El lobby del sexo silencia los abusos en el porno a golpe de feminismo

 3688
Por Deslenguada noviembre 11, 2017  más artículos

 

Hace unos meses, Ismael López publicaba por Internet #Escúpelo, donde contaba la historia de un joven periodista y su experiencia en el backstage del Cine X, siendo testigo de los abusos de la industria. Lo contaba, porque ya no existe tal libro, el que un día tuvo su sitio, su reconocimiento en las redes, sus entrevistas a Ismael para ahondar más en un tema tabú en este país. Pero, irónicamente, parece que muchos, entre ellos, Podemos, no lo recuerdan, o al menos fingen no conocer aquel libro que se basaba en la experiencia de un colaborador de la “industria” del porno en España, que hablaba de cómo funcionaba la prostitución con empresarios de primer nivel en todo el mundo, del consumo de drogas proporcionadas por las propias productoras o eventos y las consecuencias para las “trabajadoras”. También mencionaba el entramado empresarial y mediático que tiene detrás. El cómo se controla lo que se dice y también lo que se calla. Y el quién lo dice.

Si no les suena, es improbable que puedan conocerlo ya, porque el libro no existe, y prácticamente todos los enlaces que hablaban de ello han caído. Él tuvo que retirarlo de la red y afirma que la mayoría de artículos escritos sobre él también han sido despublicados (aunque no todos, aquí puedes leer uno imperdible junto con una compañera feminista). Varias colaboradoras que participaron en la difusión de Escúpelo también tuvieron que borrar sus escritos: "Por presiones del lobby de la pornografía se ha eliminado todo", asegura.

 

 

Afortunadamente, hace poco tiempo ya dimos a conocer la magnífica noticia de que en breve aparecerá publicado en papel, con todo lo que ello conlleve. 

“La trastienda del porno no son viajes y polvos sin fin, poliamor y buenas juergas, sino dinero negro, cuestionables condiciones laborales, y un negocio donde la única mujer que tiene cabida es la que responde a la normatividad heteropatriarcal y no le cuestiona ninguno de sus privilegios” I.L. #Escúpelo

 

Ismael López sigue luchando por poder dar luz a la verdad, por poder mostrar el mundo real que se esconde tras la pantomima que nos venden con la pornografía y su mundo de colores que, mira tú por donde, ahora también es feminista. Él relata esta historia contando su vivencia en un casting porno con la que busca desvelar el "funcionamiento corrupto de esta industria" y "promover el pensamiento crítico sobre el negocio". Fue cuando asistió a "un rodaje real" en el que vio diferentes abusos que decidiera alejarse por completo de este mundo y denunciar lo que vio y vivió.

Ismael cuenta que en los casting porno como en el que él estuvo "los hombres suelen pagar en torno a unos 1.000 euros por participar. Pero las mujeres no pagan, sino que cobran". De esta forma se esconden eventos de prostitución como si fuesen rodajes pornográficos o "eventos deluxe", afirma el autor (sobre este tema también nos habló Ismael López en el artículo que puedes leer aquí). 

 

“Me sorprende que no se hable más de los hilos que mueve la industria del porno en este país. No lo entiendo, pero sé por qué, hay mucho dinero en juego. No hay nada nuevo, pero algo en mi historia duele especialmente y se me escapa”, Ismael López para QFem

 

Estamos en un mes frenético de denuncias por abusos sexuales desde diferentes Industrias, la más sonada la del cine de Hollywood y la del Cine Español, seguidas del Deporte y el Periodismo. Pero cuando un valiente como Ismael denuncia los abusos sexuales del Cine X, esto parece no interesar o no ser rentable: "la brutalidad de los chicos durante las escenas sexuales era insoportable". Según él, vivió violencia durante el rodaje, vio quejas y vio que no se hizo nada.

El autor de estas verdades prohibidas por la Santa Industria del Cine X ha hablado para QFem y nos ha contado su preocupación por la dudosa inclinación de Podemos hacia este delicado tema, pues en la última entrevista/llamada que mantuvieron con Ismael, cuando parecía que la sangre iba a llegar al río, el partido morado se desvinculó por completo de la pornografía (dos fuentes distintas) y negaron estar a punto de ofrecerle un cargo político a una representante del lobby.

 

  qfem

 

Casualmente, las jornadas de igualdad y prevención de la violencia de género que promueve el Ayuntamiento de Ames (A Coruña) para el próximo 16 de noviembre, vienen cargadas de polémica por la elección de la actriz porno Amarna Miller, a quien el Concello, presidido por el socialista José Miñones, presenta como «youtubeira, cineasta de pornografía, escritora e activista pro-sex», que ofrecerá una conferencia-coloquio sobre pornografía ética y feminista.

En concreto, la formación local Pacto x Ames ha declarado que "no es la persona más adecuada para hablar de un tema tan serio y trascendente" "No es el mejor modelo de feminismo para ofrecer a la sociedad" a través de un comunicado. "El cine porno representa al patriarcado capitalista más rancio" y se inspira en "todo lo contrario a lo que significa la igualdad y la prevención de la violencia" contra la mujer. "Está lejos de representar lo que significa la lucha del movimiento feminista", ha enfatizado Pacto x Ames, que sitúa las "prioridades" en "la igualdad efectiva de los salarios" de hombres y mujeres, el "trabajo digno" para ellas, la "conciliación" y la "igualdad de oportunidades". 


Ya en mayo del 2016, en una charla bajo el título Sexo, porno y feminismo y en el que participó tanto Amarna Miller como la responsable del área de igualdad de Podemos, Clara Serra, la eurodiputada socialista Elena Valenciano alzaba la voz contra el acto.

">24 de mayo de 2016

 

No es la primera vez que el lobby utiliza la mala prensa para salir a flote y volver a estar en boca de todo el mundo. Al fin y al cabo, el sexo de pago tiene un mercado muy concreto, por mucho giro hacia el feminismo que pretendan dar, y al perfil putero le importa bien poco lo ético o auténtico de sus movimientos. Salvando las distancias, todo esto es un negocio, solo que en vez de tener camisetas donde pone "soy #feminista" se lo escriben a mujeres prostituídas en el cuerpo.

Es muy importante visibilizar el tema y que la sociedad entienda qué apoyamos y qué intenciones hay detrás de lo que aplaudimos o, simplemente, obviamos porque parece no ir con nosotras y nosotros. La pornografía no tiene nada que ver con la sexualidad, es simple ficción que repite una y otra vez un modelo basado en el poder y la sumisión que se aleja con creces de la realidad.

Pero parece que, con todas las conexiones que puede tener Podemos o PSOE, no les faltarán historias de todo lo que ocurre en Europa del Este, y de lo que viven las adolescentes atraídas por el modelo de “puta feliz” a su primera escena y, probablemente, la última. Entiendo que darles voz a ellas, quizás no encaje en su agenda. Cuando solo denunciamos el fraude fiscal en política externa, pero no en quien lleva vuestro sello, mal vamos.

 

 

Recuerda... ¡Si ayudarnos a crecer quieres, compartir este post debes!

Fuentes: publico.es
               lavozdegalicia.es
               qfem.es
               20minutos.es
Foto de portada: infobae.com