
 
¡Aunque al final, la dieta se pierde por el camino a la cocina!   
 
 
6. El trabajo y la falta de tiempo para absolutamente todo...
 
 
Pueden arruinar tus cinco comidas al día para llevar la dieta equilibrada perfecta, y acabas tirando siempre de lo más fácil.
 
 
7. La báscula baja demasiado despacio
 
Normal si te pesas dos veces al día, y eso te arrastra a querer pecar. ¡No te desmotives! ¡Tú puedes!
8. El desayuno debe convertirse en la comida más importante del día
 
¡Sí, la teoría te la sabes de maravilla, pero tener que hincharte recién levantada es todo un suplicio! ¡Unos cereales y a volar!
 
 
9. Tu amiga tiene ya el culo más duro que una roca, y tú... 
 
Bueno, a tu ritmo... ¡No te desesperes! ¡Cada cuerpo es distinto y no debes compararte! ¡Márcate tus propios objetivos! ¡Reales!
 
 
10. La desmotivación va cogida de la mano de la infernal dieta
 
¡Tranquila! ¡Terminarás viendo los resultados! ¡Siempre y cuando no piques de más y hagas un poquito de ejercicio! ¡Ánimo!
 
 
11. La moderación es la clave 
  
Si sales a comer casi todos los días, córtalo a una vez cada 2 semanas. En lugar de tratar de ir al gimnasio todos los días cuando sabes de antemano que no lo vas a hacer, trata de comenzar con 2-3 días a la semana! La moderación ayuda de manera segura y feliz a llegar a la meta que te hayas marcado.
 
 
12. Si te marcas objetivos demasiado altos... 
 
¡Llega la frustración! Vayamos poco a poco... Puedes comenzar fácilmente con el objetivo de "encajar en tus pantalones vaqueros viejos."
 
 
13. Te da mucho miedo la pregunta: "¿Cómo va la dieta?"
 
¡Eso quisieras saber tú! 
 
 
14. Odias ir al gym y ver solo cuerpos esculturales marcando y haciéndose selfies
 
Pero, si a estas chicas no les hace falta sufrir en el gym... Y, ¿dónde se han metido todos los que son como yo? ¡En casa, claro, pasando de dietas!
 
 
15. A veces te preguntas cómo las personas que están en buena forma hacen que parezca tan fácil
 
Cuando, en realidad, es todo un tormento para tu cuerpecito.  
 
 
16. Los días de fiesta se convierten en una auténtica pesadilla 
 
 
¡Solo tomaré un trocito! ¡Estoy a dieta! Y tus amigos zampándose esos monumentales bizcochos que tan loca te vuelven.
 
 
17. El agua es tu nuevo mejor amigo
 
Vas con tu botellita a todos lados porque ya sabemos que el litro y medio no puede faltar. Eso sí, solo cuando haces dieta... El resto del año nos olvidamos la botellita en casa. ¡Ups!
 
 
18. A veces necesitas un recordatorio
  
¿Realmente necesitas adelgazar? ¿Lo haces por ti o por los demás? Lo importante es mantener una dieta equilibrada y saltártela de vez en cuando. Ante todo, sé feliz y si estás decidida... ¡Buena suerte y muchísimo ánimo!
 
Y recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!
 
Foto de portada: We heart it